El váter de la Crew Dragon está roto: los astronautas que vuelven de la Estación Espacial Internacional tendrán que orinarse encima

El váter de la Crew Dragon está roto: los astronautas que vuelven de la Estación Espacial Internacional tendrán que orinarse encima
27 comentarios

Viajar al espacio debe ser increíble, pero hay cuestiones mundanas en esas misiones que pueden acabar dando muchos problemas. Por ejemplo, que se rompa el inodoro que usan los astronautas de la Crew Dragon.

Es lo que la NASA ha descubierto recientemente en las cápsulas de SpaceX: hay una filtración en ese singular váter espacial, lo que obligará a que los astronautas que tienen que volver de la Estación Espacial Internacional (ISS) tengan que orinarse encima.

Un viaje de vuelta incómodo

SpaceX descubrió un problema con el inodoro de sus Crew Dragon en una cápsula distinta el mes pasado. Uno de los tubos que llevaba la orina a unos tanques de almacenamiento se despegó y provocó que la orina se derramara por debajo del suelo de la cápsula.

Inodoro
El inodoro de la cápsula Crew Dragon no es un inodoro al uso: se puede observar en la parte superior derecha de esta imagen tomada por el astronauta francés Thomas Pesquet.

Los ingenieros de SpaceX comprobaron que no había daños adicionales —la aleación de aluminio usada resistía sin problemas una potencial corrosión— y arreglaron el problema en las cápsulas restantes salvo una: la Endeavour, que llegó a la ISS en abril con cuatro astronautas a bordo, que como se comprobó tenía el mismo problema.

El responsable del Commercial Crew Program de la NASA, Steve Stich, indicó que para la vuelta a casa de los astronautas, que se producirá este mes, los astronautas tendrían que usar "su ropa interior", o lo que es lo mismo, hacérselo encima.

En la NASA están planificando el mejor momento para ese viaje de vuelta, porque será entonces cuando los astronautas tengan que acudir a esa incómoda alternativa.

De momento pueden usar sin problemas los baños de la ISS, aunque uno de ellos también tuvo problemas en 2019, cuando una fuga en una de los inodoros provocó la pérdida de 9,5 litros de agua en gravedad cero.

Las dos Crew Dragon que han vuelto hasta ahora desde la ISS tuvieron vuelos con duración muy distinta: el primero tardó 19 horas en volver, mientras que el segundo solo tardó seis. No se esperan problemas en esa misión de vuelta, pero sí que quizás el trayecto sea más incómodo para los astronautas que tripulan esa cápsula.

Vía | CNN

Temas
Inicio