Compartir
Publicidad

¡Teletranspórtame, Scotty!... ¿Scotty?

¡Teletranspórtame, Scotty!... ¿Scotty?
51 Comentarios
Publicidad

Desde que Star Trek hiciera célebre esa frase, muchos han soñado con poder teletransportar objetos inanimados y, cómo no, seres vivos, incluyendo a los seres humanos. Algunos descubrimientos parecían apuntar a que podría haber una luz al final del túnel en este tipo de proyectos, pero ahora un grupo de físicos han explicado que este tipo de sistema es impracticable, al menos con seres humanos.

En el Journal of Special Physics Topics este grupo de expertos señalaron los grandes problemas que existirían en un proyecto de este tipo, y que sobre todo se centran en la inmensa cantidad de información que necesitaría ser transmtida entre el origan y el destino. En ese artículo se indica que el genoma humano hace que necesitemos almacenar 1,2x10^10 bits por célula. Aunque teóricamente solo se necesitaría una célula para reconstruir a una persona, también habría que reconstruir el estado del cerebro.

El llamado teorema del Límite de Berkenstein permite calcular la cantidad de datos necesarias para reconstruir el cerebro humano a nivel cuántico, que sería de 2,6 x 10^42 bits. Pero en esa reconstrucción podría haber errores por interferencias y ruidos en la transmisión, lo que haría necesaria una cantidad aún mayor, que en total sería de 4,55 x 10^42 bits.

Y por el momento --quién sabe qué ocurrirá en el futuro-- esa cantidad de datos es inasumible para los métodos de transmisión de datos actuales. En el mejor de los casos tardaríamos 4,85 x 10^15 años en transmitir esa cantidad de información. A ello se suman las necesidades energéticas: el transmisor encargado de realizar ese "teletransporte" utilizaría 5,76 MWhrs, lo que se suma a ese gran problema del ancho de banda.

Vía | Slate Más información | Journal of Physics Special Topics (PDF) Xataka Ciencia | Teletranspórtame, Scotty

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio