Compartir
Publicidad

El satélite Eutelsat Quantum Está preparado para "copiar" el funcionamiento de cualquier otro

El satélite Eutelsat Quantum Está preparado para "copiar" el funcionamiento de cualquier otro
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras un primer anuncio a finales del año pasado, el satélite Eutelsat Quantum ya está listo para convertirse en una realidad. Y no hablamos de un satélite cualquiera sino de uno que presenta una interesantísima funcionalidad: es capaz de reconfigurarse en el espacio.

Este modelo de satélite será construido en el Reino Unido, y se trata de un proyecto de la ESA de 250 millones de euros en la que colaboran dos empresas privadas de renombre: los franceses de Eutelsat y el fabricante Airbus. El nuevo satélite está previsto que pueda ponerse en órbita en 2018, y lo podrá hacer usando diferentes tipos de cohetes de lanzamiento, uno de los aspectos que se ha potenciado para convertirlo en algo parecido a un satélite universal.

Un satélite que se reconfigura a demanda

El mayor valor de este Eutelsat Quantum hay que buscarlo en la carga útil. Esa serie de elementos diseñados para recibir y transmitir las señales (tanto antenas de comunicaciones como repetidores) son ahora configurables y no serán fijados en Tierra. Así, a través de su software podrá ser personalizado tanto en cobertura, como ancho de banda, potencia o frecuencia. La clave está en el diseño de algunas de sus antenas, cuya forma no queda definida en el proceso de fabricación sino que pueden variar de forma electrónica una vez en órbita.

Quantum Airbus4x3

El cliente, ya sea privado o público, tendrá en sus manos determinar la forma, la orientación y la potencia de las coberturas, asi como el plan de frecuencias, adaptándose de forma dinámica. Con esta habilidad este satélite podrá operar en cualquier región del mundo e incluso copiar o complementar cualquier otro satélite en órbita geoestacionaria.

Sus usos principales serán en los campos de las comunicaciones, el tráfico de datos (se podrá adecuar en cada momento a las necesidades o carga de las operadoras) o tareas de diferentes entidades y gobiernos. Es este último caso, la flexibilidad del satélite otorga una ventana importante de mejora para seguridad o gestión de catástrofes al permitir una respuesta más rápida y según las necesidades concretas.

Más información | ESA.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio