Modo Auto del aire acondicionado: qué es, para qué sirve y qué ventajas y desventajas tiene

Modo Auto del aire acondicionado: qué es, para qué sirve y qué ventajas y desventajas tiene
Sin comentarios

Vamos a explicarte qué es y qué ventajas tiene el modo Auto de tu aire acondicionado, para que si decides usarlo puedas saber lo bueno y lo malo. Los equipos de aire acondicionado suelen tener distintos modos de funcionamiento para adaptarte a tus necesidades, y este es uno de los comunes.

El funcionamiento del modo Auto o Automático puede variar dependiendo del fabricante, pero en rasgos generales suelen ser parecidos. Intentan simplificarlo todo a la hora de usar el aire acondicionado, aunque es un nombre tan genérico y poco específico que a veces puede causar confusión al no tener claro lo que hace exactamente.

Para qué sirve el modo Automático

El modo Auto o Automático de los equipos de aire acondicionado es una función con la que el aire acondicionado actúa como climatizador. Esto quiere decir que generará calor o frío dependiendo de la temperatura para que la estancia se quede a una temperatura concreta.

Los aires acondicionados suelen poder emitir dos tipos de aire. Si quieres, puedes configurarlo para que salga aire frío, o para que salga aire caliente. Todo depende de la temperatura que haga, a la que lo quieras poner, y la época del año en la que te encuentres. Este modo hace que no tengas que elegir.

Por lo tanto, cuando activas este modo el aire acondicionado utiliza sus sensores de temperatura y sus algoritmos internos. Con esto y solo poner la temperatura que quieres tener, el equipo sabrá la temperatura a la que estás, la temperatura adecuada o a la que quieres llegar y tomará la decisión de expulsar aire caliente o frío dependiendo de si quiere que la temperatura suba o baje.

El objetivo es que el usuario no tenga que preocuparse por nada. Que simplemente decidas la temperatura a la que quieres estar, y el equipo de aire acondicionado lo haga todo por su cuenta para llegar a ella y mantenerla en el tiempo.

Cuáles son sus ventajas y desventajas

La grandísima ventaja de este modo es que facilita extremadamente el uso del aire acondicionado, y hace que el usuario no tenga que pararse a pensar nada. Solo eliges la temperatura que quieres, y el climatizador del aire acondicionado se encarga de hacer todo lo demás mientras esté encendido.

Esto también hace que sea un modo muy adecuado para dejar el aire puesto para no preocuparte. Además, en algunos equipos de aire acondicionado la máquina suele dejar de funcionar automáticamente cuando está a la temperatura correcta, y se enciende al poco tiempo para volver a bajarla o subirla cuando haya variado demasiado.

Pero también tiene algunos problemas o defectos que conviene tener en cuenta. El primero es que la precisión no es igual de buena que si eres tú quien manualmente va controlando la temperatura. Puede haber diferencias de uno o dos grados entre la temperatura que quieres y la que se mantiene, y algunos contextos esto puede llegar a ser molesto.

Además, si la temperatura a la que tienes el hogar es demasiado parecida a la que quieres, puede que durante algún momento active el modo incorrecto debido a la poca precisión, y salga aire caliente o frío cuando queremos lo contrario. Y aunque normalmente el equipo resolverá el problema regulándose automáticamente, puede que a veces no lo consiga bien y parece que funciona mal el aire.

Hora

Para evitar esto, un pequeño truco puede ser que durante unos minutos sobas o bajes la temperatura más de lo que quieres realmente, para que el aire acondicionado decida mejor si expulsar aire caliente y frío. Y una vez ya esté funcionando bien, entonces regulas la temperatura a la que realmente quieres.

Otra cosa que puede pasar es que los apagones automáticos sean en el momento menos preciso. Por ejemplo, pones tres o cuatro horas el aire a modo automático en verano para que enfríe la habitación antes de acostarte. Pero no te das cuenta, y en la última hora el aire se había apagado automáticamente, por lo que no ha dejado la habitación a la temperatura que quieres.

Para esto, la solución será que intentes aprender cómo funciona el aire de tu fabricante, y cuánto suele tardar en entrar en modo reposo hasta activarse de nuevo para volver a regular la temperatura. Así, puedes tener estos tiempos en cuenta. Si mi aire se apaga a las tres horas de estar en marcha, pues mejor encenderlo más tarde.

Temas
Inicio
Inicio