Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Detrás de los convertibles hay mucho más que una simple bisagra

Detrás de los convertibles hay mucho más que una simple bisagra
1 Comentarios
Publicidad

A veces, algunos de los mayores avances tecnológicos vienen posibilitados por simples decisiones en el diseño. Algo tan obvio como unir dos bloques rectangulares mediante un pasador metálico alberga más virtud de la que podríamos percibir. Porque gracias a estos pequeños cambios hoy contamos con nuevas formas de usar los gadgets de siempre.

Fijémonos en la cadena de un reloj —en esa que nos pellizca a veces la piel—: un sistema de piezas encajadas unas sobre otras, como escamas, logra una transición fluida al cerrar y abrir la cadena, se adapta a nuestros movimientos y contornos. Ahora intenta trasladar esta tecnología a un laptop tradicional y ya lo tienes: el portátil se ha convertido en “algo más”.

Más escenarios de uso, menos complicaciones

Bisagra Copia

Bajo esta mentalidad se han desarrollado los últimos tipos de bisagra en el mercado de los convertibles. Si nos fijamos en el Spin 5 de Acer, por ejemplo, por fuera sólo percibimos dos piezas muy parecidas a las de cualquier portátil. Por dentro esconden un cilindro de giro de 360° que permite cuatro modos de uso: portátil, tablet, pantalla (también llamada “escaparate”) y tent (en uve invertida, como las tiendas de campaña).

Cuatro escenarios que posibilitan un uso más amplio, más cómodo. Si la meta final de todo aparato electrónico es convivir en el día a día de la forma menos invasiva, más intuitiva posible, este es el camino. Y cada modelo plantea una nueva fórmula.

Si echamos un ojo al convertible Switch Alpha 12, nada de lo anterior sirve para este modelo: teclado y pantalla se conectan mediante un sistema de imanes. El teclado se engancha mediante una banda magnética de 6 puntos que sirve tanto de punto de conexión como de alimentador.

Y aún cuenta con dos bisagras laterales basadas en resortes que mantienen la estabilidad de la pantalla.

Vale, ¿y cuántos tipos de bisagra existen?

Desktop2

Una bisagra es un tipo de herraje que se compone por una única o varias piezas, unidas por algún tipo de eje central.

Y así, podemos rastrear los primeros vestigios hasta el siglo 1600 aC. —en los grandes portones de entrada a la ciudad de Hattusa, en una especie de émbolos incrustados sobre piedra—.

Las hemos visto en armaduras samuráis del siglo V, dentadas en estructuras para mover grandes bloques de piedra, citadas en el Antiguo Testamento y, aunque no se produjeron a nivel industrial hasta el siglo XIX —gracias a Charles Hager, fundador de Hager Hardware, entre otros—, se podría decir que es uno de esos elementos que siempre nos han acompañado. Algo tan rutinario a lo que cuesta una mirada dedicada.

Portadilla

Llámalo gozne o pernio, según su geografía, existen un buen puñado de soluciones. Bisagras de libro: aquellas típicas que veremos en distintos mobiliarios, ya sean de latón, o en ramal.

De piano, las desmontables de pasador central, como las de pernio —vistas en las puertas de millones de hogares—, y todas esas bisagras semiocultas, escondidas bajo un cilindro, ideal para espacios estrechos donde la hoja debe empotrarse, como las de cazoleta y otras producidas mediante fresadora.

En la industria tecnológica se comenzaron a usar las de doble acción, con un sistema similar a un muelle que hace que se plieguen automáticamente. Hoy día, las bisagras de presión son las más habituales por su bajo coste. Pero a estos sistemas hay que sumar los surgidos más recientemente: de tipo imán, cadena de reloj o el modelo “tijera”. Sí, hay vasto mundo detrás.

¿Y en qué se diferencian?

Bisagra 1

Si ponemos nuestra mirada sobre las dos bisagras más populares en los convertibles actuales, las de cadena de reloj (plegables) frente a las de control de presión, la principal diferencia «es el ángulo de apertura, ya que las bisagras de cadena de reloj ofrecen una mayor estabilidad de la pantalla por lo que permite utilizar el equipo en ángulos superiores de 165º», como apuntan desde Acer.

La segunda diferencia la encontramos en el uso de materiales menos habituales, dejando el plástico rígido a cambio de materiales igual de ligeros pero mucho más resistentes, apostando también por una estética más cuidada. En ningún caso esto incide en el rendimiento del equipo. Una rótula de plástico simplemente tendrá menor resistencia y estabilidad que una bisagra metálica. Y esto es algo que se ha logrado escalar e implementar en portátiles.

Como señalan desde Acer, «para desarrollar estos modelos se llevan a cabo una serie de estudios previos: se tienen en cuenta características como el peso, las dimensiones y hardware a utilizar. Para optimizar el peso se utilizan materiales ligeros (aluminio, plástico, aleaciones de magnesio…)».

Girando hacia adelante

Switch 5 Overview Features Large

Que antes no se pudieran realizar giros de 165°-180° y ahora sí viene determinado por la aparición de tecnologías como las bisagras de cadena de reloj. Esta tecnología no es nueva, claro: se basa en la estructura fundamental de los eslabones de una cadena, con pasadores por cada pliegue.

Que un convertible pueda transformarse en tres o cuatro variantes no atiende a un capricho exhibicionista: nacen para acoplarse a las necesidades de distintos usuarios. Durante años las pantallas no eran más que eso, expositores.

Hoy día, gracias a la tecnología táctil y los lápices inteligentes  —como el stylus Active Pen, con 1.024 niveles de presión que incluyen de serie todos los Switch Alpha 12 de Acer— son el cuaderno de instituto, la pantalla de cine, la oficina portátil y lo que cada uno quiera o pueda llevar encima.

Maxresdefault

¿Planeas dibujar? Muy bien: con este tipo de convertibles puedes esconder el teclado bajo la misma pantalla, plegado gracias a una bisagra de 360°, y centrarte en ilustrar, diseñar o garabatear notas. ¿Quieres sentarte el convertible sobre las piernas y zamparte media temporada de Alice Grace en Netflix? Sin problema, en modo escaparate, backflipping, y a disfrutar. Y esta pluralidad de uso se la debemos a estas simples piececitas.

Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos