Publicidad

UPS ya es oficialmente una línea aérea: tiene luz verde en EE.UU. para operar su propia flota comercial de drones autónomos

UPS ya es oficialmente una línea aérea: tiene luz verde en EE.UU. para operar su propia flota comercial de drones autónomos
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

UPS acaba de convertirse en la primera empresa estadounidense a la que la FAA (la Agencia Federal de Aviación) autoriza para operar una flota comercial de drones, lo que le permitirá usarlos para entregar mercancías por todo el país integrándose de manera segura en el espacio aéreo.

El visto bueno de la FAA se produce después de que UPS se hubiera integrado en uno de los proyectos pilotos puestos en marcha por la actual administración para comprobar cómo podrían interactuar los drones con las personas cuyos vecindarios cruzan y con las otras naves con las que comparten espacio. Durante la realización de este proyecto piloto, los drones de UPS entregaron más de 1.100 muestras médicas en un hospital de Carolina del Norte.

Los drones responsables de todas esas entregas eran modelos autónomos fabricados por la startup Matternet: no eran operados directamente por un piloto, sino únicamente monitorizados, y se desplazaban por rutas de vuelo predeterminadas.

Hay que señalar que hace 4 años que Matternet viene colaborando con el servicio postal suizo en su propio proyecto piloto de reparto... un proyecto suspendido hace dos meses tras sufrir accidentes dos de los drones de Matternet.

El futuro de los drones de UPS (y de toda su industria)

Por ahora, las primeras operaciones comerciales de UPS seguirán enfocándose en la entrega de suministros sanitarios en campus médicos de todo Estados Unidos (más de un centenar en los próximos meses), pasando dentro de unos años a cubrir entregas de mercancías a consumidores.

A partir de este momento, la FAA permitirá a UPS hacer volar sus drones durante la noche y transportar paquetes de más de 55 libras (25 kilogramos), cosas que no tenían permitido hacer durante la vigencia del proyecto piloto. Seguirán, eso sí, sin poder sobrevolar zonas urbanas, como indica la normativa vigente de la FAA.

En declaraciones a la CNBC, el CEO de UPS, David Abney, se mostró convencido de que la evolución de la normativa terminaría ofreciendo oportunidades para distribuir en zonas residenciales. Y ello, a pesar de una encuesta realizada por el Pew Research Center en 2017 mostraba que el 54% de los estadounidenses se mostraban contrarios a esta posibilidad.

El siguiente vídeo muestra una prueba realizada en 2017 por UPS, al margen del proyecto piloto mencionado en este artículo:

Por ahora, Wing Aviation (propiedad de Alphabet, la matriz de Google), Amazon y Uber están también a la espera de recibir la misma certificación que UPS de manos de la FAA. Por ahora, siguen participando en sus propios proyectos piloto supervisados por ésta.

Según un estudio de Morgan Stanley, las aeronaves urbanas autónomas podrían convertirse en 2040 en una industria valorada en 1,5 billones de dólares (aunque esa categoría incluye no sólo estas naves no tripuladas de entrega de paquetes, sino también los drones de despegue y aterrizaje vertical (VTOL), los taxis voladores, vehículos aéreos no tripulados militares (UAV), etc).

Vía | Axios

Imagen | UPS

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir