Publicidad

DRM hasta en frigoríficos: hay modelos que dejan de dispensar agua si se usan filtros genéricos

DRM hasta en frigoríficos: hay modelos que dejan de dispensar agua si se usan filtros genéricos
28 comentarios

Los productos tecnológicos que requieren de reemplazos y sólo aceptan piezas de la propia marca llevan ya un tiempo entre nosotros. El ejemplo más común es el de las impresoras y sus cartuchos, pero también se ha dado el caso de cafeteras con cápsulas con DRM e incluso en cierto sentido los iPhone que deshabilitan algunas funciones de software si la batería no es original. El último caso en sumarse a esta tendencia son las neveras con un filtro de agua equipado con pegatina RFID.

Hace aproximadamente dos años la el fabricante General Electric decidió modificar el dispensador de agua de sus frigoríficos. Generalmente estos dispensadores cuentan con un filtro en el interior del frigorífico que se encarga de filtrar el agua para eliminar impurezas. Dichos filtros hay que reemplazarlos cada cierto tiempo, según el uso que se les de. Normalmente se pueden encontrar en tiendas de electrónica o tiendas online como Amazon por unos 25 dólares. Sin embargo, los últimos modelos de frigoríficos de General Electric (desde 2017, según el fabricante) han dejado de ser compatibles con estos filtros. Ahora hay que reemplazar el filtro por uno genuino de GE, que cuesta el doble.

Ae4fd46c 910d 4147 9aed 857cf086b31a Ejemplo de filtro utilizado en neveras GE. Vía GE.

En Reddit o en Twitter por ejemplo varios usuarios han expresado su desacuerdo con esta decisión de GE en el momento en el que se han dado cuenta de que el filtro de agua genérico que acabaron de comprar no era compatible con la nevera.

Filtros sólo de la marca y que caducan cada 6 meses

En esencia, los nuevos modelos de neveras de la marca muestran un aviso de error si el filtro utilizado no es propio de General Electric también. Cada filtro dispone de una pegatina RFID que al colocar el filtro en su lugar dentro de la nevera un lector RFID hace contacto con la pegatina del filtro. Si la lee correctamente deja pasar agua por el filtro, si no, advierte al usuario de que puede haber una posible fuga de agua en el filtro y por lo tanto no puede dispensar agua.

GE Mensaje que aparece si el filtro no es genuino o no está colocado correctamente. Vía GE.

Si no se reemplaza el filtro el usuario podrá seguir utilizando el dispensador, aunque aceptando previamente un aviso de que el filtro ha expirado y lo utiliza bajo su propio riesgo. ¿Filtro expirado? Sí, un mensaje indicando que hay que cambiar el filtro aparece cada seis meses desde que se ha utilizado por primera vez, independientemente de lo utilizado que esté.

En caso de que el usuario no desee cambiar el filtro del frigorífico por uno nuevo genuino de la marca, puede utilizar un bypass, que es básicamente un tubo que permite pasar el agua sin filtrarla. En este caso ya no aparecerá un mensaje de reemplazo cada seis meses, pero sí un mensaje indicando que el agua que se está dispensando no está siendo filtrada. En resumidas cuentas, o se usa un filtro de la marca nuevo cada seis meses o se dispensa agua sin filtrar.

Filtros GE Filtros genuinos de GE con la pegatina RFID en su interior. Vía GE.

Pirateando la nevera

La solución que han encontrado algunos usuarios que se resisten a pagar por un filtro de agua de GE es piratear la nevera. Según explican en GroovyPost, siendo un poco manitas es posible engañar a la nevera para que piense que todo está correcto incluso utilizando un filtro de marca blanca. El truco está en utilizar el bypass, que también trae una pegatina RFID. Colocando la pegatina en un filtro de marca blanca o directamente en el lector dará a entender al frigorífico que se está dispensando agua sin filtrar, aunque en realidad hay un filtro genérico.

¿Por qué aplicar un DRM a un filtro de agua? Según indica General Electric, los nuevos frigoríficos vienen con filtros con pegatinas RFID para "detectar fugas y monitorizar el estado del filtro". Es decir, un método para asegurarse de que si hay un fallo por fuga y no se están utilizando sus filtros no tengan que responsabilizarse del daño. Por otra parte el RFID permite saber fácilmente cuándo se ha instalado el filtro para avisar de que se requiere de un reemplazo cada cierto tiempo (seis meses) aunque el RFID no puede comprobar cuál ha sido la frecuencia de uso del dispensador.

Vía | BoingBoing
Más información | General Electric

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios