FedEx estuvo a punto quebrar en los 80, así que su CEO apostó lo poco que le quedaba en Las Vegas. Y salió bien

  • La escapa del fundador de FedEx a Las Vegas para salvar la empresa es una de las anécdotas más divertidas del mundo empresarial

  • A día de hoy, FedEx es una empresa con más de 500.000 empleados y su CEO, Fred Smith, tiene una fortuna de 5.300 millones de dólares

Fedex
9 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Detrás de algunas de las empresas más conocidas del mundo hay historias interesantísimas. Por ejemplo, Samsung empezó vendiendo pescado seco, Nokia vendía pasta de madera para hacer papel y Play Doh, la marca de plastilina, surgió de un intento fallido de hacer un limpiador de hollín para paredes. Historias como estas hay muchísimas y hoy vamos a conocer una más: la de FedEx, o mejor dicho, la de cómo FedEx estuvo a punto de entrar en bancarrota y de cómo su CEO la salvó de la forma más peculiar.

Jugándoselo todo en los casinos de Las Vegas.

El origen de FedEx. La conocidísima empresa de paquetería fue fundada en el año 1971 por Frederick W. Smith. Nacido en el año 1944 en Marks, Mississipi, Fred nació en el seno de una familia adinerada. Su padre era el fundador de Toddle House (una cadena de restaurantes) y Smith Motor Coach Company, una empresa de transporte de personas por carretera.

Brad Smith

Durante su etapa de estudiante de Economía en la Universidad de Yale, Smith esbozó un servicio de entrega al día siguiente basado en el uso de aviones y vehículos de motor. Ciertas fuentes señalan que fue para un trabajo de clase y que solo sacó una C (equivalente a un 5-6 en nuestro sistema de puntuación), aunque Smith ha confesado en algunas entrevistas no recordar la nota.

Servicio militar. Tras graduarse, Smith tuvo que hacer el servicio militar. Sirvió en los marines durante tres años, tiempo durante el cual voló en el asiento trasero de un OV-10 y llevó a cabo dos misiones en el sur de Vietnam. Dejó el ejército con honores y como capitán con varias condecoraciones en 1969. En 1970 compró una participación mayoritaria en una empresa de mantenimiento de aviones, Ark Aviation Sales, y en 1971 empezó a dedicarse a comerciar con aviones usados.

Herencia. Fue también en el año 1971 cuando Smith recibió una herencia familiar de cuatro millones de dólares. Ajustando a la inflación equivaldrían hoy a 31,7 millones de dólares. Además, también consiguió levantar 80 millones de dólares de financiación privada que hoy equivaldrían a 633,8 millones de dólares. Con ese dinero, un pastizal antes y ahora, Smith fundó Federal Express (más tarde FedEx Express) y compró una flota de 14 Falcon 20 (DSA-20).

Lo de Federal Express tenía sentido: el nombre desprendía interés en la actividad económica nacional y esperaba que hiciese mella en el Banco de la Reserva Federal, un potencial gran cliente.

Cajas con la marca de FedEx | Imagen: FedEx Cajas con la marca de FedEx | Imagen: FedEx

La semilla de FedEx. La compañía se fundó en Little Rock, Arkansas, en el año 1971, pero no comenzó a funcionar hasta el 18 de abril de 1973. En su primer día de operaciones, FedEx transportó 186 paquetes a 25 ciudades estadounidenses en sus 14 aviones.  ¿Qué más pasó en el año 1973? La Guerra de Yom Kipur, que supuso un embargo petrolero a Occidente y un importante aumento del precio del combustible.

Deudas. Según la revista Entreprenur, FedEx estaba perdiendo alrededor de un millón de dólares mensuales en 1974 (ajustados serían unos 6,8 millones de dólares actuales). Las deudas llevaron a Smith a pedir más dinero a sus inversores, los cuales denegaron el préstamo. FedEx necesitaba 24.000 dólares para comprar combustible y en las arcas de la compañía solo quedaban 5.000 dólares, así que Fred Smith hizo una jugada de lo más arriesgada.

Se fue a Las Vegas. En un movimiento que se mueve en la fina línea roja que separa lo legal de lo ilegal; la voluntad de mantener la empresa a flote y la más tremenda insensatez, Smith cogió esos 5.000 dólares y se los llevó a Las Vegas, una ciudad que respira dinero. Dinero de los perdedores, para ser exactos. Smith pasó el fin de semana en los casinos y ganó 27.000 dólares jugando al blackjack.

Interior del Bellagio en Las Vegas | Imagen: Xataka Interior del Bellagio en Las Vegas | Imagen: Xataka

Winner, Winner, Chicken Dinner. Teniendo en cuenta la inflación, el CEO de FedEx se plantó en la Capital de las Segundas Oportunidades con algo más de 34.000 dólares y volvió con más de 184.000 dólares, suficiente para pagar las deudas y mantener la empresa a flote una semana más. Según relata Smith en una entrevista, "en Vietnam jugamos mucho al póker y al blackjack, así que en ese momento yo era un buen jugador de blackjack".

Y se hizo el milagro. Días más tarde, Smith consiguió fondos por valor de 11 millones de dólares por parte de sus inversores, dinero suficiente para seguir operando. En 1977 compró siete Boeing 727 y en 1978 salió a bolsa como FDX. El resto, como suele decirse, es historia.

FedEx, hoy. Actualmente, FedEx es una empresa enorme que en el último año fiscal ha generado ingresos por valor 87.700 millones de dólares. Tiene más de 500.000 empleados, opera en más de 220 territorios y su flota asciende a 719 aviones (y unos 210.000 vehículos). Su CEO ya no es Fred Smith, sino Raj Subramaniam, aunque la fortuna del fundador no es para nada desdeñable: 5.300 millones de dólares, suficiente para construir tres Bellagio.

Imagen de portada | FedEx

En Xataka | Cuánto dinero tiene Amancio Ortega: cómo se distribuye la fortuna del hombre más rico de España

Inicio