Configurar tu nuevo iPhone: ventajas y desventajas de los métodos disponibles

Configurar tu nuevo iPhone: ventajas y desventajas de los métodos disponibles
Sin comentarios

Vamos a explicarte qué métodos tienes disponibles para configurar tu nuevo iPhone, de forma que puedas recuperar los datos que tuvieras en tu dispositivo anterior, o simplemente empezar desde cero. Si has comprado un nuevo iPhone 13, iPhone 13 Pro o cualquier otro modelo, configurarlo la primera vez que lo enciendas es el primer proceso al que te vas a enfrentar antes de empezar con los primeros pasos después de encenderlo.

Por eso, vamos a explicarte los tres principales métodos por los que puedes optar a la hora de configurar tu nuevo dispositivo. Vamos a intentar ser breves, pero explicar sus ventajas y sus desventajas de manera que puedas entender, y puedas tomar una decisión informada.

Usa la copia de seguridad de iCloud

Transferir Datos

En primer lugar, tienes uno de los métodos más comunes y recomendados por la propia Apple. iOS hace copias de seguridad periódicas en iCloud, y cuando vas a restablecer un iPhone, te recuerda que es importante hacer una copia de seguridad y te permite hacerlo. Y luego, puedes descargar la información de esas copias de seguridad en tu nuevo iPhone. Al hacerlo, se descargarán todas tus aplicaciones y todos los datos que tuvieras en el teléfono.

Este método tiene dos puntos negativos. El primero es que la velocidad del proceso depende de la WiFi que tengas en casa. Otro problema es que también pueden recuperarse errores causados por algunas aplicaciones, así como apps que ya hace tiempo que no necesitas o archivos sobrantes o innecesarios.

Sin embargo, este es un método recomendable sobre todo para usuarios noveles, ya que recuperarás tus apps y tus configuraciones, de manera que una vez restablecido el teléfono ya solo te quedará ir iniciando sesión en tus aplicaciones y seguir utilizándolo tal y como lo tenías en el anterior móvil antes de hacer la copia de seguridad.

Restaura desde tu PC

En el caso de que tengas macOS o un PC con Windows y con iTunes, entonces vas a poder hacer en tu ordenador una copia de seguridad de tu teléfono de iOS. Y si tienes una copia de tu anterior iPhone, vas a poder restaurarla desde el PC a tu nuevo dispositivo conectándolo directamente. Esto es muy parecido a las copias por iTunes, pero sin depender de la nube, es perfecto para cuando no tienes una buena conexión en casa.

El punto negativo sigue siendo igual que el de las copias desde iTunes. Lo recuperas todo, pero sin iniciar sesión y manteniendo los archivos sobrantes y aplicaciones que no utilices de tu móvil anterior. Sin embargo, como te hemos dicho, cuando la conexión en casa no es buena o estás en un sitio de viaje pero tienes un portátil con la copia, puede ser útil.

Usa la transferencia entre dispositivos

Si cuando tengas tu nuevo iPhone todavía tienes el anterior, o tienes también un iPad con todo vinculado allí, otra muy buena opción es la de pasar toda tu información de iPhone a iPhone. Esto lo vas a poder teniendo los dos en la misma WiFi o conectándolos mediante un cable.

Este es probablemente el mejor método que hay para configurar rápidamente tu nuevo teléfono. Sobre todo por el tiempo que ahorrarás con procesos posteriores, porque incluso vas a recuperar los inicios de sesión de la mayoría de aplicaciones. Esto quiere decir que no solo recuperarás las apps, sino que estarás identificado ya en ellas para no tener que hacerlo manualmente después con decenas de ellas.

Como todos, este método también tiene partes negativas. La más evidente es que necesitarás tener el otro iPhone en casa o un iPad donde tengas exactamente los mismos datos. Además, hay veces en las que el método puede tardar un poco más, ya que además de transferir las aplicaciones transfiere los inicios de sesión. Como el anterior, también se moverán archivos y aplicaciones que no necesites.

En teoría también se puede hacer una copia desde tu móvil Android, con las apps que tenías en él. Esto se hace con la app de Pasar a iOS, pero por experiencia te digo que suele funcionar bastante mal. Por lo tanto, el concepto es bueno, pero en la práctica casi nunca te va a servir.

Configura tu iPhone desde cero

De Fabrica

Y en tercer lugar, siempre tienes la alternativa de configurar el móvil desde cero sin rescatar ninguna copia de seguridad de modelos anteriores. Lo positivo de este método, es que podrás volver a empezar desde cero instalando solo las aplicaciones que realmente necesitas, y dejando fuera algo de morralla o aplicaciones y archivos que acumulases en dispositivos anteriores y ya no necesites.

Lo negativo de este proceso es que vas a perder todo lo que no esté integrado en tu Apple ID. Sí, las fotos y archivos de iCloud seguirán ahí, igual que contraseñas y todo. Pero tendrás que bajar manualmente todas las apps e iniciar sesión en todas ellas.

Esto va a hacer que vayas a necesitar un buen rato para poder tener tu teléfono listo y el escritorio organizado como tú quieras. Además, también tendrás que volver a repasar toda la configuración del dispositivo para dejarlo como lo tenías, aunque al tener que repasarlo todo, también tienes la ventaja de recordar que este u otro ajuste prefieres tenerlo de otra manera.

Temas
Inicio