Compartir
Publicidad
Publicidad

Los peligros del 3D, Samsung avisa pero nosotros debemos poner sentido común

Los peligros del 3D, Samsung avisa pero nosotros debemos poner sentido común
Guardar
49 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya os insistimos en que con la fiebre del cine 3D había que tener ante todo sentido común. La locura que ha desatado esta tecnología tiene unas dimensiones desproporcionadas. Y no es de extrañar. En el cine se han dado cuenta de que colocando las palabras mágicas en sus carteles, la gente acude en masa a verla y duplican resultados en taquilla. Eso está llevando a recrear el efecto tridimensional de forma artificial en muchos títulos que como pasa en Alicia de Tim Burton, no provoca más que problemas y dolores de cabeza en el espectador.

A todas esas noticias que nos alertan de que no es oro todo lo que reluce en la tercera dimensión (excepto para la industria y los fabricantes de electrónica de consumo) se ha unido esta semana el aviso que Samsung hace sobre los efectos negativos para la salud que puede tener el cine en 3D descontrolado.

La nota de Samsung avisa de forma clara de los posibles efectos sobre la salud que puede tener la tecnología 3D en determinados espectadores como epilépticos, embarazadas, personas bajo la influencia del alcohol, a la gente con problemas para conciliar el sueño … y así sigue en una lista larga en la que encontramos recomendaciones como alejar la televisión del balcón o escaleras para evitar caídas fortuitas en caso de mareo o desorientación. Lo mismo podría decirse de quien pasa varios días despierto o está frente a una pantalla demasiadas horas, sea o no 3D, aunque en el caso de la nueva tecnología, el ojo se encuentra ante un ejercicio nuevo al que no está acostumbrado a ser forzado.

samsung-peligros-3d.jpg

Más allá de los avisos bastante curiosos de Samsung, volvemos a insistir en el sentido común a la hora de sentarnos a ver una película en 3D, pero que también podríamos aplicar a los videojuegos, el ordenador, entre otras tantas actividades. Algo tan simple como no abusar, descansar en caso de notar fatiga u ojos resecos, dejarlo tras sentir mareos o dolor de cabeza, cuidar de las horas que pasan los niños o personas débiles delante de la pantalla o no usar por ejemplo las gafas 3D cuando no estamos viendo una película debería ser suficiente.

Por cierto, si confías en que al final la odisea en 3D no acabe con una tecnología prometedora, ya tienes una lista con los cuatro televisores 3D que puedes comprar en España antes del verano.

Más información | Samsung.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos