Sigue a

Nvidia Tegra

A principios de este mismo mes os contábamos como fuentes externas a Nvidia señalaban que la compañía no había llegado a un acuerdo para ser proveedora de PS4. Ahora es el propio Vice Presidente de Tecnología de Nvidia, Tony Tamsai el que ha confirmado que la compañía se sentó en la mesa de negociación con Sony pero no se llegó a cerrar un trato.

El rechazo de NVidia a suministrar componentes a PS4 no tiene que ver tanto con posibles proyectos avanzados en el mundo de las consolas como Project Shield. La decisión ha sido más una cuestión de rentabilidad y de falta de acuerdo con Sony a la hora de fijar un precio.

Según Tamsai, proveer a la PS4 hubiera necesitado de casi todos los recursos de los que dispone Nvidia, y ello hubiese supuesto sacrificar tracción en otras áreas que, a día de hoy, son mucho más rentables para la compañía, como la familia de procesadores móviles Nvidia Tegra.

Por otra parte, las consolas tienden a recortar su precio hasta incluso venderse por debajo de su coste en su lanzamiento. Ello se traduce en negociaciones muy ajustadas por parte de Sony. Al parecer el margen de beneficios que propuso a Nvidia sencillamente no era atractivo.

Nvidia tiene ya experiencia como proveedor en el mercado de consolas. Componentes suyos están presentes tanto en PS3 como en Xbox 360. Con la salida de Nvidia de las negociaciones, todo apunta a que será, como se rumoreaba, AMD, la que vista el interior de la próxima consola de Sony.

Vía | Geek

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios