Compartir
Publicidad

¿Quiere matar Google los estándares en el correo electrónico?

¿Quiere matar Google los estándares en el correo electrónico?
41 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante la pasada conferencia Google I/O, el gigante buscador hizo un anuncio bastante importante que pasó algo desapercibido en comparación con otras novedades del evento. Sí, nos referimos a la nueva API para Gmail, con la que pretenden dar facilidades a los desarrolladores para lanzar servicios o apps integrados en su propio servicio de correo.

A simple vista, este movimiento podría ser considerado una buena noticia. A fin de cuentas, Google está ofreciendo más acceso a los desarrolladores, más opciones a los usuarios y la posibilidad de la creación de nuevas herramientas útiles para nuestro correo electrónico. Sin embargo, ciertos sectores han expresado también cierta preocupación por la creación de un estándar propietario al que sólo Google tiene acceso completo.

Para qué sirve la nueva API

Para los detalles técnicos lo mejor es que visitéis el blog de Google o la documentación que ofrecen, pero, en esencia, permiten al desarrollador realizar funcionalidades básicas. Entre los ejemplos de posibles acciones que ofrecen están los siguientes: leer mensajes desde Gmail, enviar mensajes, modificar las etiquetas y buscar mensajes específicos. También explican posibles aplicaciones que se pueden crear con esto: extracción de sólo lectura o copia de seguridad de emails, gestión de etiquetas o programación automática de mensajes.

La idea, eso sí, no es dar a los desarrolladores acceso completo a Gmail sino permitirles realizar algunas gestiones básicas como las mencionadas anteriormente. Por ejemplo, podríamos querer una aplicación que buscara en nuestra bandeja de entrada reservas y pases de avión para después generarnos un itinerario completo. U otro servicio que detectara todas las facturas y las recopilara, a modo hoja de gastos, de manera sencilla y sin tener que ir a mano.

¿Qué pasa con IMAP?

Todas estas operaciones de búsqueda y gestión de correos en nuestras bandejas de entrada se suelen realizar a través de IMAP, el Protocolo de acceso a mensajes de Internet estandarizado y definido en el RFC 3501. Pero desde Google consideran que esta no es la forma óptima de hacerlo y han creado, en cierto modo, su propio "protocolo". Además de permitir, según ellos, que "la API sea accesible desde muchos entornos cloud que no soportan IMAP", explican la principal ventaja de la siguiente forma:

"A diferencia de IMAP, que requiere acceso completo a todos los mensajes de un usuario para sus operaciones, la nueva API ofrece un control más preciso del buzón de correo del usuario. Por ejemplo, si tu aplicación sólo necesita enviar correos en nombre del usuario y no necesita leer otros mensajes, puedes limitar sus permisos para que sólo pueda enviar."

Esto tiene varias ventajas adicionales: más seguridad para el usuario y más optimización para los desarrolladores, que en lugar de trabajar con bandejas de entrada completas pueden operar de forma más individualizada. Sin embargo, la API de Gmail no es un estándar, como lo es IMAP. Mientras que si utilizas IMAP para desarrollar una aplicación, ésta funcionará con cualquier servicio de correo, si utilizas la API de Google quedarás limitado a Gmail.

¿En qué se traduce esto? En The Verge han hablado con distintos desarrolladores con opiniones encontradas, pero me quedo con lo que decían los responsables de Triage: la API de Gmail podría haber ahorrado en su día mucho tiempo en el desarrollo de su gestor de correos, pero aseguran que el principal inconveniente es que el utilizar dicha API haría que su servicio fuese incompatible con otros servicios. "Si empezáramos hoy de cero otra vez, seguro que usaríamos la API de Gmail y abandonaríamos el soporte para el resto de proveedores", dicen desde Triage.

Esto no significa que desde Google quieran deshacerse de IMAP, o no al menos por ahora. "La API de Gmail no debe usarse para reemplazar IMAP para el acceso de clientes de correo completos", avisan. Vamos, que no quieren clientes específicamente diseñados para Gmail con la API sino con IMAP. De hecho, los desarrolladores pueden seguir utilizando este estándar en sus aplicaciones. Pero, posiblemente, muchos terminen pensando como Triage: ¿por qué no ir más rápido, con más funcionalidades y utilizar la API aunque sea a costa de dejar a un lado a los usuarios de otros servicios de correo?

¿Y el futuro?

Mientras que algunos defienden que Google seguirá dando soporte a IMAP a largo plazo (y de hecho es lo que dicen desde la propia compañía), otros usuarios se muestran preocupados de que esta nueva API pueda significar que Google termine sustituyendo IMAP en el futuro. Puede que IMAP haya quedado anticuado y sea poco eficiente, pero en un mundo ideal la solución sería sentar en una mesa a todos los "protagonistas" del correo electrónico en la actualidad y definir un estándar común que funcione con todos los proveedores de correo, no sólo con Gmail. En un mundo ideal...

Imagen | Esparta Palma

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio