Compartir
Publicidad
Publicidad

Asus AT3N7A-I con Atom 330, NVidia Ion y SSD, análisis

Asus AT3N7A-I con Atom 330, NVidia Ion y SSD, análisis
Guardar
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy os traemos un nuevo análisis, otro ordenador más que ha pasado por nuestras manos y del que ya podemos sacar algunas conclusiones. En este caso se trata de una especie de ordenador clónico para el salón, uno de esos denominados HTPCs o NetTops construido a partir de varios componentes por separado.

Básicamente se trata de un equipo con un Atom 330, NVidia Ion, una placa Asus AT3N7A-I Mini-ITX y un SSD de 120 GB. A continuación os dejo con la lista de especificaciones técnicas del ordenador, aunque ya puedo adelantaros que la unidad de disco, una OCZ Apex de 300 euros, es lo que infla el precio final, de unos 500 euros aproximadamente.

Especificaciones técnicas

  • Asus AT3N7A-I.
  • Intel Atom 330, 1.60 GHz.
  • Chipset NVidia Ion.
  • Memoria RAM Corsair 2 GB DDR2.
  • SSD OCZ Apex 120 GB.
  • Windows 7 Enterprise 32 bits.
  • Caja A+ Cupid I.

Rendimiento general

Como ya viene siendo habitual, el rendimiento general del ordenador en el propio sistema operativo (Windows 7 RTM Enterprise) es bastante bueno. Se comporta de una forma muy aceptable en las tareas más normales, como son la fluidez del sistema operativo, la navegación por Internet y demás. Lo que esperábamos.

También hay que decir que el ordenador se resiente cuando queremos mover muchas cosas a la vez. Si por ejemplo copiamos unos archivos grandes de un disco duro externo al interno del ordenador, y a la vez navegamos por varias pestañas de nuestro navegador, el sistema se muestra algo inestable y en algunas ocasiones tarda un breve espacio de tiempo en responder. Es algo que ya hemos visto en otros equipos con características similares y que no nos sorprende en absoluto, ya que hay que tener en cuenta el ordenador que es y para qué está preparado. Hay que remarcar también que no es molesto y que ocurre muy periódicamente.

En las pruebas hemos notado que el ordenador es bastante ruidoso. Abriendo la caja vemos cómo utiliza un ventilador de 4 centímetros que refrigera la CPU, y la BIOS nos informa que dicho ventilador se mueve a más de 6.000 rpm. Aunque el rango de temperaturas en el que se mueve es bastante bueno (unos 40 grados en idle, cerca de 60 utilizando al máximo la CPU), el ruido provocado por el ventilador es muy alto y molesto.

Rendimiento multimedia

Efectivamente, es un equipo pensado casi en exclusiva para la reproducción de archivos de audio y vídeo en alta definición. Y por supuesto, la principal ventaja de este ordenador frente a otros HTPCs es el uso de NVidia Ion y CUDA como soporte a la CPU.

Por ello, instalamos los codecs Core AVC, compatibles con CUDA, para conseguir el mayor rendimiento posible. Y no podemos estar más contentos.

Intel Atom 1080p CPU Usage

Todos los vídeos que probamos se reprodujeron con total fluidez, incluyendo vídeos .mkv en 720p y 1080p. Además, en estos últimos el uso de CPU se mantuvo bastante bajo, sobre el 40% en toda la reproducción como podéis ver en la anterior captura.

Usando un SSD

OCZ Apex SSD

Uno de los puntos que más nos han llamado la atención es el uso de un SSD, más correctamente un OCZ Apex SSD de 120 GB, interfaz SATA 2 y velocidades de 230 MB/s en lectura y 110 MB/s en escritura. Su precio, cercano a los 300 euros.

En las pruebas que hemos realizado apenas hemos notado diferencias significativas entre el uso de este SSD y un disco duro tradicional. Sí que es cierto que arranca muy rápido, pero a la hora de manejar el sistema operativo no hay ningún cambio ni novedad con respecto de otros ordenadores.

También realizamos una serie de pruebas en lo relativo a la velocidad de lectura/escritura real. Por ejemplo, conseguimos copiar un fichero de 4 GB en 86 segundos, lo que equivale a una tasa de aproximadamente 50 MB/s. Nada que no pueda conseguirse con cualquier disco duro tradicional.

OCZ Apex SSD Benchmark

Donde sí se mostró muy superior fue en los benchmarks, realizados con un software denominado HD Tune y que ya habíamos utilizado anteriormente en el análisis de un disco duro Hitachi. El resultado, unos 150 MB/s en escritura.

¿Merece la pena utilizar un SSD en nuestro ordenador? La diferencia es mínima, desde mi punto de vista, y el elevadísimo precio no compensa en absoluto, aunque en ciertos momentos puntuales sí notemos una leve mejora.

Conclusiones

A+ Cupid I

Elegir un equipo para el salón con Intel Atom 330 y NVidia Ion es de lo más común hoy en día, ya que el rendimiento y potencia que ofrece esa combinación es sobresaliente para la reproducción de vídeo en alta definición.

Y una vez más, no nos ha defraudad en absoluto. El rendimiento es correcto, tanto con el contenido multimedia como con las aplicaciones más usuales y comunes, y seguro que muchos usuarios estarán muy contentos con la rápida respuesta.

El ordenador tal y como está configurado tiene dos pegas. La primera de ellas es que no trae conexión WiFi integrada, de forma que necesitaremos un adaptador externo para conseguir esta conectividad inalámbrica.

Y el segundo punto, es cierto decir que el disco SSD ofrece un rendimiento mayor al de un disco duro tradicional. Lo que ya hemos comentado: una carga del sistema operativo muy rápida, algunos momentos en los que el tiempo de respuesta es algo menor… pero poco más. Yo desde luego no me habría gastado tanto dinero en un disco de estado sólido.

La opinión de Xataka

A favor

  • Buen rendimiento en la reproducción de contenido multimedia en alta definición.
  • Buen precio de los componentes, excepto del disco.
  • Salidas HDMI y VGA; sonido 7.1 integrado.
  • Multitud de puertos USB tanto en la parte trasera como en el frontal.
  • Lector de tarjetas integrado.

En contra

  • Ruido bastante elevado y molesto.
  • La caja es bastante mejorable.
  • No dispone de salida DVI.
  • Tampoco tiene eSATA.

Más información | Asus, NVidia.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos