Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Seis razones por las que seguimos teniendo ganas de ver Bright, la película de 100 millones de Netflix

Seis razones por las que seguimos teniendo ganas de ver Bright, la película de 100 millones de Netflix
3 Comentarios
Publicidad

Aunque Netflix lleva años produciendo sus propias películas y series, en 2017 ha destacado Bright, film de elevado presupuesto acompañado de la mano de Will Smith, uno de sus actores principales junto a un caracterizado Joel Edgerton. Netflix invirtió la friolera de 90 millones de dólares americanos (el máximo invertido por la marca) en una interesante apuesta por el cine en casa.

La película, prometemos no hacer spoilers, transcurre a lo largo de una noche en L.A., la ciudad de los ángeles, en un presente en el que orcos, elfos, hadas y otras criaturas como centauros conviven con la raza humana, a la cabeza de la presidencia de los gobiernos del mundo. Suena bien.

Guiños, guiños y más guiños a otras películas

Bright arranca con un Will Smith que se despierta de una pesadilla, un sueño del pasado, en un apartamento curiosamente parecido al de su película Yo, robot (2004), en la que también era policía. ¿Casualidad? Teniendo en cuenta que Will Smith ha tenido toda la mano que ha querido en la producción, no lo parece.

No es el primer guiño que se hace sobre el pasado tanto de Smith como del resto del reparto del film, y hay muchas sombras que perseguir, más allá de la escena principal, en busca de esos pequeños detalles que enriquecen el film.

Textos escondidos de denuncia social que dan consistencia a Bright

De nuevo en los primeros segundos del film, Logic & Rag'n'Bone Man cantan su tema Broken People, compuesto específicamente para Bright. En el videoclip, que podemos ver arriba, se sigue la misma dinámica que en la película, aunque con textos diferentes.

Analizada a fondo, la película es una dura crítica social a las ciudades segregadas por etnias y roles laborales. En la ciudad de Los Ángeles del metraje, los orcos son menos que los humanos por haber elegido al Señor Oscuro hace dos milenios, y los humanos son menos que los elfos, más puros (y con mejores trabajos).

Be Yorcself

Durante la canción se suceden una serie de grafitis con velados mensajes racistas («En el principio, Dios hizo a todos iguales, pero a los elfos más») así como de reivindicación social («Be yorcself», sé tu mismo/orco) y de denuncia social. Este último ejemplo podemos verlo más abajo, y muestra una elfa tomándose un selfie mientras la policía golpea a un orco [se entiende] por el hecho de serlo.

Denuncia Derechos Humanos

Si esta película es interesante es por el alto contenido de valores y crítica social constructiva. Estos textos, escondidos en diálogos, grafitis, e incluso gestos que pasan casi desapercibidos en pantalla, se encuentran repartidos por la película, dándole consistencia y realismo, así como dotándola de unos valores pro derechos "humanos" interesantes.

Llevar a tierra un argumento en el que hadas y seres humanos conviven

No debe ser nada sencillo coger una idea, como es que haya más de una raza inteligente sobre el planeta, e intentar encajarla en nuestra realidad. Sin embargo, en Bright los elfos, orcos y humanos lo hacen con bastante naturalidad, mezclando elevadisimas dosis de fantasía en una película que, al fin y al cabo, no deja de ser policial.

Bajar a tierra esas ideas y plasmarlas en un mundo altamente tecnológico como el nuestro no debe ser fácil porque, ¿cómo se centra una sociedad en la tecnología, como los smartphones, si existe la magia? ¿Cómo compiten estas dos formas de power en su sentido americano? A pesar de que ya se han sucedido críticas negativas, Bright es un ejemplo de cómo hilar una historia consistente sin fisuras en el sentido de worldbuilding.

Baja las persianas, que cae la noche y no queremos perder detalle

Aunque Bright arranca una tarde iluminada en L.A., pronto empieza a caer el Sol y las calles toman un aspecto bien distinto al que tenían previamente. Las luces, al menos las naturales, empiezan a desaparecer de la pantalla, y su lugar lo ocupa la oscuridad tanto real como metafórica.

Es en este momento, y hasta el final de la película, que la calidad de nuestro televisor OLED se convierte en una gran aliada a la hora de mostrar cómo se desarrolla el argumento, ya que predominan los oscuros.

Estos son iluminados con luz artificial entre la que encontramos muchas bombillas de incandescencia, pero sobretodo mucho neón. Los colores tradicionales de los vehículos policiales, los azules y rojos eléctricos, se suceden con frecuencia tanto debido a la presencia de las fuerzas del orden como a carteles, iluminación débil o faros de vehículos.

Colores

De entre todos los tonos de iluminación, predomina uno a lo largo de toda la película: un azul pálido reflejo de ese azul eléctrico mencionado previamente pero con unos cuantos tonos menos de brillo. Bright, en inglés, significa brillante, y el título de la película tiene un papel importante que jugar en el argumento y en la visual del film.

Fallecida Elfa Oscura

A lo largo del mismo se suceden constantes escenas visualmente muy llamativas gracias a esta iluminación débil, y en la que los negros puros de televisores como la gama OLED de LG aportan un plus de realismo que nos llevará directamente al interior de la trama mágica.

La magia tiene color, y no podemos perdérnoslo

La magia tiene una presencia relevante en Bright, y todo el argumento gira a su alrededor. Ya podemos ver en el trailer cómo la magia es algo tangible que tiene presencia física, color y tono, aunque en pantallas de baja calidad es posible que nos perdamos algunos detalles.

El fluido mágico, podríamos decir debido a su comportamiento, tiene la textura de un arco eléctrico azulado que haya sido congelado en torno a una varita mágica a temperatura ambiente, pero con la facultad de humear y liberar cada pocos segundos lo que parece una suerte de lava eléctrica casi fundida, que ilumina las estancias con colores que parecen escaparse a las palabras.

Bright Trailer

Como suele ser tradición, el logo de Netflix abre la película para indicar que la producción y autoría ha sido suya. Sin embargo, esta vez encontraremos una particularidad interesante. El logo aparece tras un estallido de luz y color que cobra fuerza en una pantalla OLED gracias a sus colores vivos y reales.

Bright Cartel

Gotta Catch 'Em All, si es que puedes encontrarlos

Si alguno de los lectores ha puesto el vídeo de la canción de arriba, Broken People, se habrá dado cuenta que aparecen varios carteles mencionando especies como las hadas. En uno de los muros puede verse un matamoscas con las siglas L.A.P.D. (Departamento de Policía de Los Ángeles) aplastandolas, y en un rótulo se lee «Exterminamos hadas» como si de una plaga se tratase.

A lo largo de toda la película, varias especies y razas de fantasía se cruzan con los personajes principales, aunque en el grueso de los casos se quedan en un plano de fondo, esperando que nos demos cuenta de su…, espera, ¿eso de ahí arriba, junto a la luna, es un dragón?

Dragon

Aunque definitivamente no es un orco, seguramente que en una pantalla OLED se distinga con algo más de detalle, ya que estas son capaces de definir mucho mejor los contornos brillantes en oposición a figuras más oscuras cercanas. En estas pantallas, iluminadas pixel a pixel y sin retroiluminación, los brillos de píxeles cercanos son nulos, y la imagen se aproxima más a los colores reales. ¿Que la noche no tiene color? Te retamos a que veas Bright y descubras la iluminación de un L.A. mágico.

Imágenes | Bright Trailer, Broken People, Bright (Netflix)

Publicidad

También te puede gustar

Inicio