Síguenos

LTE, logo oficial

Mucho hemos hablado tanto en Xataka como Xataka Móvil del lanzamiento de LTE en España por parte de Vodafone, que se adelantó a Orange y Yoigo (y por supuesto a Movistar que aún no ha hecho anuncio oficial). Pero pese a que está claro que LTE es una realidad en España hay una duda que queda por resolver. ¿Es LTE 4G como anuncia Vodafone en su publicidad o no?

Vamos a intentar aclarar las dudas sobre qué es 4G, las diferencias entre LTE y LTE Advanced. Para ello hay que tirar un poco de historia. Esperemos que tras esta lectura todo esté más claro, aunque ya os adelanto que es un tema polémico y hay argumentos para todos los gustos.

Un poco de historia: 1G, 2G y 3G

Aunque oficialmente la telefonía móvil comenzó en 1973 cuando Martin Cooper hizo su primera llamada, todavía tuvieron que pasar unos años hasta que la telefonía celular se hizo popular. A principios de los años 80 empezaron a desplegarse redes de telefonía móvil por todos los países desarrollados.

La tecnología era analógica, aunque no del todo, ya que la señalización (las comunicaciones entre el teléfono y la red para realizar llamadas e indicar su posición) era digital. Esto es lo que podríamos denominar telefonía móvil de primera generación, aunque no existía un estándar y normalmente salirse del país era sinónimo de perder la capacidad de comunicarse.

El primer estándar de telefonía móvil totalmente digital, impulsado por Europa, fue GSM. Esta tecnología, todavía existente, es de segunda generación (2G). Pero no es la única, ya que existen también tecnologías 2G distintas como IS-95 o D-AMPS. Aún así GSM consigió imponerse y la mayoría de las redes mundiales 2G usan esta tecnología.

Vodafone 4G en Xataka

El GSM fue un verdadero boom para las comunicaciones inalámbricas, pero está muy limitado para el uso de datos (ya que al principio se pensó únicamente para llamadas de voz). Para lograr superar estas limitaciones la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU por sus siglas en inglés) creó el comité IMT-2000 para definir los requisitos que tendría que tener un estándar para estar considerado de tercera generación (3G). El principal requisito fue que la velocidad de transferencia de datos en baja movilidad fuera de 2 Mbps.

Después de muchos debates y el infructuoso intento de que hubiera un único estándar al final hubo varios cualificados. El que más se extendió fue UMTS, una evolución de GSM, aunque la tecnología radio era completamente distinta. Los operadores que ofrecían GSM se lanzaron a ofrecer UMTS y el éxito fue innegable, a pesar de los tropiezos después de la crisis de las punto com a principios de la decada de 2000.

IMT-Advanced define lo que es 4G

Al igual que a final de los 90 la ITU creó un comité para definir lo que era una tecnología de tercera generación, en 2008 creó un nuevo comité denominado IMT-Advanced para determinar lo que debería ser una tecnología móvil de cuarta generación (4G). Entre los requisitos había uno muy claro:

Velocidades máximas de transmisión de datos mejoradas para admitir aplicaciones y servicios avanzados (como objetivo a los efectos de la investigación, se han establecido velocidades de 100 Mbit/s para una movilidad alta y de 1 Gbit/s para una movilidad baja)

A partir de ahí se empezó a estudiar qué tecnologías podían ser candidatas a llevar la etiqueta 4G. Igual que la ITU definió lo que era una tecnología 3G, ahora define lo que es un tecnología 4G. Hay que resaltar que los grupos de trabajo de la ITU no son puramente teóricos, sino que la industria forma parte de ellos y estudian tecnologías reales existentes en dichos momentos.

LTE, cambio de tecnología radio

LTE es un estándar creado por el 3GPP, el mismo organismo que creó GSM y UMTS. Es decir, es un estándar europeo de telefonía móvil celular. Los primeros trabajos para definir LTE comenzaron en 2005. La razón ofical de la existencia de LTE es el intento de unificar los distintos estándares 3G existentes hasta la fecha y superar las limitaciones que ofrece UMTS para crecer en velocidad, pero también hay una razón no oficial: WiMAX móvil sobre el papel era un competidor muy duro para el 3GPP ya que ofrecía velocidades superiores a UMTS.

LTE cambia completamente la tecnología radio respecto a UMTS y logra velocidades mucho más altas a costa de usar mayor espectro, pero también con mayor eficiencia espectral. La primera red comercial LTE se lanzó a finales de 2009, es decir, cuando el grupo IMT-Advanced estaba formado pero antes de que publicara sus conclusiones (principios de 2012). Aún así por esa época estaba claro que LTE no cumplía los requisitos necesarios para ser 4G según la definición del ITU. No sólo por los requisitos preliminares que se fijaron al crearse el IMT-Advanced sino por las eficiencias espectrales que se pedían en las definiciones más técnicas de lo debía ser una tecnología de 4G.

LTE Advanced, cumpliendo lo que fija el IMT-Advanced

El 3GPP no crea unos estándares cerrados, éstos están en continua evolución. Por ejemplo, UMTS ha evolucionado para tener más velocidad de transmisión con HSDPA, HSUPA y HSPA+ (esto lo vemos cuando en nuestro móvil pone el símbolo H, H+ o 3G+). Los estándares del 3GPP van en forma de releases. Un operador tiene sus estaciones base en una release determinada, y los terminales que salen al mercado cumplen con estas releases.

LTE empezó en Release 8. ¿Por qué no en la 1? Símplemente porque la Release 8 tiene extensiones de GSM, UMTS e introduce LTE. Pero el 3GPP siempre está trabajando más allá. En la Release 10, que ya está completamente definida, crea unas extensiones para LTE denominadas LTE Advanced. ¿Con qué objetivo? El nombre lo dice todo, cumplir los requisitos de IMT-Advanced.

Evolución de las tecnologías de comunicaciones móviles

Evolución de las tecnologías de comunicaciones móviles

Es decir, LTE a secas no cumple con lo que dice IMT-Advanced y por tanto no puede ser categorizada como una tecnología de telefonía móvil de cuarta generación (4G). Más bien como una tecnología de 3G muy avanzada (siguiendo con la nomenclatura que dice que HSPA es 3,5G, podríamos decir que LTE es 3,99G). Pero para tener una tecnología 4G deberíamos tener LTE Advanced.

En estos momentos la única red del mundo LTE Advanced es la del operador ruso Yota (eso sí, sólo en una pequeña fracción de Moscú). ¿Y por qué tan poco? Simple, apenas hay terminales. Hace unos días Samsung anunció que lanzaba su terminal Samsung Galaxy S4 con LTE Advanced. Este puede ser el pistoletazo de salida.

Quizá muchos os estéis preguntando, ¿por qué Vodafone anuncia su red LTE como 4G? Bueno, por dos motivos. El primero, porque vende mucho más. Es cierto que el cambio de tecnología de UMTS a LTE es espectacular. Y eso hay que venderlo, y vende mucho más decir 4G que decir LTE, tiene más nombre. Pero hay un segundo motivo, también importante: porque pueden. El IMT-Advanced decidió permitir que los candidatos a ser evolucionados a 4G, como LTE, pueden publicitarse como 4G. Por tanto en todo el mundo vemos hablar de LTE como 4G. Y curiosamente se está empezando a hablar de LTE Advanced como 4G+.

Conclusiones

Para mí está claro: LTE no es 4G. Es una evolución muy importante, es un paso previo, pero no cumple con los requisitos. La gente de marketing de los operadores sabe que esto no vende y por todo el mundo ha usado 4G para referirse a LTE y al final no se puede luchar contra lo que todo el mundo dice.

Pero al final estamos en un debate semántico. ¿Qué más da si LTE es 3,99G o 4G? Lo que está claro es que es una evolución muy importante y que al final se extenderá a LTE Advanced que sí que cumple los requisitos del IMT-Advanced. Y por fin los operadores se han atrevido a desplegar en España, casi cuatro años después que en otros países.

En Xataka | LTE, el salto del 3G al 4G. O casi…
En Xataka Móvil | Samsung tendrá una variante del Galaxy S4 con conectividad LTE-Advanced

Deja un comentario

Ordenar por:

30 comentarios