Compartir
Publicidad
Sony Xperia XZ3, primeras impresiones: un paso más cerca de la cima
Análisis

Sony Xperia XZ3, primeras impresiones: un paso más cerca de la cima

Publicidad
Publicidad

Desde hace años, Sony ha aprovechado el marco de la feria IFA para anunciar su gama alta enfocado a la vuelta al cole. 2018 no ha sido diferente y el Sony Xperia XZ3 ya es oficial. Tras un Xperia XZ2 que eligió no sumarse a algunas de las tendencias más actuales del mercado, las miradas estaban puestas en su sucesor.

Continuista en algunos puntos, valiente en otros, el Xperia XZ3 es la prueba de que Sony no hace oídos sordos a lo que ocurre a su alrededor, pero también de que la compañía quiere ir paso a paso. Éstas son nuestras primeras impresiones con el Sony Xperia XZ3.

Sony Xperia XZ3, primeras impresiones en vídeo

Ficha técnica del Sony Xperia XZ3

SONY XPERIA XZ3

DISEÑO

Marco aluminio 7000
Corning Gorilla Glass 5 (frontal y trasera)
Resistencia al agua y el polvo IP65/68
158 x 73 x 9.9 mm
193 g
Colores: negro, white silver y forest green
Lector de huellas trasero

PANTALLA

OLED 6 pulgadas 18:9 QHD+ (2.880 1.440)
Triluminos, X Reality, HDR, Dynamic Contrast Enhancer, Always On

PROCESADOR

Snapdragon 845
GPU Adreno 630

RAM

4 GB

MEMORIA

64 GB + MicroSD (512GB)

CÁMARA TRASERA

19 MP, Motion Eye, laser AF, sensor RGBC-IR
ISO 12800 (foto) y 4000 (vídeo)
Vídeo Slow mo 960 fps FullHD

CÁMARA FRONTAL

13 MP, f/1.9, modo bokeh por software

SOFTWARE

Android 9 Pie
Apps: 3D Creator, Side Sense

SONIDO

Sonido de alta resolución DSEE HX
Altavoces frontales estéreo
Qualcomm APTX HD Audio

CONECTIVIDAD

LTE Cat 18, WiFi ac MIMO 4x4, Bluetooth 5.0, NFC, USB-C

BATERÍA

3.330 mAh con carga rápida y carga inalámbrica Qi

PRECIO

799 euros

Perfeccionando el diseño Ambient Flow

Sony Xperia Xz3

El Xperia XZ2 fue el encargado de dar carpetazo a la línea de diseño OmniBalance y estrenar el nuevo aspecto de líneas curvas llamado Ambient Flow. El Xperia XZ3 continúa el mismo camino con esa forma orgánica, pero afina bastante el diseño.

La trasera sigue teniendo una ligera curva pero no es tan pronunciada como en el modelo anterior. Esto hace que el grosor total se reduzca ligeramente, con 9,9 milímetros sigue siendo un terminal algo grueso, pero se siente mucho menos tosco en mano que su predecesor. El peso también se ve reducido, aunque de nuevo es una diferencia discreta, sólo 5 gramos menos.

Sony afina el diseño y deja el grosor en 9,9 milímetros. No será el más delgado del escaparate, pero se siente mucho menos tosco en mano y sus formas curvas crean mayor efecto de delgadez.

A simple vista, el cambio más destacado del diseño es que ahora los bordes son mucho más delgados y tanto la pantalla en la parte delantera como el cristal de la trasera se curvan ligeramente hacia el mismo, creando un efecto de mayor delgadez tanto en lo visual como al sujetarlo en mano.

Hablando del cristal de su parte trasera, es Corning Gorilla Glass 5 para protegerlo de arañazos y roturas, pero tendremos que ir con una gamuza si queremos que las huellas no empañen esa superficie reflectante tan elegante, que por cierto luce especialmente bien en el modelo verde. Los únicos elementos que encontramos en la trasera son la cámara (sí, sólo una), acompañada del flash LED, los sensores y el lector de huellas.

Sony Xperia Xz3

El lector de huellas vuelve a protagonizar uno de los puntos flojos del diseño por su ubicación que es demasiado baja. No tengo las manos precisamente grandes y me costaba bastante acertar en el sensor. Es más, en la posición natural de la mano, si no me fijaba bien, acababa poniendo el dedo en la lente. También está algo bajo el botón de encendido lateral. Son detalles que pueden parecer nimios pero que condicionan bastante el manejo.

El primer Xperia con OLED

Sony Xperia Xz3

En la parte frontal del Xperia XZ3 se encuentra la gran novedad de este modelo, que se convierte en el primer móvil de la marca con pantalla OLED. Sony apuesta por un panel que crece hasta las 6 pulgadas y formato 18:9 con resolución QHD+ al que se han sumado algunas de las tecnologías conocidas de sus televisores OLED como Triluminos o X Reality. Además es compatible con contenidos HDR.

A falta de probarlo más a fondo, en estas primeras impresiones la pantalla nos dejó muy buenas sensaciones a todos los niveles; contraste muy elevado, negros profundos, gran reproducción del color y un muy buen nivel de detalle.

Contraste alto, negros profundos, muy buena reproducción del color y un gran nivel de detalle. La pantalla es la gran novedad del Xperia XZ3.

Sony ha hecho un esfuerzo por reducir marcos con este modelo y eso potencia todavía más la experiencia visual. Sigue contando con dos bandas más anchas arriba y abajo, pero tiene buena excusa y es que mantiene los altavoces frontales (y podemos confirmar que suenan muy bien).

Sony Xperia Xz3

Volviendo a la tecnología OLED, además de la mejora en la calidad de imagen, también trae el modo Always On a la gama Xperia. Sony ofrece una buena variedad de opciones, que van desde el clásico reloj con notificaciones hasta stickers, pasando por fotos a modo de marco digital. La verdad es que es uno de los modos Always On con más opciones que hemos visto, pero también es cierto que si lo llenamos de imágenes y stickers es muy posible que la batería se agote rápidamente.

Sony Xperia Xz3

Hay otra novedad de software que tiene relación con la pantalla, aunque más que con su tecnología con su tamaño. El formato 18:9 hace que la anchura no sea exagerada y podamos manejar el móvil relativamente bien, pero 6 pulgadas sigue siendo una diagonal excesiva. Sony estrena el modo Side Sense, una especie de panel de accesos directos al estilo de Edge Apps de Samsung que se activa tocando dos veces en el borde de la pantalla.

Con Side Sense también podemos volver atrás en una página web o una app deslizando ligeramente por el borde o hacer una foto con ese doble toque. Habrá que esperar al análisis a fondo para poder valorar hasta qué punto es práctica esta utilidad.

La cámara que permanece (casi) inmutable

Sony Xperia Xz3

La pantalla OLED era una de las novedades que se esperaban desde hace tiempo en la línea Xperia y por fin ha llegado, pero hay otra novedad esperada que de momento no tenemos: la cámara doble.

El Sony Xperia XZ3 cuenta con la misma cámara que vimos con el XZ2, un sensor de 19 megapíxeles con tecnología MotionEye, hasta ISO 12800, vídeos FullHD a cámara lenta a 960fps y el enfoque láser con sensor RGB. El hardware se mantiene inmutable, es en el lado del software donde hay algunos cambios.

Sony asegura que se ha mejorado la detección de ciertas escenas donde el Xperia XZ2 flojeaba un poco, concretamente las imágenes de follaje verde y los días nublados. Con la ayuda del machine learning se ha mejorado la reproducción del color y el nivel de detalle en estos escenarios concretos.

A nivel hardware, la cámara trasera es exactamente igual que la del Xperia XZ2, sólo se ha mejorado el procesado en algunas escenas. La que sí cambia es la cámara frontal.

La otra mejora afecta a la interfaz de la cámara. Sony ha dado un lavado de cara a su aplicación, apostando por una interfaz más intuitiva que permite el manejo con gestos. Por ejemplo, para cambiar entre vídeo y foto basta con deslizar hacia los lados, mientras que un gesto de arriba a abajo (o viceversa) abre la cámara frontal.

Donde sí hay novedades tanto en software como en hardware es en la cámara frontal. Sony sube el listón con un sensor de 13 megapíxeles y añade el famoso modo retrato mediante software. El desenfoque de fondo es una de las cinco opciones que podemos añadir en esa especie de modo belleza con bokeh incluido que proponen con este modelo.

Sony Xperia Xz3

Durante la prueba pudimos sacar alguna foto con esta opción y, como suele suceder, para obtener buenos resultados hay que dejar el desenfoque en un nivel intermedio tirando a bajo. Lo mismo sucede con las otras opciones que incluyen suavizado de piel, brillo, ojos grandes y barbilla fina. Si lo ponemos todo a tope, acabamos pareciendo una especie de alien muy raro.

Para cerrar este apartado, la app 3D Creator sigue siendo parte de la oferta incluida en el Xperia XZ3, pero esta vez viene con una función nueva que permite crear una especie de avatares 3D de nuestra cara que podemos animar con distintas expresiones y luego compartir en redes o servicios de mensajería. Recuerda a una especie de AR Emojis pero más detallados

Android P de serie y un hardware a la altura, aunque algo conservador

Sony Xperia Xz3

Android P se presentó a principios de agosto y Sony se anota un tanto al integrar la nueva versión de serie en su nuevo buque insignia. La interfaz es bastante 'stock' en comparación a la de otros fabricantes, aunque sigue contando con personalización, sobre todo en apps específicas como la de la cámara.

En el lado del hardware, como no podía ser de otra forma, se ha elegido el Snapdragon 845. Sobre rendimiento no pudimos hacer una prueba muy extensa pero la experiencia de uso fue muy fluida pese a tratarse de un prototipo y no una unidad final.

Sony apuesta por el chip más potente de Qualcomm, pero es algo conservadora en la memoria con un único modelo con 4GB de RAM y 64 GB de capacidad.

Pero a pesar de que cuenta con el chip más potente de Qualcomm, Sony es conservadora en el apartado de la memoria, al menos si lo comparamos con algunos gama alta lanzados recientemente. El único modelo que se pondrá a la venta del Xperia XZ3 cuenta con una capacidad de 64 GB ampliable con MicroSD y su RAM es de 4 GB. Como decíamos, la fluidez se mantuvo durante la prueba incluso al cambiar entre distintas apps rápidamente, algunas de ellas muy pesadas como 3D Creator, pero a priori esos 4 GB quedan algo por debajo de sus competidores más directos. Habrá que esperar al análisis a fondo para ver si mantiene el tipo.

Por último dentro de este apartado hay que mencionar la batería, que pese a la reducción de peso consigue aumentar la batería ligeramente hasta 3.330 mAh. No esperamos que el aumento tenga un impacto notable, pero quizás la integración de la pantalla OLED ayude a prolongar más la duración.

Sony Xperia XZ3, la opinión de Xataka

Sony Xperia Xz3

Decíamos al principio que Sony ha escuchado las demandas del mercado, pero que quieren ir paso a paso. El paso en la buena dirección es la pantalla OLED, una tecnología que encontramos en la mayoría de flagship del mercado desde hace tiempo y que Sony se ha resistido a incluir. La espera ha valido la pena y la pantalla del Xperia XZ3 nos deja con ganas de más.

La pantalla del Sony Xperia XZ3 nos deja muy buen sabor de boca, pero no nos engañemos, la guerra en gama alta está en la cámara y aquí Sony sigue resistiéndose.

Pero no nos engañemos, aunque la pantalla es importante, la verdadera guerra de la gama alta está en la cámara y aquí Sony sigue resistiéndose. Ya no es sólo una cuestión de integrar doble cámara, el Pixel por ejemplo tiene una sola cámara y está entre las mejores del mercado, sino de encontrar ese plus de calidad que esperamos del fabricante que produce los sensores con los que la competencia les ha adelantado.

Sony es pionera en esto de anunciar dos gama alta al año. La estrategia que ahora siguen prácticamente todas las marcas y que nos deja con la sensación de que, con tan poco tiempo entre generaciones, cada vez hay menos innovaciones que poner sobre la mesa. En este sentido, el Xperia XZ3 está condenado a mantener la etiqueta de “teléfono de transición”. Sí, tenemos una espectacular pantalla OLED y el diseño se ha mejorado, pero aunque sean mejoras necesarias y contundentes, no son suficientes novedades como para deslumbrar. No basta con ir en la buena dirección, también hay que acelerar.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio