Publicidad

Tu antiguo ordenador tiene oro dentro, pero extraerlo es difícil, peligroso y poco rentable
Componentes

Tu antiguo ordenador tiene oro dentro, pero extraerlo es difícil, peligroso y poco rentable

La fiebre del oro tuvo su principal apogeo a mediados del siglo XIX en el soleado estado de California, Estados Unidos. En aquella carrera compuesta por miles de personas, más de 300.000, según la Enciclopedia Británica, los sueños y las ambiciones se juntaron para dar lugar a uno de los grandes fenómenos del momento, uno que a la postre pasaría a los libros de historia.

Si la gente supiera que su antiguo ordenador, ese que lleva años cogiendo polvo, podría contener oro, oro de verdad, quizá tendría el fugaz arrebato de abrirlo para comprobarlo. Pero la realidad es a menudo más cruel que la imaginación y aunque el oro está presente, de hecho también lo está en las propias tarjetas sim de los móviles que utiliza a diario, es en cantidades minúsculas y su extracción no solo es complicada, sino que puede ser peligrosa.

Una vez teniendo esto claro, hay que tener en cuenta que sí se pueden llevar a cabo experimentos interesantes al respecto. En Youtube, el lugar en el que es posible hallar casi cualquier cosa, no faltan vídeos y tutoriales sobre cómo conseguir extraer este exiguo material de los componentes de un ordenador.

Lejos de ser una mina de oro

Kevin Peters es el hombre detrás de Sreetips, un canal de Youtube con casi 100.000 seguidores que se dedica a realizar experimentos refinando diferentes componentes para conseguir oro o plata. En realidad, Peters es un ingeniero de la Armada norteamericana retirado que empezó a experimentar por su cuenta con estos temas hace más de una década. De hecho, su vídeo más visto, con más de siete millones de visualizaciones, es uno en el que muestra cómo utilizar diferentes componentes de un ordenador para conseguir sacar oro de ellos.

Peters explica a Xataka que comenzó en 2010 con el tema de la búsqueda de oro en los componentes de un ordenador porque que se trataba de algo que llamaba la atención a los usuarios. Dentro de este mundo se habla de la “chatarra de los ordenadores”, ese tipo de piezas que se han quedado desfasadas tecnológicamente hablando. Peters cuenta que procesar estos materiales es, en pocas palabras, poco rentable: “el rendimiento es muy bajo y la cantidad se residuos que generan muy altos”.

Es posible indagar un poco y encontrar algunas páginas que calculan más o menos la cantidad de oro que se puede hallar dentro de los diferentes componentes, la gran mayoría bastante antiguos. Esta lista los clasifica según el gramaje de oro que contienen, y oscilan entre los 0,1 gramos hasta el medio gramo, pero lo más habitual ronda el 0,2. Cantidades muy pequeñas, en cualquier caso.Procesadores como el Pentium Pro, lanzado en noviembre de 1995, está a la cabeza de la lista con 0,5 gramos de oro por chip.

Teniendo en cuenta la cotización actual del oro, entre los 40 y los 50 euros por cada gramo durante los últimos seis meses, lo más normal sería hallar en un procesador antiguo común en torno a 0,2 gramos de oro, es decir entre 8 y 10 euros por cada uno de ellos. Todo ello de forma brutal, ya que no estamos teniendo en cuenta el coste que supone tratar y refinar el oro posteriormente.

Sin embargo, aunque hay excepciones, la gran mayoría no albergan apenas una cantidad de oro remarcable, y se necesitaría decenas de ellos para conseguir algo de un valor realmente notable. Actualmente, la cantidad de oro presente en CPUs modernas es muy inferior a la que se puede encontrar en componentes más antiguos.

"Obtener oro de la chatarra de un ordenador lleva mucho tiempo, da muy poco dinero y no es fácil”

También es posible hallar oro en los conectores de las memorias RAM de un ordenador, pero es en proporciones incluso más pequeñas todavía. Según una página especializada, la cantidad también varía dependiendo del tipo de memoria RAM que tengamos en cuenta. En este caso se habla de gold fingers (dedos de oro) como la parte en donde se encuentra ubicado el oro, es decir la zona de los conectores. En la página explican que se puede encontrar 1,2, 3,75 o incluso 5 gramos de oro por cada kilo de estos gold fingers (varía según el tipo de ram); es decir se necesitarian cientos de memorias RAM para llegar a reunir una cantidad considerable.

Peters confirma estos datos y cuenta en cada pieza de chatarra puede haber una cantidad cercana a “un décimo de un gramo de oro puro”. En realidad, se trata de una tarea complicada que reporta pocas cosas positivas a quién intenta llevarla a cabo: “Obtener oro de la chatarra de un ordenador lleva mucho tiempo, da muy poco dinero y no es fácil”. En muchos foros destacan la peligrosidad que entraña para la persona que se dedica a refinar oro de estos componentes, y su potencial mortalidad.

El porqué hay oro en un ordenador

Para que un ordenador funcione de forma correcta necesita de muchos elementos, pero uno fundamental es la rápida transmisión de información, gracias a conectores, para que todo pueda fluir con normalidad. En este plano apareció el oro, con una capacidad conductora muy alta y mayor resistencia a la corrosión, pero con un coste también superior al de los demás.

Cpu 564784 1920 Imagen de los pins de un microprocesador

En realidad, el tema de la corrosión es algo muy presente en toda la industria tecnológica y también ha influido en otras vertientes, como la de los móviles. “Tienen que hacerlo porque, si tu teléfono no tuviera conectores recubiertos de oro para la electrónica, dejaría de funcionar en una semana debido a la corrosión”, relata Peters.

Precisamente fue este, el alto precio del oro para la fabricación de componentes, lo que ha terminado derivando en que cada vez se vean en menor cantidad dentro de las diferentes CPUs del mercado, y el resto de piezas de un ordenador. Con el paso de los años, el sistema se fue puliendo a sí mismo: “El proceso se fue depurando y sobre todo abaratando”, explica Markel Sanz, ingeniero y experto en ordenadores.

“Sé que siempre se ha utilizado en audio por temas de corrosión de conectores para evitar pérdida en la calidad de la señal y se utilizaba en los primeros micro de mercado: 8088, 8086,286,386,486…”, cuenta Sanz. El tema del oro dentro de CPUs, y diferentes componentes de un ordenador, es algo recurrente dentro de la comunidad. Hoy día sigue habiendo gente que pregunta cuántos gramos, o microgramos podría encontrar dentro de su PC antiguo.

“No creo que haya prácticamente oro en un microprocesador, una placa o una tarjeta actuales, salvo para temas de audio de gama alta”

En la actualidad las empresas no utilizan los mismos componente que antes y el uso del oro está “muy restringido” por coste. “No creo que haya prácticamente oro en un microprocesador, una placa o una tarjeta actuales, salvo para temas de audio de gama alta”, detalla Sanz. Sin embargo, todavía puede haber alguien en su casa dispuesto a abrir su viejo ordenador y comprobar a ver si, con suerte, contiene alguno de esos componentes de antaño.

No lo intentes en casa

La primera cuestión que se te puede pasar por la cabeza puede ser: ¿Merece la pena intentarlo? La respuesta es sencilla, no, no merece la pena, ni por rentabilidad, ni por la experiencia. Lo más importante de todo es que intentar refinar oro con componentes antiguos de un ordenador puede ser peligroso, incluso mortal, si no se toman las medidas de seguridad pertinentes.

Busques donde quiera que busques, una de las primeras advertencias que se hace a todo aquel que se atreve a preguntar por el oro presente en un ordenador, y su potencial extracción, es que se trata de una práctica que se debe realizar con sumo cuidado. El mayor problema es la cantidad de vapores tóxicos que emiten estos elementos al intentar refinarlo: la mezcla de los componentes con ácido clorhídrico y peróxido de hidrógeno, que solo es el primer paso, podría ser peligroso si no se maneja con mucha precaución.

Processor 4161470 960 720 Imagen de un procesador

El ácido clorhídrico es capaz de generar una serie de vapores más pesados que el aire y, en estancias con poca ventilación, puede terminar con la asfixia de la persona que allí se encuentra. Es precisamente por esto por lo que, a la hora de refinar oro, se necesita tener especial cuidado de no empezar a hacerlo en un emplazamiento que esté mal acondicionado.

Peters explica que su vídeo fundiendo oro fue rentable por un único, y específico, motivo: Youtube. El material publicado en su canal hace casi cinco años ha cosechado más de siete millones de visitas y ha ido creciendo poco a poco hasta convertirse en uno de los más vistos dentro de este submundo. “He conseguido miles de dólares gracias a los anuncios por publicidad puestos en ese vídeo, pero en lo que respecta al oro recuperado fue una pérdida total”, se sincera Peters.

“He conseguido miles de dólares gracias a los anuncios por publicidad puestos en ese vídeo, pero en lo que respecta al oro recuperado fue una pérdida total”

Sumando el potencial económico de la propia extracción de oro de un ordenador personal, no hablamos ya de macro operaciones que impliquen cientos o miles de componentes, a la propia peligrosidad del mismo, se puede determinar que abrir un ordenador antiguo buscando oro resulta, más bien, improductivo.

Como tarea de investigación o curiosidad para alguien apasionado por el tema, puede terminar siendo algo interesante y una experiencia valiosa. No obstante, antes de ponerte a extraer el posible oro que pueda haber en ese ordenador, asegurate de tomar las medidas de precaución correspondientes: ventilación adecuada, los materiales correctos y el conocimiento suficiente como para afrontarlo con la seguridad necesaria. No se puede olvidar que para refinar oro se utilizan elementos como el ácido clorhidrico, que sin el cuidado adecuado puede resultar potencialmente mortal.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios