Publicidad

El abecedario de las secuencias genéticas se expande y trae nuevos retos

El abecedario de las secuencias genéticas se expande y trae nuevos retos
36 comentarios

Publicidad

Quince años de investigación llegan a su fin para un grupo de biólogos de La Jolla, California. Su trabajo puede ser el primer paso para cambiar la forma en la que se entiende la genética. Sé que suena pretencioso pero es que el avance que han logrado es muy significativo: crear una célula con seis letras en su secuencia genética.

Una secuencia genética se compone siempre de cuatro letras: A, T, C y G. Cada una de ellas representa un fragmento de ADN. Como ya sabéis, esta molécula es la que se encarga de almacenar la información necesaria para el desarrollo y funcionamiento de todos los organismos vivos. ¿Qué pasa cuando introducimos dos letras más? Que las posibilidades se multiplican.

Secuencias genéticas más complejas

Más letras, más combinaciones. Suena sencillo pero a este grupo de investigadores les ha costado quince años de su carrera investigadora lograr introducir un par de letras más a la secuencia genética de una célula. Pensad, si me permiten los biólogos la combinación, en la cantidad de palabras que podemos componer con seis letras y cuántas con cuatro.

Este equipo de investigadores ha tenido que superar dos grandes retos para asegurarse que la introducción de dos nuevas letras era efectiva. Los componentes del ADN son secuencias con instrucciones para crear proteínas al transcribir el ADN en ARN y después utilizando este último como plantilla para crear el resto. Cuando una célula se divide también copia su ADN. El objetivo: que las que se añaden se mantuvieran.

Ahora bien, esto es sólo el principio y toca seguir investigando para conocer las implicaciones reales de este avance en la biología. De acuerdo, este grupo de investigadores ha logrado introducir dos letras en una célula pero ¿puede ser esto efectivo en organismos más complejos? De momento unas pruebas en una bacteria demuestran que sí, aunque el crecimiento fuera un poco menor.

Un avance importante cuya importancia se quede dentro del mundo de la biología y sus investigadores. ¿Algún riesgo de que este descubrimiento se les vaya de las manos a algún científico y que cree un desmadre más propio de una película de ciencia ficción? Sus descubridores dicen que podemos seguir durmiendo tranquilos.

Vía | Nature

Más información | Synthorx

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios