Publicidad

NTSC y PAL: qué son y cuáles son las diferencias

NTSC y PAL: qué son y cuáles son las diferencias
Sin comentarios

Vamos a hablarte de las diferencias entre NTSC y PAL, dos sistemas de codificación utilizados en la televisión analógica. Actualmente, la TDT tiene sus propios estándares, pero en la época en la que toda la televisión era analógica, el PAL y el NTSC se repartían parte del mundo occidental, ofreciendo cada una de ellas diferentes características.

Fueron dos sistemas de generar y recibir la señal, y por los que se decantó el mundo de la televisión por su forma de emitir la señal con imágenes entrelazadas, dividiendo el vídeo en líneas pares e impares para no usar tanto ancho de banda. Sin embargo, no hay que olvidar que a día de hoy estos estándares ya no tienen gran importancia tras la llegada de la televisión en HD y la TDT, por lo que estos estándares son cosa del pasado, aunque quizá todavía escuches referencias en algún lado.

Qué es el sistema NTSC

El sistema de codificación NTSC es el que se utiliza para la transmisión de televisión analógica en América del Norte y Central, en la mayor parte de América del Sur, y en Japón entre otros países. Sus siglas significan National Television System Committee, que en español significan "Comité Nacional de Sistema de Televisión".

La televisión ya estaba aquí, y para que no fuera un caos había que crear estándares. Para ello, en el año 1940 la Radio Manufacturers Association (RMA) estadounidense creó el Comité de Sistema de Televisión Nacional (NTSC), que creó unos estándares para las emisiones comerciales de televisión que fueron aprobados en 1941.

En 1950, el comité volvió a constituirse para crear unos estándares para la televisión en color, y tras varios problemas con otro estándar que había desarrollado la CBS pero que era incompatible con las transmisiones y los televisores en blanco y negro de la épica, en 1951 se solicitaron las patentes de los sistemas de control de color que acabaron formando el estándar NTSC definitivo que sí era compatible con los equipos y emisiones en blanco y negro, y que fue aprobado en diciembre de 1953.

Las imágenes NTSC se componen de 525 líneas entrelazadas, de las cuales 486 componen el cuadro visible, y se muestran en una velocidad de 29,97 fotogramas por segundo. Tiene una banda útil de 4,25 Mhz, que permiten una resolución de alrededor de 270 líneas verticales.

Pero como hemos dicho, la llegada de la televisión digital ha dejado este tipo de señales en desuso. Tanto es así, que en 2009 la FCC ordenó que la mayoría de emisiones NTSC de Estados Unidos se apagasen, un proceso de despedida que en aquel país culminó en 2015.

Qué es el sistema PAL

El sistema de codificación PAL es el utilizado para la transmisión de televisión analógica**** en la mayor parte del mundo, sobre todo en la mayoría de los países de Europa, Asia y África, así como algunos de América del Sur y en Australia. Sus siglas significan Phase Alternating Line, lo que en español quiere decir "Línea de Fase Alternada".

Surgió en los laboratorios de Telefunken en el año 1963 como un intento para mejorar la calidad que ofrecía el NTSC, aunque siempre basándose en los conceptos fundamentales del estándar estadounidense. Esto quiere decir que no se creó desde cero, sino que se utilizó la misma tecnología y se mejoró para ofrecer una mejor calidad de imagen.

Una imagen PAL consta de 625 líneas entrelazadas, de las cuales 576 componen el cuadro visible, y muestra las imágenes a 25 frames por segundo. Al igual que el NTSC, su relación de aspecto era de 4:3. En los años 80 se intentó crear dispositivos capaces de digitalizar la señal PAL para intentar competir en la era de la televisión digital, pero no tuvieron ningún éxito comercial.

Cuáles son las diferencias

GEO

La principal diferencia entre ambos sistemas está en los frames por segundo que mostraban en pantalla, con 29,97 fps del NTSC frente a los 25 fps del formato PAL. Esta diferencia se debe a cómo se distribuye la electricidad en las zonas geográficas afectadas, ya que en los países con señal NTSC se usa electricidad con frecuencia de 60 hercios, y en las zonas de PAL es de 50 hercios.

¿Y esto qué significa? Pues que los 60 hercios de las zonas NTSC generan 60 campos por segundo, que se dividen en 30 de fase y otros 30 no de fase que se entrelazan. Y en las zonas PAL de 50 hercios, pues pasa lo mismo, y se generan 25 y 25 para combinarse. Así, cada uno mostraba 30 y 25 imágenes entrelazadas a la vez en los sistemas de televisión analógica.

Esto, a efectos prácticos hace que el NTSC ofreciese una imagen más fluida, aunque con una diferencia no demasiado perceptible. Pero más allá de la fluidez, el sistema PAL ofrecía una mejor fidelidad del color, lo que quiere decir que en las imágenes NTSC el color se notaba más alterado y menos natural.

Evidentemente, como has visto más arriba y hemos mencionado ya, también hay diferencias en los países en los que se recibe cada señal. El NTSC se utilizó en países como América del Norte y Central, en la mayor parte de América del Sur, y en Japón entre otros, mientras que el PAL se se extendió por Europa, Australia, Asia y África, así como el resto de países de América del Sur.

También había diferencias notables en la resolución. El sistema NTSC ofrecía una resolución 720 x x480 píxeles con 525 líneas, de las cuales 486 eran visibles para le ojo humano. Mientras, la resolución del sistema PAL ofrecía 720x576 píxeles con 625 líneas, de las cuales 576 eran visibles para el ojo humano.

Esta superioridad del PAL en la resolución dependía de que la imagen no debiera ser comprimida, ya que al tener mayor resolución en las imágenes necesitaría un mayor grado de compresión, lo que acabaría generando una pérdida de calidad más notable.

En cualquier caso, no hay que olvidar que estamos hablando de dos señales con resoluciones de 720x480 y 720x576 píxeles, que palidecen frente a los 3840x2160 de la resolución 4K. Así pues, en tiempos de la televisión de alta definición son estándares completamente obsoletos.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios