Compartir
Publicidad

Esta startup dice poder eliminar el CO2 del aire mientras crea combustibles ecológicos

Esta startup dice poder eliminar el CO2 del aire mientras crea combustibles ecológicos
49 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La startup canadiense Carbon Engineering, financiada por el propio Bill Gates, ha construido una planta en Vancouver capaz de extraer el CO2 del aire. Lo hace capturando el aire mediante ventiladores gigantes, y utiliza una serie de procesos químicos para filtrar el dióxido de carbono y convertirlo en pequeños gránulos.

La apertura de esta planta, cuya fabricación costó 9 millones de dólares, fue escenificada el pasado viernes con la bendición de la nación aborigen Squamish, aunque lleva operando desde el pasado mes de junio. Desde entonces ha sido capaz capturar diez toneladas de CO2, al cual se le puede añadir hidrógeno para producir el combustible ecológico.

Creando energía verde mientras se limpia el aire

Captura De Pantalla 325

La idea de la startup es la de generar energías limpias, y hacerlo eliminando de paso el dióxido de carbono emitido por los vehículos a la atmósfera. Su sistema captura el aire utilizando unos ventiladores gigantes, y se le aplica un líquido especial para absorber el CO2, el cual se desliza hacia abajo por la gravedad y se convierte en pequeños y manejables gránulos.

Carbon Engineering fue fundado en el año 2009 por el científico del clima David Keith de la universidad de Harvard. Adrian Corless, director ejecutivo de la empresa asegura que es la primera vez que alguien consigue una tecnología que puede capturar el CO2 del aire y es capaz de recrearse a una escala lo suficientemente grande como para ser relevante a nivel medioambiental.

La empresa pretende competir con otras energías limpias como la solar. Para ello dice tener a su favor el hecho de que no sólo es capaz de crear un combustible limpio, sino que en el proceso también consigue limpiar el aire que respiramos y combatir de esta manera el cambio climático.

Los planes de Carbon Engineering pasan ahora por fabricar una nueva planta comercial valorada en 200 millones de dólares durante el 2017, y que esta empiece a sintetizar combustible en 2018. Según la empresa, su nueva planta debería ser capaz de producir entre 200 y 400 litros diarios de gasolina o diésel que pueda ser utilizado por coches o aviones.

Vía | AFP
En Xataka | Suecia tiene un plan para ser el primer país en prescindir de los combustibles fósiles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio