Samsung Odyssey Ark, primeras impresiones: una bestia en horizontal y una locura en vertical
Análisis

Samsung Odyssey Ark, primeras impresiones: una bestia en horizontal y una locura en vertical

Samsung lleva tiempo queriendo empujar un poco los límites del monitor gaming tradicional con su serie Oddysey. Ya probamos el modelo G9, un monitor ultra curvo y ultra panorámico de 49". Ahora es turno del hermano mayor.

Y ahora llega Samsung Oddysey Ark con una relación de aspecto más tradicional: 21:9 pero con una enorme diagonal de 55" curvada que además puedes poner en vertical. Vamos a ver qué nos ha parecido.

Ficha técnica del Samsung Odyssey Ark


Samsung Odyssey Ark

dimensiones y peso

1.174,8 x 1.102 x 379 mm

41,5 kilos

panel

VA de 55 pulgadas

1.056 dimming zones

Formato 16:9

95% DCI-P3

Resolución

3.849 x 2.160 píxeles

HDR

Quantum HDR 2000

HDR10+

HDR10+ Gaming

retroiluminación

Mini-LED local dimming (1.056 zonas)

tasa de refresco

165 Hz

brillo

Normal: 600 nits

Mínimo: 420 nits

contraste estático

1.000.000:1

tiempo de respuesta

1 ms (GtG)

ángulos de visión

178º / 178º

sonido

4 x altavoces en las esquinas

2 x woofer

60W

Dolby Atmos

AI Sound Booster

conectividad

4 x HDMI 2.1

2 x USB 2.0

1 x Jack 3,5 mm

1 x Ethernet

conectividad inalámbrica

Bluetooth 5.2

WiFi 5

tecnologías de refresco adaptativo

FreeSync Premium Pro

consumo típico

84W

sistema operativo

Tizen

otros

SmartThings

DLNA

Samsung MagicRotation Auto

Flicker Free

Eco Light sensor

Modo Eye Saver

Game Bar 2.0

Gaming Hub

Auto Source Switch+

precio

2.999 euros

SAMSUNG Odyssey Ark 55'' S55BG970NU - Pantalla para PC, Pantalla de 55", resolución UHD 4K (3840 x 2160), 165Hz, 1ms, AMD Freesync, Negro

Inmenso por fuera, inmenso por dentro

En una primera toma de contacto con este monitor, es imposible no quedar impresionado por el tamaño y la curvatura del panel. Al sentarte delante te ves completamente envuelto por esas 55" y casi no sabes dónde mirar en la pantalla. Pero no tardas mucho en acostumbrarte, y esto son buenas noticias.

Samsung Oddisey 10

El monitor está sujeto por una robusta peana de acero, muy parecida a la que vimos en el Smart Monitor M8, pero obviamente más grande. Podemos regular la altura del panel y también girarlo para activar lo que Samsung ha denominado "modo cabina". Resulta impresionante cómo luce frente a ti un monitor de tal tamaño en vertical. Aunque, como comentaré más adelante, en este modo está algo limitado.

Samsung Oddisey 7

En cuanto a conectividad no se queda corto, pero requiere de un enorme módulo extra donde van todas las conexiones, el mismo que viene con las las televisiones de gama alta de la marca. Cuenta con 4 puertos HDMI 2.1, dos USB y uno de ethernet. Resulta algo extraño que no se haya incluido un puerto DisplayPort siendo hoy en día la conexión más recurrente en PCs gaming. Aún así, los puertos HDMI 2.1 nos van a permitir jugar en 4K y a más de 120Hz.

Samsung quiere que la resolución 4K brille en este panel, y el empleo de la tecnología Mini LED es una de sus armas para conseguirlo

Este Odyssey Ark es un monitor gaming y, como tal, se esperan de él unas especificaciones a la altura. Y las tiene, como era de esperar. Estamos ante un panel curvo con retroiluminación Mini Led de 1000R con 55" y resolución 4K. Lo acompañan 165Hz y 1 ms de respuesta compatible con AMD FreeSync.

Con esta resolución, la tecnología Mini LED pretende conseguir mucho detalle en las partes más claras y más oscuras de la imagen. Una calidad que casi rivaliza con muchas televisiones y monitores OLED.

Los ángulos de visión, al ser tan envolvente, nos han resultado más que correctos, siempre que seas tú el que está enfrente. Desde fuera ocurre algo curioso: puede marear ligeramente mirarlo desde un lateral (algo que no pasará habitualmente). Eso sí, la imagen se mantiene bastante nítida cuando Además el panel tiene un tratamiento antireflejos que la verdad funciona bastante bien.

Jugando con el Samsung Odyssey Ark

Samsung Oddisey 1

La pregunta clave a la hora de barajar la compra de este monitor es cómo se comporta en juegos. En esta primera toma de contacto nuestra experiencia no ha podido ser más positiva, y es que no todos los días se juega en un panel de 55 pulgadas especialmente pensado para gaming.

Jugar en el Samsung Odyssey Ark es una experiencia brutal, y quedamos con las ganas de jugar a algo más narrativo, como podría ser un 'God of War', o alguna entrega de simulación como un 'Forza'. En nuestro caso, pudimos jugar un rato a 'Fortnite'.

En los shooters el tamaño no juega a nuestro favor, tenemos que girar bastante la cabeza para poder verlo todo de forma simultánea

Lo que tuvimos claro desde el primer momento es que este monitor no es ideal para shooters. Básicamente, porque es prácticamente imposible verlo todo al mismo tiempo. Tienes que estar moviendo la cabeza para ver el mini mapa o asegurarte que no tienes enemigos en la periferia. Hay una pequeña solución con muchas comillas de la que os hablaré más adelante.

Dejando este hándicap a un lado, las especificaciones del monitor le hacen perfecta justicia y es una maravilla ver cómo se mueve todo y lo bien que se ve. No he apreciado ghosting ni ninguna aberración en la imagen.

Pero hablando de jugar, una de las opciones más interesantes que tiene este monitor es que tenemos opciones de Smart TV e integración con el gaming hub de Samsung. Esto nos permite acceder a servicios como Google Stadia, XBOX Game Cloud o NVIDIA GeForce now desde la propia pantalla y jugar en la nube sin necesidad de hardware adicional.

Completo y ambicioso

Samsung Oddisey 7

Y ahora sí que sí, vamos a girar el monitor y ponerlo en vertical. Automáticamente nos cambiará lo que tengamos puesto a una distribución adecuada para el formato. Si solo tenemos activo el escritorio del PC, nos llevará la ventana abajo y tendremos un espacio en el centro y la parte superior para poner con este modo multiview otras dos ventanas del propio monitor.

Y aquí está la clave… aplicaciones del propio monitor. No podemos arrastrar ventanas más allá del espacio que tiene asignado nuestro PC. Preguntamos a Samsung si con otros dos HDMI del PC al monitor lo reconocería como 3 monitores, pero es algo que no aún no han testado, así que habrá que esperar al análisis. Como curiosidad, es el monitor perfecto para ver contenido en vertical como los shorts de Youtube o TikToks.

Samsung Oddisey 11

Por último, toca hablar del sonido. Las especificaciones prometen: tiene un altavoz en cada esquina y dos woofer centrales. Sabiendo lo curvado que es y cómo te envuelve, es de esperar que el sonido sea bueno, pero las condiciones en la que lo hemos podido probar no han sido las ideales para comprobarlo.

En definitiva, esta primera prueba de contacto es positiva. Tenemos una calidad de imagen muy buena gracias a la tecnología Mini Led y la resolución 4K, una fluidez extrema en videojuegos con esos 165 Hz de refresco, la posibilidad de reducir el tamaño de la ventana para adaptar mejor los juegos y, siendo claros, es una auténtica pasada jugar con un monitor tan envolvente y poder rotarlo.

La marca sabe que no es para todo el mundo. Empezando por el precio: 2.999€. A quien el bolsillo le permita esta compra y tenga claro que quiere una experiencia inmersiva con videojuegos, se llevará una de las mejores propuestas en este territorio.

Temas
Inicio
Inicio