Compartir
Publicidad

Un joven de 16 años es acusado de 'hackear' los servidores de Apple y robar 90GB de "archivos de seguridad"

Un joven de 16 años es acusado de 'hackear' los servidores de Apple y robar 90GB de "archivos de seguridad"
43 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un estudiante australiano de sólo 16 años, cuyo nombre permanece en el anonimato por ser menor de edad, se ha declarado culpable de 'hackear' ('crackear') uno de los servidores de Apple, lo que le permitió el acceso a una red segura donde descargó poco más de 90GB en archivos clasificados como "seguros".

La información es escasa, ya que de acuerdo al abogado del adolescente, éste pertenece a un grupo de hackers y publicar información relacionada con sus acciones lo pondría en riego no sólo a él, sino también a su familia.

Será sentenciado en septiembre

De acuerdo a los detalles públicos del caso, este joven desarrolló varias puertas traseras que le permitían el acceso a uno de los servidores de Apple, pero no se detalla a que parte en concreto de la infraestructura. Este acceso se habría llevado a cabo durante todo un año y no sólo habría descargado "archivos seguros", sino también "llaves de autorización" que permiten conocer las credenciales para los inicios de sesión de algunos usuarios.

Ante este acceso, Apple habría detectado la intrusión a pesar de que el joven habría utilizado "túneles computarizados" y VPNs para ocultar su identidad. Apple denunció el hecho al FBI, quien inicio una investigación que los llevaría a encontrar IPs en Melbourne, por lo que se dio aviso a la Policía Federal de Australia (AFP), transformando el caso en una investigación internacional.

Apple Security

El departamento de seguridad de Apple registró dos números de serie de dos MacBooks utilizadas en los accesos no autorizados, que junto a las direcciones IP, sirvieron para encontrar la casa y así ejecutar una orden de cateo por parte de la AFP. Aquí se incautaron los dos portátiles, cuyos números de serie coincidían con los registrados por Apple, un teléfono móvil y un disco duro, donde se encontró una carpeta con el nombre "hacky hack hack", que contenía los archivos propiedad de Apple y otros documentos relacionados con otros ataques a otras compañías.

El joven se declaró culpable del acceso no autorizado y el robo de archivos y será sentenciado durante el mes de septiembre. Según su abogado, el adolescente era fan de la compañía y "soñaba" con trabajar para Apple.

En Xataka | Cómo llegar a ser un hacker: varios expertos en seguridad nos lo cuentan

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio