Publicidad

Amazon busca proteger a sus empleados de accidentes dotándoles de una prenda que les hace visibles ante los robots

Amazon busca proteger a sus empleados de accidentes dotándoles de una prenda que les hace visibles ante los robots
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Amazon cuenta con más de medio millón de empleados y una parte significativa de los mismos trabajan en los centros logísticos que la compañía de Jeff Bezos tiene repartidos por todo el mundo. En los mismos, además,los empleados humanos deben convivir con en torno a 100.000 robots.

Y si bien éstos últimos suelen trabajar únicamente en zonas donde las personas no entran, esto no ocurre en ciertas ocasiones (relacionadas con labores de mantenimiento o reparación de mercancía), y la convivencia puede dar lugar a accidentes laborales:

"Los estudios nos indican que muchos accidentes con robots ocurren durante condiciones de trabajo no rutinarias, como la programación, el mantenimiento, las pruebas, la configuración o el ajuste".

"Durante muchas de estas operaciones, el trabajador puede estar temporalmente dentro del área de trabajo del robot, pudiendo inintencionadamente ocasionarle lesiones".

Para dificultar que esto llegue a ocurrir, la última solución puesta en marcha por ha sido el "Robotic Tech Vest" (RTV), una especie de combinación de cinturón y tirantes que se ha proporcionado a los empleados para mejorar su visibilidad ante las máquinas de su entorno más inmediato.

En resumen, Amazon piensa usar el RTV usar como un equivalente de alta tecnología de los chalecos reflectantes que usamos en nuestras carreteras.

El RTV sustituye al antiguo sistema, que permitía a los empleados delimitar físicamente la zona en la que se encontraban para que los robots no se acercasen. Ahora, por contra, el RTV permite que los robots detecten a los humanos desde lejos y actualicen su ruta sobre la marcha.

Amazon Espana Por Dentro

Amazon parece renunciar a los cobots

Amazon tomó la decisión de introducir este sistema (ya ha sido probado con éxito en 25 almacenes de la compañía) por aportar mucha mayor flexibilidad que el anterior, al proteger al empleado y no a su zona de trabajo.

Sin embargo, este movimiento va totalmente en contra del rumbo que muchos expertos en robótica previeron en lo relativo a la colaboración humano-robot.

Durante años, se han dado numerosos pasos en el desarrollo de 'cobots' o robots colaborativos: robots industriales capaces de trabajar "hombro con hombro" con los seres humanos, haciendo uso de sensores no sólo para optimizar el flujo de trabajo, sino para ser capaces de reaccionar a sus movimientos y evitar causarles daño por error.

Recientemente, por ejemplo, se anunciaron avances -como la posibilidad de dotar a los robots de metodologías basadas en el control adaptativo y la teoría de juegos- que permitían pensar en la posibilidad de consolidar a corto/medio plazo la presencia de cobots en almacenes y fábricas.

Sin embargo, este movimiento de Amazon sugiere que la mayor empresa de e-commerce y logística del mundo no ve rentable apostar por los cobots como vía para progresar en su automatización.

Por ahora, parece que lo más sencillo es modernizar los mecanismos que permiten que robots y humanos se eviten mutuamente en el lugar de trabajo.

Imágenes | Amazon & Álvaro ibáñez

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir