Compartir
Publicidad

Emprender en el sector de la programación evitando a los vendehumos con David Bonilla (Insert Coin 1x06)

Emprender en el sector de la programación evitando a los vendehumos con David Bonilla (Insert Coin 1x06)
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Inteligencia artificial, Machine Learning, Blockchain, el mundo de la programación y el emprendimiento está cada vez más lleno de palabras clave. Ante este panorama, cada vez es más difícil definir una estrategia a la hora de lanzarse a crear tu propio negocio, lo que hace cada vez más importante tener las ideas bien claras.

De todo esto vamos a hablar con David Bonilla, CEO de Comalatech, el protagonista de nuestro sexto capítuloo de 'Insert Coin', nuestra sección mensual en la que entrevistamos a invitados de primer nivel relacionados con las materias que nos fascinan en Xataka. El programa en vídeo lo puedes ver a continuación, el cual es un resumen editado de la charla con nuestro invitado. Si quieres escuchar la entrevista entera puedes hacerlo en nuestros podcast de iTunes e iVoox.

David Bonilla es emprendedor en el sector de la programación y CEO de Comalatech, y con una experiencia de más de 15 años ha trabajado en empresas como Otogami, Atlassian o incluso BBVA. Sin embargo, el sólo se define como un chico que hace cosas, principalmente en Internet. Empezó en el mundo de la programación, pero se ha ido especializando a nivel de consultoría y de ayudar a la gente a crear sus propios proyectos.

Con él hablaremos de cuales son las reglas de oro que hay que tener en cuenta a la hora de lanzarse a emprender. También comentaremos cómo distinguir si una idea es buena o mala, hasta qué punto son importantes las tecnologías que se utilicen, y cuál es la formación que debemos tener si queremos lanzarnos a emprender en el mundo tecnológico.

Las tres reglas de oro del emprendimiento

Tablas De Ley

Se nos está vendiendo una idea muy romántica de lo que es emprender en el mundo tecnológico, y por eso, la primera pregunta para nuestro invitado es si es tan fácil triunfar en este sector como nos están vendiendo. La respuesta es clara: NO. De hecho, Bonilla considera que es complicadísimo, y que estadísticamente lo más probable es que te estrelles.

Por eso, a la hora de enfrentarte a un reto de estas características es importante tener las cosas claras. Para hacerlo, nuestro invitado nos da sus tres reglas de oro para el emprendedor. La primera es no saltar sin paracaídas, o como él mismo dijo que hizo en su día, tener "el suficiente dinero en el banco como para no ingresar nada en dos años". De esta manera, si todo sale mal te ahorrarás llevar cargas a la espalda en tus próximos proyectos.

La segunda regla de oro es emprender en algo que te guste. Esto es algo que Bonilla nos cuenta que sería lo primero que le recomendaría a alguien que va a emprender, ya que haciendo algo que te gusta y que te pueda dar ingresos es cuando te encuentras con una maravillosa tormenta perfecta.

Lo mejor es buscar un negocio en el que sepas cómo facturar desde el primer día.

Y la tercera regla es la de buscar ingresos desde el día uno. Con tanto humo en el mundo del emprendimiento, puedes estar tentado a jugártelo todo a largo plazo en alguno de los campos de moda. Pero nuestro invitado opina que lo mejor es buscar un negocio en el que comprendas perfectamente cómo se puede cobrar, cómo se puede facturar desde el primer día.

"Estos negocios que se montan y no tienes claro el modelo de negocio, o cómo el día de mañana vas a monetizar me parecen muy locos", dice. "Entonces es mi principal consejo, móntate algo en lo que puedas cobrar desde el día uno".

Más allá de estas reglas de oro, también es importante saber discernir si nuestro proyecto es bueno o malo. En este aspecto y al contrario de lo que se suele pensar, nuestro invitado considera que las palabras claves o tecnologías a utilizar son precisamente las partes menos importantes, y que a la hora de emprender lo que tienes que tener claro es qué problema vas a solucionar.

"Si me habla directamente de tecnología me voy a reir", nos dice cuando le preguntamos qué consejo le daría a quien quiere valorar su idea. "Lo que quiero es que me hable del problema que resuelve, qué está mejorando para que la gente esté dispuesta a pagar por eso. Que lo haga con Blockchain, con inteligencia artificial o lo que sea me da igual, eso es solamente un medio.

Lo importante no es la tecnología que utilices en un proyecto, sino el problema que resuelves con él.

En muchas ocasiones, cuando se intenta publicitar un nuevo producto enseguida se habla de la tecnología que se utiliza para llamar la atención. Pero para David Bonilla eso es justo lo que menos importa, y considera que en el colectivo informático en ocasiones se le da demasiada importancia al aspecto técnico, cuando lo que realmente le importa a los clientes no es cómo está hecho, sino el problema que resuelve.

De vez en cuando, también se habla de que las legislaciones pueden ayudar o impedir que un proyecto salga bien. Sin embargo, Bonilla opina que las legislaciones tampoco marcan las diferencias, ya que crear una empresa en cualquier otro país está "a sólo un par de clicks de distancia". De hecho, Bonilla apuesta siempre por los proyectos internacionales.

"Crear a día de hoy un proyecto que no sea internacional es duro", nos cuenta. "Es verdad que en Internet la barrera de entrada es aparentemente mucho más baja que en el mundo físico, pero compites contra el mundo. Entonces, si lo único que te distingue es el idioma lo más probable es que te arrasen".

En ese aspecto, él apostaría por España como país donde desarrollar una nueva aplicación por la calidad de los ingenieros. Pero eso sólo en el desarrollo, porque en el marketing es importante tener por lo menos a una persona en cada país donde lanzas el producto, ya que cada país es un mundo, y las diferencias van más allá del idioma.

la mejor formación es la experiencia

Como siempre, a nuestro invitado de hoy también le preguntamos cuál es la formación que habría que tener en su campo. Pero él prefiere no hablarnos de estudios ni carreras concretas, sino que nos dice que la mejor escuela es hacer cosas. Si te va bien aprenderás, y si te va mal tampoco será tan grave porque por lo menos también aprendes mucho.

"Se suele glorificar el fracaso. Yo no lo glorifico, fracasar es una putada, pero ya que fracasas por lo menos intenta intentar aprender", nos dice. "La gente que conozco que es más buena en lo suyo, lo es porque tiene muchos tiros pegados. No conozco ningún sitio donde te den la fórmula para triunfar".

Y para terminar hablamos de en qué campos considera que habría que apostar en el futuro. En este aspecto, Bonilla nos confiesa que le interesa mucho la realidad virtual y aumentada, ya que cree que tiene un montón de aplicaciones que todavía no estamos explotando. "Yo creo que eso va a explotar dentro de no muchos años, y me encantaría estar ahí".

En Xataka | Insert Coin

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos