Compartir
Publicidad
Huawei Mate 20, análisis: la pérdida del apellido ‘Pro’ cada vez tiene menos concesiones
Análisis

Huawei Mate 20, análisis: la pérdida del apellido ‘Pro’ cada vez tiene menos concesiones

Publicidad
Publicidad

Nota de Xataka

Huawei continúa con su apuesta por la triple cámara. Después de sorprendernos con el Huawei P20 Pro, ahora vuelve a la carga con los nuevos Mate 20 y Mate 20 Pro. Pero al contrario de lo que ocurrió con su buque insignia a principios de año, además de una pantalla de gran tamaño esta vez el modelo estándar también incorpora tres lentes en la parte trasera. Hemos estado probándolo durante la última semana y aquí os contamos nuestra experiencia en el análisis del Huawei Mate 20.

La gama Mate siempre ha destacado además por ser quien estrena los nuevos procesadores propios de Huawei. Este año toca el Kirin 980 y con él han intentado duplicar sus esfuerzos en inteligencia artificial. Vamos a ver en detalle hasta qué punto el nuevo chipset mejora lo que ya teníamos, qué se nos ofrece respecto a otros buques insignia y qué sensaciones nos ha transmitido este nuevo Mate 20.

Ficha técnica del Huawei Mate 20

Huawei Mate 20

Pantalla

6,53" FullHD+ LCD RGBW
Formato 18.7:9
2.244 x 1.080 píxeles, ratio 88%

Procesador

Kirin 980 a 2,6GHz
GPU Mali G76 MP10

RAM

4 GB

Almacenamiento

128GB + NMCard

Batería

4.000 mAh con carga rápida SuperCharge

Cámara trasera

12 megapíxeles, angular 27mm, lente f/1.8
16 megapíxeles, gran angular 17mm, f/2.2
8 megapíxeles, telefoto 52mm, f/2.4
AIS, PDAF, flashLED. Vídeo 4K/30fps, 960fps/720p

Cámara frontal

24 megapíxeles, f/2.0

Sistema operativo

Android 9 Pie
EMUI 9.0

Dimensiones y peso

158.2 x 77.2 x 8.3 mm
188g

Otros

Lector de huellas trasero
NFC
LTE Cat 21
Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac de doble banda, WiFi Direct
Bluetooth 5.0
GPS/GLONASS
RadioFM
Reconocimiento facial
USB tipo C
Resistencia al agua IP53

Precio

799 euros

Llevando al límite la pantalla para seguir teniendo un tamaño manejable

De la misma manera que en los Huawei P suelen probar nuevas tecnologías y cambiar de estrategia, en la gama Mate se vuelve a apostar por unas formas y un diseño similar al año pasado. El Huawei Mate 20 es un móvil con una generosa pantalla de 6,53 pulgadas pero el trabajo de compactación es excelente. Los marcos superior e inferior han sido reducidos considerablemente y el salto respecto al Mate 10 es enorme.

Imagen Huawei Mate 20

Donde Huawei ha decidido mantenerse ha sido en el grosor y el peso. Tenemos un terminal equilibrado y muy cómodo en mano pese a su tamaño, pero no destaca especialmente por ser fino y estilizado. El Mate 20 tiene bordes ligeramente curvos hacia el interior, pesa 188 gramos y tiene un grosor de poco más de 8 milímetros que se que estrecha hasta los 4mm en los bordes. La impresión sin embargo es la de un móvil fácil de controlar e incluso nos llega a dar la sensación que es más ligero de lo que el número final refleja.

El cuerpo del Mate 20 es de cristal, pero no es una trasera acristalada como la del P20 ni un cristal con reflejos como el del Honor 10. En este modelo tenemos un cristal tratado mediante alta temperatura para darle una forma más redondeada y donde el tacto resultante es bastante distinto al visto en otros terminales.

Trasera Huawei Mate 20

Es la misma solución que teníamos en el Mate 10 y como en aquel entonces la idea que nos transmite esta cubierta trasera es la de plástico. Una sensación que quizás no es la más premium pero junto a la disposición de la cámara sí ayuda a que sea menos resbaladizo y cómodo de agarrar. En un mercado donde los diseños de cristal están muy presentes, estos tratamientos especiales ayudan a darle un toque distintivo a cada modelo.

Todo sea dicho, Huawei añade una funda de silicona con el móvil por lo que al final el tacto trasero puede pasar para muchos a un segundo plano. Una funda que también ayudará a esconder las numerosas huellas y motas de polvo que se impregnan en la parte de atrás. No están tan presentes como en otros terminales, pero nunca terminamos de tener el móvil completamente limpio.

El diseño de cristal del Mate 20 es similar al del año pasado, con un tratamiento que mejora el agarre pero también transmite sensaciones cercanas al plástico.
Trasera Cristal

La sensación de calidad la encontraremos en los detalles. El lector de huellas trasero se encuentra en una buena posición y está bien integrado, la triple cámara no sobresale excesivamente y los botones laterales tienen una construcción en metal con un recorrido excelente.

El borde izquierdo es completamente liso y tenemos la ranura dualSIM híbrida, donde se ha añadido compatibilidad con las nuevas tarjetas NMcard de Huawei, no así las microSD tradicionales. En el lado derecho tenemos los botones de volumen y apagado/encendido. Este último tiene una superficie rugosa y en nuestra unidad con trasera grisácea está bordeado por un color rojizo, para que sea fácil de identificar.

Detalle Diseno

En la parte superior tenemos doble micrófono de cancelación de ruido, el puerto de infrarrojos, uno de los altavoces y el jack de 3.5mm. Al contrario que en el modelo Pro, el Mate 20 sí mantiene tanto el lector de huellas trasero como este puerto de audio que cada vez menos fabricantes están incorporando en sus buques insignia. El Mate 20 por su parte no destaca por ser especialmente fino, por lo que todavía parece haber suficiente espacio para añadirlo. En la parte inferior tenemos otros dos micrófonos de cancelación de ruido, el puerto USB tipo C central y los altavoces.

Diseno Abajo Mate 20

Huawei nos ofrece un móvil muy sólido, con un diseño que sin ser el más premium ni original sí es muy efectivo. Es equilibrado, da sensación de robustez y tenemos resistencia al agua y al polvo IP53. Una lástima que no hayan apostado por ofrecer IP68 como en el modelo Pro, ya que habría ganado varios puntos.

Pero si en un punto destaca el Mate 20 es en su aprovechamiento. No es un móvil pequeño pero sí muy compacto para la gran pantalla de 6,53 pulgadas que incorpora. Parte de la responsabilidad del buen aprovechamiento del frontal es la muesca en forma de gota de agua. Mientras que normalmente la introducción del ‘notch’ suele considerarse como un paso atrás a nivel estético, en este caso la molestia es mínima y es justo el espacio necesario para colocar la cámara frontal, el LED de notificaciones y poco más.

Huawei ha sido capaz de meter 6,53 pulgadas en un cuerpo donde hace un par de años teníamos hasta una pulgada menos. Un trabajo de compactación excelente que traslada la experiencia de las phablets enormes a los bolsillos de la mayoría de usuarios.

Comparativa de tamaños

Para hacernos una idea del buen trabajo de Huawei en este apartado, únicamente tenemos que mirar otros terminales como el Galaxy Note 9 que tienen un tamaño mayor o incluso el Oppo Find X, donde pese a añadir una cámara frontal extraíble no logra tampoco mejorar los números de este Mate 20.

Huawei Mate 20

Samsung Galaxy Note 9

Oppo Find X

iPhone Xs Max

Xiaomi Mi 8

Dimensiones (mm)

158.2 x 77.2 x 8.3

161,9 x 76,4 x 8,8

156,7 x 74,2 x 9,6

157,5 x 77,4 x 7,7

154,9 x 74,8 x 7,6

Pantalla (pulgadas)

6,53

6,4

6,42

6,5

6,21

Superficie del frontal (cm2)

107.5

103.2

101.2

102.9

97.1

Aprovechamiento

88%

83.4%

87%

84.4%

83.8%

Peso (g)

188

201

186

208

175

Batería (mAh)

4.000

4.000

3.730

3.174

3.400

Durante los últimos años la gama Mate siempre se ha destacado por ser de los terminales mejor optimizados en términos de espacio. Este año Huawei vuelve a superarse incorporando un gran panel de 6,52 pulgadas en un tamaño prácticamente idéntico al del P20 Pro, el Pixel 2 XL y muchos otros móviles con casi media pulgada menos de pantalla.

En comparación con el resto de modelos del fabricante, este Mate 20 también destaca por convertirse en el mejor trabajo de compactación hasta la fecha, superando por la mínima al Mate 20 Pro. Algo que todo sea dicho es más fácil lograr cuando la pantalla que incorporas es más grande.

Huawei Mate 20

Huawei Mate 20 Pro

Huawei P20 Pro

Huawei Mate 10

Huawei Mate 9

Dimensiones (mm)

158.2 x 77.2 x 8.3

157,8 x 72,3 x 8,6

155 x 73,9 x 7,8

150.5 x 77.8 x 8.2 mm

156.9 x 78.9 x 7.9 mm

Pantalla (pulgadas)

6,53

6,39

6,1

5,9

5,9

Superficie del frontal (cm2)

107.5

100.2

93.9

95.6

96

Aprovechamiento

88%

87.9%

82%

81.6%

77.5%

Peso (g)

188

189

180

186

190

Batería (mAh)

4.000

4.200

4.000

4.000

4.000

Pantalla: grande, brillante y con una muesca que pasará desapercibida

Pantalla Huawei Mate 20

El Huawei Mate 20 llama la atención por su pantalla. Tenemos triple cámara y su rendimiento es envidiable, pero el panel LCD RGBW de 6,53 pulgadas FullHD+ con ratio 18.7:9 y compatible con HDR no está en un segundo plano. No alcanza a la calidad del modelo Pro pero aún así la experiencia es muy buena.

Con una resolución de 2.244 x 1080 píxeles la densidad que se nos queda es de 382ppp. La nitidez que tenemos no es la mejor que hayamos visto en un smartphone, pero es normal teniendo en cuenta el gran tamaño que tiene el panel. Aún así navegar a través del Mate 20 es muy agradable y los elementos se muestran perfectamente. Salvo en Netflix, donde a pesar de contar con el Widewine L1 los vídeos se muestran cómo mucho en resolución HD.

No tenemos el contraste de los paneles OLED y eso se nota principalmente en los negros, que no tienen la profundidad deseada. Por el contrario, el brillo es muy bueno y no hemos tenido problemas en utilizarlo a pleno día. Sin comprobar el dato de 820 nits máximos, sí podemos decir que ha cumplido con soltura en nuestras pruebas. Pero además del brillo máximo, el automático también se ha ajustado en cada situación y donde en muchos dispositivos lo configurábamos manualmente, en el Mate 20 casi siempre hemos optado por dejarlo que actúe solo.

Exteriores Huawei Mate 20
Los amantes de las pantallas grandes disfrutarán con la del Huawei Mate 20. Tamaño generoso, brillo elevado, buena calibración y un pequeño ‘notch’ al que no prestaremos atención o lo ocultaremos directamente.

Los ángulos de visión son correctos. Al girarlo no hay degradaciones evidentes y aunque sí hemos notado una ligera pérdida de viveza al inclinarse, en general es un panel que cumple de manera excelente en todo tipo de situaciones.

La temperatura de los colores es bastante cálida. Huawei nos permite desde los ajustes de la pantalla modificar los tonos y la temperatura, pero incluso en las configuraciones más frías notamos como el panel tiende a compensarlo con tonos algo cálidos. Afortunadamente, el nivel de precisión del modo de color que ofrece Huawei es suficiente elevado para que podamos en todo momento ajustar la pantalla a la tonalidad que más nos guste.

Pantalla Mate 20

EMUI es una capa de personalización con una cantidad enorme de ajustes. En el caso de la pantalla tenemos los mismos que en modelos anteriores; desde cambiar el texto hasta resolución inteligente, pasando por un modo lectura y la posibilidad de elegir qué aplicaciones se visualizarán en pantalla completa. Pero si hay una opción que muchos usuarios buscan es la de ocultar el ‘notch’.

Ajustes Muesca Mate 20

Huawei nos permite dejar la muesca en su sitio, lo que no afecta al día a día, o ocultarla para que el área superior muestra una franja negra. La ventaja de esta opción en el Mate 20 es que la muesca ya es de por sí bastante pequeña. Los iconos se mostrarán con fondo negro pero tienen suficiente espacio para rellenar la parte superior. También al ser un ‘notch’ pequeño, la zona cortada es más reducida y no tenemos tantos problemas en clickar o ver los elementos tapados.

Mate 20 Vs Pixel 2 Huawei Mate 20 (izq) vs Pixel 2 XL (derecha).

Este año hemos visto multitud de móviles con el popular ‘notch’, pero con las muescas en forma de gota de agua como la del Mate 20 empezamos a aceptarlas. No entorpecen la visión, permiten construir móviles con una pantalla enorme en un tamaño manejable y además se pueden ocultar fácilmente. El Mate 20 no tiene un panel OLED curvado como el de su hermano mayor, pero el espacio está muy bien aprovechado, el brillo es elevado y la experiencia es bastante satisfactoria. Un punto importante ya que los usuarios que acostumbran a interesarse por las phablets suelen valorar que la pantalla dé buen resultado.

Rendimiento: el salto a los 7 nanómetros convence mucho pero es difícil de apreciar

Video Mate 20

Los nuevos Huawei Mate 20 estrenan el procesador Kirin 980, un chipset de producción propia y que este año da el salto a los siete nanómetros. El Kirin 980 dispone de dos núcleos Cortex A76 a 2,6GHz, otros dos núcleos a 1,92GHz y otros cuatro A55 a 1,8Ghz. Esta arquitectura permite que los dos núcleos únicamente se activen cuando la potencia se requiere y los secundarios suelen ser los que van adaptándose a cada tarea. El resultado es una mejora en rendimiento y eficiencia respecto al Kirin 970 que ya tenemos en gran parte del catálogo de la marca.

¿Se notan los avances en el Kirin 980 a la hora de utilizar el móvil? Sí. Es casi imposible dar un porcentaje de mejora de un año a otro, pero la experiencia con el Mate 20 es más fluida que en los Huawei P20, Honor 10 y sucesivos móviles con el anterior procesador. Las animaciones son más suaves y las aplicaciones se abren antes. Los tiempos de carga también son más cortos y en general tenemos un nivel de fluidez similar a lo que hemos visto en móviles con el Snapdragon 845, que hasta ahora tenían ese punto por encima del Kirin.

Acompañando al procesador tenemos 4GB de memoria RAM LPDDR4. No es una cantidad muy elevada, pero no hemos notado grandes ralentizaciones pese a tener abiertas muchas aplicaciones en segundo plano. Si reducir la cantidad de RAM ayuda a que durante los próximos meses baje de precio entonces ya irá bien.

A la hora de jugar el Huawei Mate 20 puede con todo. Encontramos la nueva GPU Mali G76 y casi todos los juegos que hemos probado han funcionado a la perfección, desde Asphalt 9 hasta el Fortnite. Y decimos casi porque por ejemplo en PUBG Mobile no nos ha detectado correctamente a la primera el nivel gráfico. Entendemos que por ser un chipset demasiado nuevo. Si bien, a la hora de jugar no ha habido ningún problema.

Juegos Huawei Mate 20
El Kirin 980 ofrece un rendimiento excelente y coloca al Mate 20 como uno de los dispositivos más agradables de utilizar del año, pero este salto a los siete nanómetros no es un golpe en la mesa respecto a lo que ya teníamos.

Respecto a las temperaturas estamos también contentos. El Mate 20 logra mantenerse casi siempre por debajo de los 40º C, incluso cuando estamos jugando. Sí notamos algo de calor cuando lo estamos cargando rápidamente o llevamos un rato jugando, pero en general disipa muy bien el calor y ha sido una grata sorpresa en este punto.

¿Y qué ocurre con la inteligencia artificial? El Kirin 980 incorpora una NPU dual pero los efectos son difíciles de apreciar directamente. Sí se aplica en la detección de escenas en la cámara, la gestión de la batería y el uso de HiVision, su alternativa a Google Lens de la que hablaremos después.

Benchmarks

Aquí os dejamos la tabla de resultados con los benchmarks del Huawei Mate 20 y su comparativa con los modelos de la competencia directa. Como vemos, este Kirin 980 es un claro paso adelante y adelanta ligeramente al chipset de Qualcomm, uno que pronto deberían renovarse también.

Huawei Mate 20

Huawei P20 Pro

Sony Xperia XZ3

Samsung Galaxy Note 9

iPhone Xs

Procesador

Kirin 980

Kirin 970

Snapdragon 845

Exynos 9810

Apple A12 Bionic

RAM

4 GB

6 GB

4 GB

6 GB

4 GB

AnTuTu

272.163

207.107

267.419

253.740

313.341

Geekbench 4 (single/multi)

3.315 / 9.716

1.609 / 6.816

2.415 / 8.513

3.781 / 8.942

4.803 / 11.178

PCMark Work 2.0

7.642

7.185

7.983

5.067

--

Iconos Emui 9

A nivel de conectividad no hemos tenido problemas ni con el WiFi, ni con la geolocalización ni con la conectividad LTE, que alcanza la categoría 21. Para conectarse con los auriculares bluetooth tampoco ha habido retrasos ni ningún corte. Y un detalle que nos llamado la atención es el potente motor de vibración del Mate 20. Con el Kirin 980 también llegan mejoras a nivel de conectividad pero pese a tener buenos resultados, es otra de esas mejoras difíciles de apreciar durante el día a día. Incluso realizando algunos tests de velocidad, no hemos notado ventajas significativas respecto a terminales del año pasado.

Para el almacenamiento contamos con 128GB teóricos, de los cuales tenemos disponibles 107,98GB. Ligeramente menos de lo que acostumbrábamos a tener con EMUI 8.0 pero suficientes para la mayoría de usuarios. En el caso del modelo estándar no tenemos versiones con mayor almacenamiento.

EMUI 9.0: el ecosistema de Huawei sigue fortaleciéndose

Emui 9 Huawei Mate 20

La gama Mate de Huawei también es la encargada de estrenar nueva versión de software. Con el Mate 20 hemos podido probar por primera vez EMUI 9.0, la última modificación de su capa de personalización que además llega junto a Android 9 Pie. No es un detalle menor, ya que estos Mate 20 son los primeros móviles con un software muy diferente a Android puro que sí están actualizados a la última versión.

En este apartado siempre habrá usuarios que prefieran una capa de personalización como EMUI, con decenas de opciones y otros que apuesten por algo más limpio y similar a la experiencia de Google. Vamos a explicar qué ofrece EMUI y cuáles son las novedades de la novena versión que llega en el Mate 20. Ya anticipamos que estamos ante una actualización continuista y en general la experiencia de EMUI 9.0 es similar a la que teníamos antes.

Escritorio Emui 9

EMUI es una capa con una cantidad enorme de características, un diseño colorido sin cajón de aplicaciones de manera predefinida y muy fácil de adaptar a nuestros gustos. La desventaja es que muchas de las aplicaciones preinstaladas no pueden desinstalarse, por lo que el Mate 20 no es un móvil para aquellos que quieran un software minimalista. Pese a todo, desde la marca son conscientes del enorme volumen de opciones y han intentado simplificar los menús.

Con EMUI 9.0 seguimos teniendo una capa de personalización con decenas de opciones y que sigue sin transmitirnos una sensación de fluidez, pero desde la marca empiezan a hacer pequeños cambios para intentar simplificar sus menús.
Ajustes Emui

La apariencia general no ha cambiado, pero sí se añaden algunas de las novedades de Android 9 Pie. Entre ellos el parche de seguridad de octubre. En los ajustes encontraremos un listado enorme de opciones, desde los clásicos de pantalla, notificaciones y almacenamiento hasta seguridad, asistencia inteligente y el nuevo Balance Digital.

Balance Digital

Este nuevo apartado ya lo hemos podido probar en los Pixel y también está implantado de la misma forma en los terminales Huawei con EMUI 9.0. Podremos tener un mapa exhaustivo del uso del móvil, desde cuántos minutos hemos utilizado cada aplicación hasta el número de desbloqueos. También podremos establecer límites de uso para cada aplicación y poner la pantalla en gris a determinadas horas.

Para conocer las novedades de esta nueva versión, Huawei nos instala una aplicación de sugerencias. Una pequeña muestra de la facilidad del fabricante para añadir aplicaciones extra. En ella vemos explicaciones de cómo funciona la navegación por gestos, la grabación de pantalla, el cambiar de móvil, Huawei Share 3.0 o el nuevo gestor de contraseñas.

Sugerencias Emui

Desde los ajustes de seguridad y privacidad podemos encontrar todas nuestras contraseñas guardadas. Unas que EMUI podrá utilizar para autocompletar campos de contraseña. Es una función equivalente a la que tiene Google u ofrecen apps como Dashlane o 1password. Su funcionamiento está bien integrado y es cómodo de utilizar. Otro ejemplo más de cómo poco a poco Huawei está fortaleciendo su software para tener una versión propia de la mayoría de herramientas que podamos llegar a utilizar en nuestro día a día.

Contrasenas

Aquellos que compren el Mate 20 tendrán un dispositivo con suficientes herramientas como para no tener que instalar utilidades de terceros. Navegar por las opciones de EMUI es muy entretenido y la mayoría de los ajustes pueden sernos útil. Algunos que hemos ido utilizando son el control por voz para responder llamadas, el espacio privado, las aplicaciones gemelas para tener dos cuentas de WhatsApp o la interfaz por gestos, que funciona de manera equivalente a la de los iPhone tanto en funcionamiento como en fluidez.

Asistencia

Huawei es una marca que está apostando fuerte por tener un software reconocible y un ecosistema cerrado. Es un fabricante Android que si bien sigue trabajando junto a Google, cada año que pasa nos recuerda más a Amazon en su intento de desligarse completamente de los creadores de Android. Un ejemplo de esto es la tienda de aplicaciones App Gallery.

App Gallery es un golpe directo a la Play Store, pero todavía tiene muchísimo margen por delante para igualarla. La selección de aplicaciones es muy elevada, pero por ejemplo algunas como WhatsApp o Telegram todavía no están. Si bien hemos detectado que en algunos momentos el móvil nos recomienda actualizar algunas aplicaciones a través de App Gallery y no desde la Play Store. Una recomendación inocente pero que representa el intento de Huawei por hacerse responsable directo de todas las aplicaciones que tengamos en el móvil.

App Gallery

Para la mayoría de usuarios estos añadidos pueden ser muy bien recibidos. Creemos que aportan una mejor experiencia y funcionan suficiente bien como para ser un posible motivo de compra del Mate 20.

Matebook

Este ecosistema de Huawei también tiene su representación en el escritorio. Con el Mate 20 podemos proyectar inalámbricamente la imagen a la televisión o el PC, compartir datos entre dispositivos y por ejemplo acceder rápidamente a todas las fotos simplemente apoyando el terminal. Durante esta semana también estamos probando el Huawei Matebook X y la sincronización entre uno y otro es excelente.

Biometría: apostando por lo más seguro

En el Huawei Mate 20 no tenemos lector de huellas integrado ni un reconocimiento facial en 3D como en el modelo Pro. Pero sí encontraremos un lector de huellas trasero que funciona a la perfección y un desbloqueo facial casi instantáneo. La seguridad es un elemento importante para los fabricantes de móviles y nos alegra ver como los nuevos Mate 20 han conseguido ser recomendados para el programa Android Enterprise.

Huellas

Entendemos que la tendencia es hacia eliminar el máximo número de elementos y seguir mejorando la tecnología actual, pero con el Mate 20 tenemos dos elementos de seguridad muy maduros. Los lectores traseros han llegado a ese punto donde se antojan difíciles de mejorar sin cambiarlos radicalmente. El del Mate 20 es rápido, fiable y está colocado en la posición trasera habitual. También admite gestos y podemos utilizarlo como disparador de la cámara o para deslizar el panel de notificaciones.

Desbloqueo

Respecto al reconocimiento facial tenemos una sensación parecida. Terminales como el P20 Pro y el Honor 10 ya eran bastante eficaces en este apartado y con el Mate 20 tenemos un paso más.

Desbloquear el móvil con el rostro es casi instantáneo y funciona en la mayoría de situaciones. Nos hemos puesto gafas, los cascos e incluso cortado el pelo y sigue funcionando a la primera. También ha sido eficaz mirando de lado la cámara frontal. Pero donde más notamos una mejoría es en zonas de baja luz, incluso aquí nos desbloquea el móvil. Eso sí, con un par de segundos de retraso respecto a lo habitual. No hay tanta suerte si nos ponemos las gafas de sol o estamos completamente a oscuras.

Rostro

Huawei nos permite elegir si queremos desbloquear el móvil directamente o que previamente tengamos que encender la pantalla. Preferimos la primera opción ya que es inmediato. Agarramos el Mate 20 y al mirarlo ya lo tenemos desbloqueado, tan rápido que ni siquiera nos da tiempo a ver la pantalla de desbloqueo con sus seis dígitos para el PIN. Un método suficiente eficaz como para que el lector de huellas pase a un segundo plano.

Cámaras: triple sensor con menos megapíxeles pero igual de versátil

Leica Camara

Atrás quedó la guerra de los megapíxeles. Ahora parece que los fabricantes han encontrado en el número de cámaras otro campo de batalla para la fotografía móvil. Con el Huawei P20 Pro el fabricante chino inició una tendencia que parece que todavía tiene recorrido. No tenemos la misma cámara que en el Mate 20 Pro, pero sí la misma configuración de triple cámara trasera firmada por Leica. En el Mate 20 encontramos un sensor principal de 12 megapíxeles con una lente de apertura f/1.8 y 27mm. Como vemos, una estrategia diferente de los 40 megapíxeles que vemos en los modelos Pro.

Acompañando a este sensor tenemos un sensor de 16 megapíxeles con lente de apertura f/2.2 para la realización del gran angular de 17mm, y otro de 8 megapíxeles con una apertura f/2.4 para telefoto. En este último punto, el Mate 20 mejora lo que ya teníamos con el P20 Pro y nos ofrece un zoom híbrido 10x pese a que técnicamente está más limitado y el zoom óptico es 2x.

La disposición de esta triple cámara trasera está colocada en el centro, dentro de un recuadro que sobresale muy ligeramente y tiene el flash en la esquina superior derecha, justo al contrario que el modelo Pro que tiene el flash a la izquierda. Al principio llama la atención, pero lo cierto es que es un lugar bastante lógico para la cámara y pronto nos olvidamos de su forma.

App Camara Mate 20 Ajustes

A estos sensores Huawei añade el trabajo que realiza la doble NPU del Kirin 980 para incorporar reconocimiento de escenas y estabilización inteligente. Una inteligencia artificial que también tiene un papel relevante en la nueva herramienta HiVision.

En la cámara frontal es donde encontramos menos novedades y se mantiene el sensor de 24 megapíxeles con una lente de apertura f/2.0. Vamos a ver qué nos ofrece a nivel fotográfico el Mate 20, un buque insignia que no dispone del apellido Pro pero quiere también colarse en la lucha por ser uno de los móviles con mejor cámara.

Aplicación de cámara

Aplicacion De Camara

Huawei mantiene prácticamente la misma aplicación que teníamos anteriormente. El principal cambio se encuentra en la llegada del botón de HiVision, situado en la esquina superior izquierda. Más allá de esto, tenemos una aplicación con muchos ajustes y una navegación que sigue siendo algo farragosa.

Para movernos por las distintas secciones deberemos ir haciendo swipe a un lado y hacia otro. Tenemos de izquierda a derecha las secciones de apertura, noche, retrato, foto, vídeo, profesional y más. En la parte superior que sí suele mantenerse fija tenemos HiVision, el flash, las Live Photos, el modo de color y los ajustes.

En la sección de “más” tenemos acceso al HDR, que está demasiado escondido para mi gusto. Sin embargo se entiende ya que la inteligencia artificial de Huawei suele activar modos de imagen equivalentes cuando la ocasión técnicamente lo requiere. En esta sección también tenemos la marca de agua, la cámara rápida, la lente AR para acceder a los Qmojis, la cámara lenta que permite grabar hasta 960fps en 720p, el escaneo de documentos, filtros, pintura con luz, panorámica, panorámica en 3D, HDR y el modo monocromático que cuenta con sus propias opciones de apertura, retrato y profesional.

Ajustes Camara

La aplicación de cámara es un reflejo de lo que ofrece EMUI de Huawei. Decenas de opciones más o menos bien organizadas pero que acaban por abrumarte. Pese a conocerla previamente, siempre nos queda la sensación que no extraemos todo su potencial y que nos quedan apartados por ver. Nos hubiera gustado ver una renovación más importante en la aplicación de cámara, pero entendemos que eso quedará para principios del año que viene. Además, el error que remarcaba nuestra compañera Anna en el análisis del P20 Pro con la previsualización de la velocidad de obturación sigue sin corregirse.

No acaba de encajarnos tampoco el uso de la barra deslizadora para elegir el zoom. Podemos o bien pulsar sobre ella para ir cambiando de zoom o deslizar para ampliar o reducir. Sin embargo a veces los saltos son demasiado pronunciados y por ejemplo cuando pasa del zoom 2x al angular 0.6x hay una animación extraña. En foto queda raro y ya está, pero cuando grabamos un vídeo es algo molesto. Dicho esto, vamos a ver cómo se comporta la triple cámara del Huawei Mate 20 en las distintas situaciones.

Cámaras traseras

La cámara triple del Huawei Mate 20 nos ofrece una mezcla de todas las tendencias que hay en telefonía móvil. Tenemos el uso de la inteligencia artificial para mejorar el contraste y el detalle, zoom híbrido 10x y hasta gran angular de 17mm. Como ya vimos a principios de año, apunta a una cámara muy versátil. Y en nuestras pruebas, pese a los cambios en los sensores, mantiene el nivel muy alto.

12 megapíxeles es la definición por defecto de la cámara trasera, salvo cuando ampliamos el ángulo y elegimos 0,6x que subimos a los 16 megapíxeles. Si disparamos de día vemos que la foto tiene un resultado muy correcto. Los colores están bien implementados, el detalle es bueno y no hay desenfoque evidente. El enfoque automático no es el más rápido que hemos visto pero sí es bastante estable.

Colores Las fotos de día ofrecen colores vivos y un buen nivel de detalle. Una prueba sencilla para la cámara del Mate 20.

Instantes después de hacer una foto, la cámara del Mate 20 suele activar una asistencia para mejorar la imagen. Nos solicitan que no movamos el móvil y se aplican correcciones que normalmente consisten en intensificar el contraste, potenciar el detalle y aclarar zonas oscuras.

El efecto de esta mejora suele estar bien implementado y los resultados son bastante más suaves de lo que habíamos visto en anteriores modelos. En escenas con mucho color sí tiende a la sobresaturación pero el efecto parece haberse moderado y el efecto de aplicar la IA suele crear imágenes llamativas.

Detalle Dia Tener un sensor de 12MP limita el nivel de detalle al ampliar pero la nitidez conseguida es muy buena.
Ruido Si nos vamos a escenas con algo menos de luz el detalle se va perdiendo, pero la cámara juega muy bien con las zonas claroscuras.

Al tener tantos modos de imagen, la cámara del Mate 20 siempre suele tener una opción que se ajusta a lo que podemos buscar. Una de estas funciones son los modos de color. Tenemos la imagen estándar y después la opción de colores vivos y la de colores nítidos.

La diferencia entre los tres modos es bastante evidente. En la fotografía normal las imágenes pueden quedar ligeramente lavadas. En el lado opuesto está el modo de color vivo, que produce imágenes muy saturadas y normalmente poco realistas. Más equilibrado nos parece el modo de colores nítidos, que en la mayoría de ocasiones suele añadir suficiente contraste a la imagen pero sin desvirtuar los tonos que realmente tenemos delante.

Comparativa Colores

En escenas algo más complicadas y con menos iluminación el incremento del ruido se hace evidente. La pérdida de nitidez se nota bastante aunque tanto los tonos como las sombras suelen salvarse bien.

El rango dinámico del Huawei Mate 20 es muy bueno aunque la inteligencia artificial tiene mucho que decir. Al estar el modo HDR tan escondido, lo habitual es que dejemos en manos de la IA elegir qué tipo de procesado se realiza. El reconocimiento de escenas es muy rápido pero sigue sin ser infalible. Además consiste en la mayoría de ocasiones de simplemente incrementar la saturación para que la imagen sea más llamativa.

Inteligencia Artificial Huawei

Nos hemos encontrado muchas ocasiones donde por ejemplo nos aplicaba el efecto de “cielo azul”, cuando lo que queríamos era dar prioridad al edificio. O por ejemplo identificar como “peces” una foto con tonos azules.

Comparativa Mate 20 Vs Pixel 2 Xl Mate 20 (izquierda) vs Pixel 2 XL (derecha): las nubes parecen más finas en el Pixel pero el Mate 20 ofrece más información en la zona oscura.

Para la imagen nocturna tenemos varias soluciones. De base el nivel de ruido producido no es muy elevado, pero tiende a oscurecer demasiado la imagen. Esto puede modificarse ya sea mediante el modo profesional y sobre todo con el modo noche. En el Mate 20 funciona muy bien y la estabilización hace un gran trabajo para que este no salga movido. En algunas ocasiones esta exposición causa que la imagen producida sea más brillante de lo que es en realidad, pero aún así permite realizar imágenes con muchísima información en zonas donde de normal saldrían oscuras.

Noche Colores De noche la cámara del Mate 20 hace un gran trabajo, el ruido no es nada evidente y los colores pese a pecar ligeramente de saturación están muy bien compensados.
Mate Vs Pixel Mate 20 (izquierda) vs Pixel 2 XL (derecha): la cámara del Huawei gana en sombras y ofrece tonos más naturales aunque tiende a subir mucho la nitidez.
La cámara del Huawei Mate 20 mantiene un altísimo nivel en todo tipo de situaciones. El procesado, la tonalidad y el rango dinámico han dado un paso adelante. Nos habría gustado encontrar algo más de suavidad en escenas con poca luz y mejor detalle, pero opciones como el modo noche o el gran angular compensan en gran medida estos defectos.
Modo Noche Fotografía sin IA (izquierda) vs modo noche (derecha): la escena no eran tan brillante como la segunda, pero la posibilidad de ajustar la exposición en estas tomas de forma fácil es muy útil.

Otra escena que suele activarse es el modo “Super macro”. Podemos conseguir enfocar objetos muy cercanos y reducir el ruido, pero no hemos conseguido un efecto realmente diferente. También cuando la escena contiene mucha información nos recomienda directamente el modo “Super gran angular”.

El disparo en monocromo da buen resultado, pero los protagonistas en el Mate 20 son el nuevo zoom híbrido 10x y el gran angular de 17mm que ofrece una imagen 0,6x respecto a la habituales. 104 grados de ángulo con unos resultados muy similares a los que vimos en el LG G7 ThinQ. En este último tipo de fotografías se activa el sensor de 16 megapíxeles, que mejora ligeramente el detalle pero produce fotos ligeramente más oscuras.

Comparativa Noche Angular Fotografía estándar (izquierda) vs fotografía gran angular 17mm (derecha)
Angulares Huawei El paso del gran angular a la cámara estándar o de telefoto se aprecia en el tipo de luz captada.

Con el zoom híbrido 10x podemos conseguir imágenes con una nitidez muy alejada de la que tendríamos sin un sensor telefoto. Pese a ello, la calidad cuando ampliamos tanto se pierde notablemente, sobre todo en la ampliación máxima donde es básicamente la IA la que hace todo el trabajo.

En el Mate 20 estándar contamos con una lente de 52mm y zoom óptico 2x, considerablemente inferior a los 80mm y zoom óptico 3x que teníamos en el P20 Pro y sí se mantiene en el Mate 20 Pro.

Angulares El zoom óptico 2x (derecha) no permite ampliar tanto pero el nivel de detalle es muy bueno, lástima que la apertura f/2.4 no capte tanta luz como el sensor principal.
Comparativa Zoom X5 Recorte digital (izquierda) vs zoom híbrido 5x.
Comparativa Zoom X10 El zoom híbrido 10x aporta un plus enorme cuando queremos enfocar a un elemento concreto.

Otro de los ajustes que la IA suele activar automáticamente es el modo retrato. De hecho, si queremos hacer una foto a alguien de manera normal sin el fondo desenfocado lo más fácil será desactivar la opción de captura inteligente, ya que de lo contrario nos aparecerá cada vez que enfocamos a alguien.

Para aplicar el efecto bokeh de desenfoque tenemos dos secciones; la propia del modo retrato y el modo apertura, que podemos seleccionar desde f/0.95 hasta f/16.

Apertura

Los resultados del modo apertura varían en función del número elegido, pero es fácil ajustarse al objeto que queremos enfocar. Los contornos suelen estar bien definidos aunque será fácil encontrar artefactos y manchas borrosas si la apertura no se ajusta exactamente. Digamos que es el desenfoque más agresivo y menos adaptado al objeto.

Apertura 0 95 4 16 Apertura f/0.95 (izq) vs f/4 (centro) vs f/16 (derecha)

Bastante más acertado es el modo retrato. Aquí la persona debe colocarse en un punto concreto, pero la transición entre objeto enfocado y el fondo es mucho mejor. En una figura sencilla para la realización del modo retrato no hay muchos puntos erróneos y el efecto es muy correcto, aunque no tenemos un efecto muy llamativo y sigue sin ser perfecto.

F 1 8 Retrato Corazones No tiene el 'punch' que hemos visto en otros modos retrato, pero está bien resuelto y con las superficies delimitadas más o menos correctamente.

Con retratos más complejos sí hay algún error puntual pero tanto de día como de noche el modo retrato del Huawei Mate 20 es bastante efectivo. En comparación con otros terminales como el Pixel 2 XL el fondo no queda tan desenfocado pero incluso en retratos nocturnos el nivel de fallos es bastante bajo y la calidad se mantiene.

Retrato Mate 20
Modo Retrato

El modo retrato con la cámara trasera cuenta con varios efectos, entre ellos de iluminación así como un modo belleza básico con diez niveles.

Huawei Mate 20 Retrato La aplicación de cámara nos permite crear múltiples efectos de desenfoque, pero no terminan de estar depurados.
Retrato Escobar

Aquí os dejamos con la galería de imágenes a resolución original, normalmente 12 megapíxeles.

Cámara frontal

Mientras que en la cámara trasera sí se ha dado un paso adelante, con la cámara frontal se mantiene el sensor de 24 megapíxeles. Los resultados son correctos, pero nos habría gustado ver algo más. Estamos en 2018 y los selfies son un tipo de fotografía muy importante.

La cámara frontal del Mate 20 consigue imágenes resultonas de día, con tonos correctos y un nivel de detalle aceptable. Pero incluso a plena luz los colores carecen de intensidad. Del mismo modo que las cámaras traseras han dado un salto de calidad, la frontal parece haberse estancado ligeramente.

Selfie Hdr La cámara frontal permite activar los selfies HDR con IA (derecha).

De noche el problema se incrementa y los selfies suelen salir o bien demasiado cálidos o con un desenfoque apreciable a simple vista. Estando ante un buque insignia, la exigencia debe ser máxima y creemos que en este apartado el Huawei Mate 20 podría haber ofrecido algo más.

Huawei Mate Selfie Selfie con flash (izq) vs selfie estándar (centro) vs selfie con retrato (derecha)

En contraposición con la trasera, el modo belleza frontal nos deja elegir hasta diez niveles pero además contamos con ajustes para afinar el rostro, suavizarlo y aportar calidez. Los efectos son bastante suaves, en clara contraposición con lo que suele ser habitual en los fabricantes chinos.

También contamos con modo retrato en la cámara frontal. Pese a no disponer de doble cámara, la inteligencia artificial crea el efecto de desenfoque. Encontramos más fallos que en la trasera, pero aún así está suficiente bien resuelto.

Selfie Retrato Al no contar con cámara doble frontal el modo retrato falla bastante más y es habitual que nos quedemos sin una oreja.

Vídeo

Pese a la llegada del nuevo procesador Kirin 980, todavía no tenemos activa la grabación de vídeo 4K a 60fps. Al contrario que su antecesor, el chipset del Mate 20 sí es compatible por lo que en un futuro podríamos recibir una actualización para activarlo.

Además de la grabación en 4K/30fps tenemos vídeo en 1080p a 60fps, en cámara rápida y en cámara super lenta de hasta 960fps en 720p. Los resultados son buenos, con un nivel de detalle elevado, una exposición compensada y buena grabación de sonido.

El movimiento es bastante suave y los colores pueden también ajustarse a nuestro gusto aplicando el mismo modo de color que tenemos en foto. También encontramos filtros y modo HDR para el vídeo desde la cámara frontal.

La estabilización del Mate 20 se realiza por inteligencia artificial y es bastante decente. Aún así todavía queda lejos de lo que se logra con un gimbal económico. Un añadido que únicamente está disponible en resolución FullHD es el zoom con inteligencia artificial, que permite ajustar el zoom automáticamente para centrar el objetivo.

Nuevas herramienta de Inteligencia Artificial: HiVision, HiTouch y Qmojis

La inteligencia artificial es uno de los nuevos pilares de Huawei y en el Mate 20 se han añadido varias herramientas directamente relacionadas con ella. El Kirin 980 promete reconocer hasta 4.500 imágenes por minuto, convirtiéndose en uno de los procesadores que más operaciones hace en ese tiempo. ¿Para qué nos sirve en el móvil? Además del reconocimiento de escenas y la gestión de la batería, esta IA permite a Huawei incorporar HiVision y HiTouch.

HiVision es una herramienta que accederemos desde la aplicación de cámara y desde el buscador del lanzador de EMUI. Entre lo que nos ofrece tenemos un lector de códigos QR, un traductor de idiomas en directo tal y como realiza su rival Google Lens, un identificador de objetos que nos recomienda productos similares y reconocimiento de productos, cuadros y edificios famosos. Su funcionamiento todavía es muy básico, falla bastante y la mayoría de objetos no los identifica correctamente pese a contar con más de 120 millones de artículos. Tampoco encontramos el contador de calorías mostrado durante la presentación. Pese a todo, está en una fase inicial. Recientemente se nos ha actualizado y entendemos que Huawei irá afinando sus algoritmos con el paso de los meses.

Hi Touch es otra herramienta muy relacionada con la primera. En este caso podemos acceder desde cualquier pantalla del móvil. Lo que debemos hacer es mantener pulsado con dos dedos y nos reconocerá lo que se muestra en pantalla. Si por ejemplo estamos viendo una noticia de un móvil, lo identificará y nos recomendará productos similares. Pero de nuevo falla bastante y por ejemplo no reconoce ni siquiera los propios productos de Huawei.

Lente Ar

El último añadido que no podía faltar son los emojis 3D, que en el caso de Huawei se denominan Qmojis. Para utilizarlos deberemos ir al apartado ‘más’ de la cámara. Por el momento tenemos ocho emojis distintos, que van desde un pez hasta un husky siberiano, pasando por un robot y un pingüino. Los diseños son graciosos pero las animaciones son limitadas, no detecta si sacamos la lengua fuera y la experiencia no es suficiente divertida como para pensar en rivalizar con los emojis de Apple o Samsung. Ni qué decir de los memojis. Para ello, el modelo Mate 20 Pro sí cuenta con un reconocimiento facial en 3D que permite crear emojis más reales.

El buque insignia de Huawei para quien siga necesitando el jack de 3.5mm

Sonido Mate 20

Es extraño que una de las “novedades” del Mate 20 en materia de sonido sea la presencia del jack de 3.5mm. Lo cierto es que no lo esperábamos pero se agradece tenerlo con nosotros. ¿Por qué decimos esto? Bueno, tanto el Huawei P20 como el P20 Pro lo habían eliminado. Tampoco lo tenemos en el nuevo Mate 20 Pro. Por tanto, este Mate 20 estándar se sitúa por el momento como el único buque insignia de Huawei de 2018 con el conector para conectar los auriculares directamente.

Para complementar el jack, también se incluyen unos auriculares blancos ‘in ear’ con control de volumen. La calidad de estos es buena aunque la sujección deja bastante de desear. Afortunadamente al tener cable no es tan relevante. Aún así se agradece que el Mate 20 venga con unos auriculares, un detalle que cada vez menos fabricantes incluyen.

El Huawei Mate 20 es compatible con el codec de audio Qualcomm aptX y la experiencia con distintos auriculares bluetooth ha sido muy satisfactoria. No hemos tenido cortes y el alcance ha sido el esperado. Pese a tener jack de 3.5mm, el apartado del bluetooth no se ha dejado de lado.

Los altavoces del Mate 20 están situados en la parte inferior y justo encima del ‘notch’. Producen un sonido alto y con poca distorsión, casi 110 decibelios en nuestras pruebas y con el sello Dolby Atmos. A la hora de jugar, ver vídeos o poner música el Mate 20 ofrece una buena experiencia aunque echamos de menos un sonido ligeramente más envolvente.

Ajustes Sonido Mate 20 Dolby Atmos

Para mejorar este sonido, Huawei incluye los efectos de sonido Histen, una mejora auditiva que ya hemos visto en el resto de modelos de la marca y que se repite en este nuevo dispositivo. Podemos elegir la opción Estéreo+ para ajustar el sonido según la orientación o los modos predefinidos de Dolby Atmos. Aunque lamentablemente no disponemos de un ecualizador configurable por nosotros.

A la hora de llamar tenemos una experiencia impecable. Las voces son claras y no hay sonidos de fondo. Es difícil determinar hasta qué punto necesitamos cuatro micrófonos de cancelación de ruido, pero están ahí y en base a lo visto estos días funcionan muy bien.

Cuando la batería dejó de ser un problema: gran autonomía y carga rápida

Cuando hablamos que un móvil tiene buena batería no solo nos referimos a la cantidad de miliamperios-hora. En muchas ocasiones, la autonomía no siempre va de la mano de los números y también hay otros factores en juego como el tamaño de la pantalla, lo bien optimizado que esté el dispositivo o si el móvil tarda mucho en cargarse. Afortunadamente, el Mate 20 pasa con muy buena nota en prácticamente todos los aspectos de la batería.

El Mate 20 cuenta con una batería de 4.000 mAh y ofrece una autonomía excelente. No es un móvil delgado, pero podemos estar casi dos días utilizando el dispositivo con un uso moderado y con más de 10 horas de pantalla como las que hemos conseguido en varias ocasiones durante estos primeros días de análisis.

Pese a contar con una gran pantalla, la autonomía del Mate 20 nos ha sorprendido para bien. Los 4.000 mAh permiten aguantar la primera jornada con solvencia. La mejora en eficiencia parece notable.
Benchmarks Bateria Mate 20

Nos gustaría esperar al mes de uso para conocer más a fondo los resultados de la batería del Mate 20, pero en estos días hemos conseguido resultados más que aceptables. Utilizando el móvil para hacer fotos, escuchar música con los auriculares inalámbricos, jugar y navegar con el brillo automático nos da una autonomía media de casi día y medio.

EMUI dispone de varios modos de energía para ahorrar energía pero a la práctica lo cierto es que no los hemos necesitado. La autonomía del Mate 20 es uno de sus puntos fuertes pero además cuenta con un sistema de carga rápida muy eficiente. El Mate 20 cuenta con puerto USB tipo C y un cargador de 5V y 4.5A SuperCharge. Es compatible con el nuevo sistema de carga rápida de Huawei, pero el cargador que viene en la caja es el mismo de 22.5W que ya habíamos visto en otros modelos.

En total una hora y media para cargar la batería al 100% pero con la posibilidad de pasar del 10 al 40% en unos veinte minutos. Una carga rápida muy potente pero dentro de lo ya visto, porque recordemos que el Mate 20 no viene con el último cargador de Huawei. Las ventajas de la carga inalámbrica inversa y el SuperCharge 2.0 se reservan para el modelo Pro.

Huawei Mate 20, la opinión y nota de Xataka

Analisis Huawei Mate 20

El Huawei Mate 20 Pro se llevará todos los flashes con su triple cámara más avanzada, lector de huellas integrado y carga ultra rápida, pero este Mate 20 es todo un caballo ganador. Estamos ante un buque insignia con la última tecnología del fabricante chino y con un diseño tan compacto que permite tener la experiencia de las pantallas grandes en un cuerpo al que muchos ya nos hemos acostumbrado. Un excelente trabajo de compactación que encaja muy bien en ese ADN de la gama Mate de ofrecernos un tamaño extra en comparación con los Huawei P.

A favor del modelo estándar del Mate 20 tenemos una mayor pantalla, un precio más ajustado y una experiencia sobresaliente en batería, rendimiento e incluso biometría, donde pese a que los lectores de huellas físicos no sean tan innovadores sí funcionan a la perfección.

La introducción de la triple cámara y la IA mejorada sienta muy bien al Mate 20, pero en este punto sí notamos que la compañía se guarda varios ases en la manga. Añadidos como el nuevo zoom híbrido 10x o el gran angular permiten diferenciar la cámara del Mate 20 de la del P20 Pro, pero no hay un gran salto respecto a aquella. Con el Mate 20 vemos que la cámara triple es una apuesta importante para Huawei, pero para expandirla a los modelos que no son Pro se han tenido que hacer algunas concesiones.

Huawei Mate 20 Conclusion

A nivel de rendimiento el Huawei Mate 20 vuela. El nuevo Kirin 980 es una bestia y ofrece muy buen rendimiento. No se notan tanto las mejoras en la inteligencia artificial. Ha sido uno de los ‘buzzwords’ del año en tecnología móvil pero sigue siendo casi invisible al usuario más allá de la fotografía. No es algo negativo, pero EMUI 9.0 no es un cambio radical y HiVision es equivalente a lo que ya tenemos con Google Lens. Los fabricantes están invirtiendo muchos recursos en mejorar esta IA pero todavía hay camino por delante para sorprendernos en el futuro.

El Huawei Mate 20 es uno de los terminales más sólidos del año. Tener una pantalla tan grande en ese cuerpo es una gozada, la autonomía está en niveles altísimos, el nuevo Kirin 980 funciona como requiere la gama alta y el desembarco de la triple cámara le aporta un toque distintivo. El Mate 20 no tiene ese efecto ‘wow’, pero sí todos los ingredientes para recomendarlo con tranquilidad.

Aquellos usuarios que busquen una phablet de gama alta tienen en el Huawei Mate 20 uno de los modelos más completos. Al contrario que el Samsung Galaxy Note 9, uno de sus rivales directos, no dispone de un accesorio que defina la experiencia de uso pero sí cumple con creces en cada uno de los apartados. La mayoría de opiniones están de acuerdo en que Huawei ha dado otro salto de calidad este año y el Mate 20 es buena prueba de ello. No es su trabajo más avanzado, pero aún así es un buque insignia equilibrado, avanzado, veloz y con una pantalla que salta a la vista pese a tener un cuerpo relativamente manejable. Una opción fácil de recomendar para quien busque una phablet todoterreno y sin prácticamente puntos flacos.

8.9

Diseño9,25
Pantalla8,5
Rendimiento9,5
Cámara8.75
Software8,5
Autonomía9,25

A favor

  • Un trabajo de compactación excelente en un diseño sólido y manejable pese al gran tamaño de la pantalla.
  • La triple cámara es muy versátil y tanto el zoom híbrido como el gran angular son añadidos a los que daremos uso.
  • El Kirin 980 vuela y visto los resultados en autonomía también hemos mejorado en eficiencia.

En contra

  • EMUI 9.0 sigue siendo una capa igual de pesada y abrumadora. Las funciones como HiVision también tienen mucho por delante.
  • El zoom óptico que teníamos en el Pro se ha recortado y la cámara frontal no está a la altura.
  • El tacto trasero no ofrece las sensaciones más premium y se ensucia fácilmente.

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de Huawei. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

En la realización del vídeo tenemos a Pedro Santamaría.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio