Las baterías de arena pueden almacenar energía durante meses. Finlandia ya ha empezado a utilizarlas

Las baterías de arena pueden almacenar energía durante meses. Finlandia ya ha empezado a utilizarlas
23 Comentarios

Finlandia es el primer país en utilizar baterías de arena. Un nuevo tipo de batería que permite almacenar energía durante meses, según describe la BBC, quien ha podido visitar las instalaciones de la empresa Polar Night Energy.

El problema con la energía solar o la eólica es que no siempre coincide su captación con su uso. Por ello los sistemas de almacenamiento de energía son tan importantes. Para poder retener esta energía y utilizarla cuando mejor interese. Ahora, estos investigadores finlandeses han creado una solución comercial que permite almacenar energía durante meses usando una materia tan económica como la arena.

100 toneladas de arena a 500ºC para almacenar energía

Pne Vatajankoski Heat Storage Ready

En vez de mover electrones, las baterías de arena usan calentamiento resistivo para aumentar la temperatura del aire. Este luego se transfiere a la arena a través de un intercambiador de calor. Bajo este sistema, una gran pila de arena puede actuar a efectos prácticos como una batería.

En este caso el tamaño es relevante, con unas dimensiones de casi 7 metros de altura. Polar Night Energy ha construido almacenes con unas 100 toneladas de arena que alcanzan hasta los 500 grados centígrados. El beneficio es que esta gran "batería" permite almacenar la energía durante meses con una eficiencia del 99%, lo que lo convertiría en un interesante sistema de almacenamiento a largo plazo.

La potencia nominal de este sistema es de 100 kW, con una capacidad total de 8 MWh de energía. Según describe Polar Night Energy, tienen la capacidad de aumentar la capacidad hasta 20 gigavatios hora.

La primera batería de arena se ha construido en el pueblo de Kankaanpää, al oeste de Finlandia. De la construcción de estos almacenes no se ha descrito cuánto cuestan, pero sí se promociona la idea de que la arena es un material mucho más económico que el litio. Con la ventaja añadida de que sirve cualquier arena.

Arena

Según explica la compañía, el coste es de aproximadamente unos 10 euros por kilovatio hora, mientras que una vez construido el mantenimiento es mínimo.

En la contrapartida se encuentra que poner en marcha este sistema requiere de una elevada cantidad de energía. En función de cuánto interés haya en retener energía durante meses, habría que hacer cuentas para ver si interesa. Posibles aplicaciones son industrias o edificios para los que se desee mantener energía constante.

Imagen | Mehdi MeSSrro

Temas
Inicio