Compartir
Publicidad

Montar tu propia cámara analógica en un rato y sin entender de fotografía: así es la Lomography Konstruktor F

Montar tu propia cámara analógica en un rato y sin entender de fotografía: así es la Lomography Konstruktor F
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En paralelo a la mejora de los sensores y las cámaras fotográficas, la vuelta a la fotografía analógica se ha consolidado desde hace un tiempo como moda. Pero eso de revelar el carrete a la antigua usanza pasa a un segundo plano (o a la fase 2) cuando hablamos de montarte tu propia cámara SLR de carrete sin tener idea de fotografía y en algo más de una hora.

Esto es posible, y de hecho lo hemos comprobado recientemente adquiriendo una Lomography Konstruktor F. Un apellido que hace referencia a su principal característica: que sea una cámara de 35 mm como las de antaño, pero cuya construcción está en manos de su propietario. Nos hemos atrevido con ella y (spoiler alert) hemos hecho algunas instantáneas, te contamos cómo es la experiencia de montar tu propia cámara de carrete.

El montaje pasito a pasito

La cámara viene con un objetivo de 50 mm F10, la parte esencial del dispositivo junto al cuerpo que por suerte no implicará un gran montaje. Simplemente hemos de atornillar la lente a un anillo que será el soporte del objetivo en el cuerpo, fijándose en el frontal.

Tiempo requerido: unos 15 minutos.

Lomography Kit Éste es el aspecto del packaging con todos los elementos incluidos.

El segundo paso será montar el visor. En este caso obviamente no vamos a tener un LCD como las cámaras "modernas", pero se trata de un visor bastante particular que nos muestra la escena a través de una lupa una vez lo desplegamos hacia arriba.

Tiempo requerido: unos 12 minutos.

Lomography Visor

El cuerpo es de plástico y aparentemente sencillo, pero su montaje resulta ser la parte más complicada por tener que ajustar una serie de muelles y tornillos en el frontal del cuerpo. Tras esto, se ha de incorporar el sistema de espejos (con dos modos de disparo, velocidad de obturación de 1/80 y BULB) para cubrir finalmente con la parte trasera de la cámara, con la ventaja de que dicho sistema venga ya montado.

Tiempo requerido: unos 17 minutos para el cuerpo y unos 20 para encajarlo todo.

Lomography Cuerpo

Los últimos pasos son montar el perno para hacer correr el carrete (con cada disparo que se haga, dosis nostálgica aquí también) y los extras de personalización, entre los que están las pegatinas y piezas opcionales como el flash u otras lentes. Esto es muy sencillo sobre todo si comparamos con lo anterior, aquí nos ocupará más tiempo si a caso dar con el diseño o la configuración que prefiramos según nuestro gusto.

Tiempo requerido: unos 9 minutos el perno y unos 20 minutos la personalización (con flash)

Di "Patata", pero espera a que pase la foto

Así, en total nos ha costado más o menos 1 hora y 45 minutos montar la que puede ser nuestra nueva cámara personal, y aunque esto es bastante entretenido quedaba aún la parte más importante: comprobar que lo hemos hecho bien. Aquí dependerá de si tenemos medios para hacer un revelado analógico o conocemos algún sitio que lo haga, dado que recordamos que la cámara funciona con una película de 35 milímetros.

Galeria Lomography 05 Imagen tomada con la Lomography Konstruktor F.

En este caso os hemos digitalizado las fotos para que veáis el resultado de las pruebas. Aunque puede que las fotos no sean de la calidad esperada (o no tan bonitas como las de las muestras de Lomograpy), la cámara funcionó y pudimos disparar una serie de instantáneas (aunque como podemos ver en el vídeo, encuadrar no resulta demasiado fácil y requiere acostumbrarse a ese curioso visor).

Si os atrevéis, podéis adquirir la Lomography Konstruktor desde su página web por 39 euros. Un precio relativamente reducido teniendo en cuenta que se trata de una cámara fotográfica analógica completamente funcional, si bien hemos de esperar una calidad acorde a este bajo coste, y la motivación para adquirirla es más el hecho de que se trata de un DIY que de la propia experiencia posterior.

En Xataka | Sigo haciendo foto analógica: cómo y por qué no me he pasado a digital

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos