Publicidad

La sonda china Chang'e 4 aluniza con éxito en el lado oculto de la Luna por primera vez en la historia

La sonda china Chang'e 4 aluniza con éxito en el lado oculto de la Luna por primera vez en la historia
27 comentarios

Publicidad

Publicidad

A veces es más fácil enterarse de lo que ocurre en los confines del universo que de lo concerniente a China, pero por suerte la información a veces trasciende gracias a los medios locales. Y esta vez lo que han confirmado es que la sonda Chang'e 4 ha llegado a la cara oculta de la Luna.

De este modo se convierte en el primer vehículo fabricado por el ser humano que logra posar sobre esta zona, haciendo un alunizaje histórico. Lo ha hecho en la Cuenca de Aitken, el cráter más antiguo, hondo y extenso de la Luna situado en el polo sur.

Otro pequeño paso para el ser humano, pero el tanto se lo lleva China

Fue la Administración Nacional del Espacio de China (ANEC) la que confirmaba el hito, lo cual trascendía a la prensa gracias a la cadena estatal CCTV (tras un primer momento de confusión debido a los tweets borrados por parte de los medios China Daily y CGTN). Según esta información Chang'e 4 pisaba suelo lunar a las 10:26 locales (2:26 GMT) del 3 de enero.

La cadena además twitteaba una imagen que muestra la primera imagen tomada de este lado del satélite terrestre por parte de la sonda. Algo que ya se había logrado antes, pero hasta ahora no se había podido alunizar en este lado.

El objetivo de la misión Chang'e 4, bautizada así por la diosa que vive en la Luna según la leyenda china, es analizar la composición mineral de esta región y tomar muestras, midiendo la radiación de neutrones y átomos neutrales. El interés en este cráter se basa en la idea de que se formó durante una colisión gigantesca cuando la Luna era aún muy joven, con lo cual se espera encontrar material del interior del satélite que pueda aportar información sobre la formación del mismo.

Un interés histórico (y geopolítico)

Se trata de un hecho histórico a nivel astronómico, aunque es inevitable que haya connotaciones políticas. Como las que apunta Malcolm Davis (analista de estrategia defensiva en el Instituto de de Política Estratégica de Australia) en The Guardian, hablando de que no se trata sólo de un logro científico, sino de que China haya logrado algo que otros (Rusia y Estados Unidos) no.

Pero al margen de esto, lo que se ha logrado de momento es aterrizar en ese lado de la Luna que nunca podemos ver desde la Tierra debido a la rotación sincrónica, el efecto causado por la lentitud de giro del satélite (la Luna tarda tanto en girar sobre su propio eje como en completar una órbita a la Tierra). El programa de la agencia espacial china tiene como meta final que haya una misión tripulada a la Luna, aunque no hay aún una fecha clara (según El Mundo algunos expertos lo sitúan en el año 2036).

Imagen | Jim Bridenstine

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir