Este tejido orgánico ha sido fabricado en un laboratorio, y ha desarrollado sus propios ojos primitivos

Este tejido orgánico ha sido fabricado en un laboratorio, y ha desarrollado sus propios ojos primitivos
17 comentarios

Con la ayuda de células madres capaces de desarrollarse para ofrecer distintas funciones, un equipo de investigadores ha creado una especie de "mini cerebro". Esta pequeña masa que imita las funciones del cerebro no paró ahí, sino que desarrolló sus propias estructuras ópticas capaces de reaccionar a la luz. Lo más similar a lo que ocurrió con el origen de los primeros animales.

El estudio, publicado en Cell Stem Cell, demuestra cómo el experimento permitió recrear lo que ocurre en los embriones. Cuando el embrión crece en el interior del vientre desarrolla los primeros órganos, entre ellos los ojos. Estudios como este permiten estudiar mejoras las interacciones entre cerebro y ojos durante el desarrollo del embrión.

De células independientes a un sistema óptico conectado

Según reflejan, el primer día del experimento las células madres eran simplemente puntos desconectados, células independientes en un espacio común. Poco a poco las cosas cambiaron, para el día 10 ya habían formado una neurosfera o grupo de tejido celular.

Cuando estaban a punto de cumplir un mes, el gran tejido ya había desarrollado una estructura óptica básica. A los dos meses se habían desarrollado vesículas ópticas completas, que son la base de los ojos de los animales.

Development

Dentro de estos ojos primitivos se formaron redes de neuronas eléctricamente activas que reaccionaban a la luz. También desarrollaron lente y células cornéales como un ojo real.

Dice el estudio que de 314 mini cerebros que crecieron en el laboratorio, el 73% de ellos desarrollaron las estructuras ópticas. Los investigadores ahora buscan la forma de mantener estos organoides vivos durante más tiempo para realizar investigaciones más a largo plazo.

Pero, ¿para qué crecer mini cerebros en un laboratorio? Realmente es una práctica común, al igual que crecer otros órganos como el corazón, permite a los investigadores experimentar con diferentes técnicas o medicamentos que luego aplicar en humanos u otros animales. En este caso, entender mejor cómo se forman los ojos y cómo prevenir enfermedades desde el principio del crecimiento de los ojos.

Vía | ScienceAlert
Más información | Cell Stem Cell

Temas
Inicio