Little Printer

Publicidad
Publicidad

Noticias de Little Printer en Xataka

Little Printer dio sus primeros pasos a finales de 2011. Era un proyecto bonito y al que resultaba imposible no encontrarlo como un gadget tierno: tenía un factor forma muy mono y una idea curiosa: imprimir pequeñas notitas en papel térmico desde el móvil. Perfecto para recordatorios, recetas o incluso leer noticias. Un pequeño capricho. Sin embargo la idea no solo era tierna en lo estético, su planteamiento era un poco blando y su funcionalidad bastante cuestionable ya que realmente no aportaba nada al hecho de poder ver eso mismo en la pantalla del móvil o el tablet. Su precio tampoco animaba a que fuera un superventas y hoy Berg, sus creadores, han anunciado que el proyecto llega a su fin. Mono, pero poco útil Berg es un colectivo de diseñadores londinenses que decidieron lanzarse a la aventura desarrollando este simpático gadget. Tuvo mucha repercusión mediática pero no fue un producto que terminara de enamorar. Era algo con un uso muy de nicho y que en realidad no aportaba nada especialmente interesante. El tiempo pasó y finalmente sus creadores han reconocido que Little Printer no era rentable. Ponen el proyecto en “hibernación” y tendremos hasta el mes de marzo del 2015 para poder comprarlas, de hecho hasta se mantendrá parte del soporte técnico. ¿Por qué meterla en la nevera y no eliminarla? Posiblemente porque estén buscando un comprador, y no me refiero al del stock que les quede en almacén. Al leer la noticia del cierre lo lógico es preguntarse el por qué del cierre. Ya hemos visto un par de factores: precio y funcionalidades con poco valor. Fue un proyecto además que nació antes del auge del crowdfunding: ¿hubiera tenido más éxito si se hubiera buscado financiación de esta forma? Nunca lo sabremos pero hay proyectos más banales y mal hechos que han salido adelante en plataformas como IndieGoGo o Kickstarter. Berg como colectivo tiene otros proyectos muy chulos como Flock, un curioso sistema de notificaciones para Twitter basado en un reloj de cuco artificial. Pixel Track también fue anunciado hace cuatro meses y aunque no parecía muy útil, su pantalla de notificaciones para poner en casa era muy atractiva estéticamente. Veremos si algún comprador se anima a darle una segunda oportunidad a Little Printer. Para mí, uno de los gadgets más originales y con uno de los factores forma más divertidos de los últimos años. Una lástima, pero tiempo ha tenido para salir adelante y demostrar su valía. Más información | Berg

Publicidad
Inicio