Compartir
Publicidad
Publicidad

Videocámaras Panasonic HDC-SD100 y HDC-HS100

Videocámaras Panasonic HDC-SD100 y HDC-HS100
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tanto las cámaras de fotos como las de vídeo tienen un comportamiento general aceptable cuando la iluminación es perfecta. Ahí muchos modelos dan la talla de forma aceptable, pero cuando llega la noche o simplemente cambia la luz a peor, en ese momento es cuando podemos comprobar realmente qué cámara merece o no la pena.

Panasonic por ejemplo se ha asegurado que la grabación con malas condiciones de luz no sea un gran problema en nuestras grabaciones de vídeo y ha presentado en España sus dos nuevas videocámaras, las HDC-SD100 y HDC-HS100, que merecen especial atención por su nuevo sensor 3MOS.

Ese sensor, junto con el HD Crystal Engine y el objetivo Leica Dicomar son los culpables de que estas nuevas videocámaras sean capaces de grabar vídeo en FullHD de forma aceptable incluso cuando hay poca iluminación.

Las dos nuevas videocámaras usan la misma tecnología para obtener una buena calidad de imagen, y su principal diferencia es el modo en el que almacenan esa información. Si optamos por el modelo Panasonic HDC-SD100 compraremos una videocámara ligera y compacta, que solamente graba vídeo en tarjetas de memoria SD y SDHC. Esta forma de almacenamiento está muy en boga últimamente, y tiene bastantes ventajas.

El modelo más grande, aunque tampoco tanto es el Panasonic HDC-HS100, que lleva un sistema dual para poder guardar el vídeo que grabemos tanto en tarjetas de memoria como en su disco duro interno de 60 GB. Evidentemente este tipo de almacenamiento doble nos amplía la capacidad de almacenamiento mucho, hasta 35 horas combinando los dos tipos. Podemos también grabar el contenido de la tarjeta en el disco duro.

videocamara-panasonic-sd100.png

Sin duda lo que hace especial a estas cámaras es el sensor de Panasonic, al que han llamado 3MOS. Se trata de una evolución del sistema 3CCD que ya incorporaban algunos modelos de gama alta, y que mejora la reproducción del color (al separar el procesado de cada color primario) y sobre todo, aumenta el área de recepción de luz del sensor para lograr grabar en alta definición con calidad aceptable incluso cerca de los 2 lux de iluminación.

Del objetivo Leica tenemos que destacar el zoom óptico de 12 aumentos que han conseguido meter en unos cuerpos tan pequeños. Citamos también el anillo incorporado para manejar con mayor facilidad las funciones manuales de la cámara, que no suelen ser muy usadas por los consumidores.

Las ayudas en la grabación no faltan tampoco en estas cámaras de Panasonic. Merecen la pena la función iA que permite activar automáticamente y de una sola vez diversas funciones para mejorar la grabación, como el estabilizador de imagen, la detección de rostros o el sistema de mejora del contraste durante la grabación.

Aunque no lo habíamos dicho hasta ahora, las dos videocámaras HDC-SD100 y HDC-HS100 de Panasonic graban con resolución 1.920 x 1.080 en formato AVCHD, que poco a poco da menos problemas con los programas de edición pero que me sigue pareciendo un engorro para el usuario de a pie. El sonido lo graba en cinco canales, y dispone de función Zoom Mic y Focus Mic, aunque se han olvidado de nuevo de la entrada de micro externo, que a muchos nos es necesaria.

Como imaginarás, el precio de estas cámaras no baja de 1.000 euros, una barrea psicológica habitual en las videocámaras FullHD y con sensor 3CCD. En este caso el modelo SD100 sale por 1.000 euros, y su compañera, la que lleva disco duro de 60 GB, por 1.200.

Más información | Panasonic.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos