Compartir
Publicidad

Iris quiere sustituir tu parasol por un sistema HUD basado en proyección láser

Iris quiere sustituir tu parasol por un sistema HUD basado en proyección láser
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sobre sistemas de información HUD os hemos hablado en diferentes ocasiones, principalmente de aquellos que van a ir colocados en el parabrisas de un coche. Su misión es la de informarnos sin que tengamos que desviar demasiado la vista de la carretera.

Cada día que avanzamos en esto de integrar tecnología en coches, es más habitual encontrarnos con vehículos que cuentan con un sistema HUD, y no necesariamente hablamos de coches muy caros o especiales. También cabe la posibilidad de añadir el sistema en forma de accesorio, que se adapta a cualquier coche, y ese es el camino que han tomado los chicos de Iris.

Proyección láser, gestos, y un smartphone como cerebro de operaciones. Pero nos quedamos sin parasol

Iris HUD quiere ir a parar al parasol - o visera -, que tenemos sobre nuestra cabeza. Se trata de un componente que lleva ahí toda la vida, y dejando a un lado espejos y lucecitas, no parece que fuera el lugar más tecnológico del automóvil.

Sustituyéndolo en su posición, Iris HUD propone una superficie transparente en la que proyectar la información mediante tecnología láser.

La principal diferencia con otros sistemas HUD es que en lugar de ir montando sobre el salpicadero, la información se presenta en una zona más alta, prácticamente a la altura de los ojos. La otra capacidad interesante la encontramos en el control por gestos, para funcionalidades básicas, pero útiles en la conducción, como responder o colgar una llamada entrante.


El dispositivo funciona hermanado con un smartphone, mediante Bluetooth. En él tendremos que tener una aplicación que es la que nos abre todo el abanico de posibilidades, como la gestión de las comunicaciones, o la navegación guiada, un campo en el que están trabajando de forma especial, para conseguir que la experiencia sea muy directa, con avisos en tiempo real.

Como la mayoría de proyectos que no llegan de primeras firmas, nos lo encontramos buscando ayuda en plataformas dedicadas a la financiación de proyectos. Aunque el producto en sí está terminado, y quieren venderlo en otoño a un precio de 500 dólares (300 para el que participe en Indiegogo).

No creo que a muchos les haga gracia quedarse sin parasol, que es lo que se da a entender en todo el material que comparten con nosotros, aunque entendemos que estarán trabajando en soluciones que lo integren sin perder la capacidad de protegernos del sol.

Screen Shot 2015 06 04 At 2 08 07 Pm

Más información | Iris

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio