Sigue a Xataka

central Saturn en Alemania

Tal y como nos comentaba ayer Javier, Darty y Saturn acaban de anunciar el cierre de sus tiendas en España a partir de abril y se sigue confirmando la muerte anunciada de las grandes cadenas de distribución de electrónica y componentes en nuestro país. Después del cierre de PC City y los problemas que atraviesan otras cadenas más diversificadas como Urende y otras pequeñas enseñas que han ido cerrando sus puertas a lo largo y ancho de todo el país.

El segmento de la electrónica en comercio físico no pasa por un buen momento y por ahora, quitando a los gigantes globales de la distribución como Carrefour, El Corte Inglés o FNAC que tienen una mayor diversificación de productos, el único que aguanta el tipo es Mediamarkt y está siendo el gran beneficiado de estos cierres en el sector. ¿Qué está pasando en el sector de la distribución de electrónica y componentes?

La venta directa y el comercio electrónico, primer talón de aquiles


La venta de componentes electrónicos, gadgets o cualquier otro tipo de dispositivo, ha migrado su comercialización a internet de forma mayoritaria, tanto a la venta directa por parte del fabricante como a la búsqueda del mejor precio dentro de cualquier tienda online. El comercio físico está quedando desplazado y el efecto de convertirse en un showroom, como vía de escaparate y pruebas y cierre de la compra en otro establecimiento es cada día más latente.

En un segmento en el que el comprador mayoritario ha perdido el miedo al comercio electrónico y que va un paso por delante del comprador tradicional, no tener una fuerza importante en el segmento del e-commerce puede pasarnos una factura en costes y pérdida de ventas que haga que las cadenas de distribución que no se adapten en ambos escenarios, acaban siendo canibalizadas por las aquellos actores que sí se posicionan fuertemente en e-commerce.
comercio electronico
El gran impulsor de la compra directa al fabricante y a través de su propia plataforma has sido Apple y Amazon desde sus orígenes. Esta filosofía de compra, ha conseguido que otros actores del sector, tengan un camino mucho más fácil para comercializar sus productos online, dado que la principal barrera que existe en el comercio electrónico para el usuario de la calle, es la realización de la primera operación con éxito a través de la red. Si a esta eliminación de barrera, le sumamos que compramos productos sustitutivos o análogos como pasa en el segmento de electrónica, el comercio electrónico es un problema muy real para la distribución física de la mayoría de hipermercados del sector.

La competencia en precios y los volúmenes de compra


Cadenas como Media Markt están consiguiendo crear odios y pasiones mediante campañas agresivas en precios, políticas de descuentos puntuales y una gama de segmento medio y bajo que consiguen cubrir mediante una reducción de márgenes muy importante basando su política de precios en la negociación de grandes volúmenes.

Para poder competir en esta liga, Media Markt cuenta por ejemplo con 69 centros sólo en España y una central de compras internacional que se permite fijar los precios de compra por unidad producida. Estas políticas son inviables para cadenas como PC City, que han tenido estructuras de costes físicos muy superiores a sus competidores sin contar con capacidad de negociación por distribución multimarca y que tenían una estructura que no soporta caídas en el consumo interno.

La propia economía española, el comercio en caída libre


Por último, el último factor que lamina a estas empresas es la propia situación de la economía doméstica en nuestro país. Basta con echar un vistazo a los indicadores de compra de las familias para comprobar cómo en los últimos años, no compramos componentes tan alegremente como lo hacíamos durante el periodo 2004-2008.

Las ventas del comercio minorista, indicador que agrupa los resultados del consumo interior, muestran 55 meses consecutivos de caída por lo que cualquier empresa que vea cómo sus costes fijos suben (salarios, suministros, alquileres, costes de distribución…) y sus vantas y márgenes caen, está abocada al cierre de sus establecimientos.

Por este motivo, sólo están capeando bien esta crisis en la distribución aquellas empresas que tienen una presencia fuerte en internet con un acceso a un mercado mayor que su exposición geográfica natural, aquellas que compiten en precios por políticas de compra o aquellas que gozan de exclusividad y precios prefijados en sus productos, como pasa con los grandes operadores del sector, como son Apple, Amazon o Google. ¿Veremos más cierres a medio plazo? Seguro, porque el sector de distribución está en un proceso pleno de concentración y absorción.

En El Blog Salmón | La economía española en caída libre: ventas minoristas se hunden 11,3%, El futuro de los supermercados, en el comercio electrónico y comparadores de precios
En Xataka | Darty y Saturn no pueden más en España
Imágenes | Saturn, Alles-schlumpf

Remo, muy relacionado con la dirección financiera y fiscal de empresas. Escribe habitualmente en los blogs Pymes y Autónomos y El Blog Salmón.

Puedes seguirlo en Twitter en @Remo_

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios