Publicidad

El alquiler y compra de películas y documentales llega a Prime Video en España

El alquiler y compra de películas y documentales llega a Prime Video en España
30 comentarios

Hasta ahora, el modelo de Prime Video en España era como el de HBO o el de Netflix: todos los contenidos que mostraba la plataforma iban ligados a la tarifa plana de su suscripción. No había forma de ver ningún contenido por el que hubiese que pagar un extra en concepto de alquiler o de compra perpetua.

Esto ha cambiado, y Amazon ha habilitado en la versión española de Prime Video el alquiler y la compra de películas y documentales, que incluyen títulos mucho más actuales que los habitualmente presentes en la modalidad de tarifa plana, como 'Joker', 'Jumanji' o la española 'Si yo fuera rico', estrenadas en los últimos meses y hasta ahora solo disponibles en otras plataformas que ya tenían la modalidad de venta y alquiler.

Compra con un click

Prime

Los precios son muy similares a los de otras plataformas de alquiler y compra de películas, como es el caso de 'Joker', que se alquila por 4,99 euros y se vende por 13,99 euros. Eso sí, en ocasiones con independencia de su calidad de imagen: los precios son idénticos para la calidad SD y HD en este título, al contrario que con 'El Rey León', por ejemplo, donde no se permite el alquiler y el precio en versión SD es dos euros inferior al HD (11,99 vs 13,99 euros).

Tras la compra, se tienen 30 días para empezar a ver el contenido, y 48 horas para terminar de verlo una vez se empezó, una medida también muy similar a las que ofrecen plataformas como Apple TV (antes, iTunes Store) o YouTube.

La compra se hace con un único click, sin que se pida ningún tipo de confirmación de doble paso para ejecutar la operación. Tras pulsar el botón, se nos hace el cargo de la película en nuestro método de pago sin pasos intermedios. No obstante, la plataforma da la opción de cancelar el pedido de forma instantánea si se ha realizado por error. Amazon da hasta catorce días de plazo para cancelar un pedido, siempre y cuando no se haya consumido.

Con este movimiento, Amazon consolida su presencia en el mercado del vídeo bajo demanda y completa un poco más su propuesta: ya no es solo el lugar al que ir para ver sus contenidos originales y los contenidos con cierta antigüedad cuyos derechos ya han comprado, ahora también permite ver títulos mucho más recientes con un pago adicional. Un lanzamiento que ha pillado a una buena parte del mundo confinada en sus casas, contexto ideal para arañar más ventas de contenidos digitales. Bezos siempre cae de pie.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios