Publicidad

El fascinante caso de la estrella de neutrones desaparecida hace 32 años y que finalmente ha sido localizada

El fascinante caso de la estrella de neutrones desaparecida hace 32 años y que finalmente ha sido localizada
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

El 23 de febrero de 1987 se pudo observar desde la Tierra y a simple vista como una supernova iluminaba el cielo. Fue bautizada como la Supernova 1987A y se trató de un evento que no ocurría desde 1604, según los registros. Tras esta impresionante explosión, los astrónomos habían pronosticado la creación de una estrella de neutrones llena de energía, pero durante 32 años dicha estrella no había podido ser localizada, hasta ahora.

Las teorías sobre las supernovas van por buen camino

La Supernova 1987A fue un evento único que se originó relativamente cerca, a unos 168.000 años luz de distancia, en la Gran Nube de Magallanes, una galaxia enana que orbita la Vía Láctea. El estallido fue de tal potencia, que se estima arrojó energía equivalente a 100 millones de soles, por lo que fue posible verla en nuestro cielo nocturno.

Debido a esta brutal cantidad de energía, el brillo en el cielo se mantuvo durante varios meses. Una vez que desapareció de nuestra vista, el remanente de la explosión se convirtió en una nube de polvo y gas que los astrónomos han seguido estudiando desde entonces.

Los científicos buscaban dentro de esta nube una estrella de neutrones, ya que la teoría apuntaba a que una supernova con tal cantidad de masa y energía debería haber colapsado para dar vida a este objeto pequeño, denso y lleno de energía, que debería haber sido difícil de pasar por alto.

Sin embargo, durante 32 años dicha estrella de neutrones no aparecía por ningún lado. Unos astrónomos estaban convencidos que tenía que estar sumergida dentro de la nube de polvo, mientras otros apuntaban a que posiblemente podría haber colapsado en un agujero negro. Pero los más pesimistas empezaron a cuestionar las teorías que tenemos sobre supernovas, que podrían estar completamente equivocadas, y la realidad es que no quedó nada en absoluto tras la explosión.

Más de 32 años después, finamente tenemos una respuesta. Investigadores de la Universidad de Cardiff, como parte de un nuevo estudio, afirman haber encontrado la estrella de neutrones que nació de la Supernova 1987A.

Según la información, la estrella de neutrones estaba escondida en la densa nube de polvo, y para conseguirlo usaron el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), en Chile, un observatorio que es capaz de analizar longitudes de onda submilimétricas. Con esto, se dieron a la tarea de examinar el remanente de la supernova y encontraron que una cierta parte del polvo parecía más brillante que el resto.

Mikako Matsuura, responsable del estudio, mencionó:

"Aunque la luz de la estrella de neutrones es absorbida por la nube de polvo que la rodea, esto a su vez hace que la nube brille en luz submilimétrica, que ahora es posible observar usando el extremadamente sensible telescopio ALMA."

Este hallazgo no sólo proporciona nuevos datos para estudiar supernovas, sino también ayuda a dar un poco de calma al confirmar que las actuales teorías que existen sobre las supernovas son acertadas. Los astrónomos pronostican que la nube de polvo podría comenzar a dispersarse en un futuro, lo que haría que la estrella de neutrones se pueda ver directamente.

Imagen de portada | ESO/L. Calçada

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir