Compartir
Publicidad

La comunidad de desarrolladores es la baza de una Pebble que lucha contra gigantes

La comunidad de desarrolladores es la baza de una Pebble que lucha contra gigantes
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En los últimos tiempos estamos viendo como más y más fabricantes lanzan sus relojes inteligentes, y para ello aprovechan las teóricas bondades de Android Wear, la plataforma que Google ha creado para estos y otros dispositivos 'wearable'. Apple ofrecerá su propia apuesta con el Apple Watch en 2015, mientras que Samsung tiene un plan B con Tizen y Sony parece haber dejado un poco atrás a su propia plataforma tras pasarse a Android Wear en el Sony Smartwatch 3.

Frente a todos ellos está el reloj que fue responsable de la fiebre por estos dispositivos: el Pebble. El éxito de la campaña de financiación en Kickstarter demostró el interés por los relojes inteligentes, y aunque los Pebble se han quedado aparentemente atrás en apartados como las pantallas o los diseños, siguen aventajando a sus competidores en temas importantes -batería, por ejemplo-, pero eso no es lo importante. Lo importante es que a los desarrolladores les encantan los Pebble. Y esa podría ser la clave de su subsistencia en un mercado que parece será notable en los próximos meses y años.

Un catálogo rico, rico

Los responsables de Pebble anunciaban recientemente que el catálogo de aplicaciones disponibles para este reloj inteligente cuenta ya con 5.500 herramientas distintas, una cifra excepcional si tenemos en cuenta la cuota de mercado de estos productos. Es evidente que eso queda muy lejos de los catálogos de las plataformas móviles como Android o iOS, pero Pebble sí está por delante de Google -y desde luego, de Apple- en número de soluciones para relojes inteligentes.

Muchas de esas herramientas son diseños de reloj (watch faces) que permiten personalizar ese aspecto exterior que es lo primero que vemos al consultar el dispositivo -4.300 nada menos en el caso de ese catálogo-, mientras que ya hay 1.100 aplicaciones nativas y otras 100 que dependen de aplicaciones para iOS o Android.

El CEO de Pebble, Eric Migicovsky, explicaba recientemente en Fast Company cómo su empresa ha captado el interés de los pequeños desarrolladores, pero también hay casos de grandes empresas como ESPN, Yelp, PayPal o Pandora que ofrecen aplicaciones para estos dispositivos. Ese interés viene reforzado por esa comunidad de desarrolladores que han recibido al Pebble como su particular laboratorio de pruebas en este terreno.

Developers, developers, developers

El interés de Pebble por esa comunidad es evidente: el entorno de desarrollo que Pebble liberó el año pasado era algo limitado, y una desarrolladora externa, Katharine Berry, se encargó de crear un entorno de desarrollo web llamado CloudPebble que era mucho más potente. ¿Qué hizo Pebble? ¿Demandarla y cerrar el proyecto? Pues no: la contrató para trabajar en Pebble y mantiene CloudPebble como el proyecto Open Source que creó Berry, para que esa opción pudiera crecer en paralelo con el propio entorno de desarrollo de la empresa.

Cloudpebble 1

El apoyo de Pebble a esas comunidades se demuestra también en hackatones en los que la empresa trata de animar a desarrolladores a que experimenten y jueguen con este dispositivo. Todo ese apoyo ha atraído a empresas como Jawbone, que lanzó su propio diseño de reloj y aplicación para Pebble. Sus responsables, dicen, quedaron impresionados por la actividad que existía en los foros en los que se debatían las posibilidades de estos pequeños relojes inteligentes.

En Fast Company destacaban por ejemplo cómo los desarrolladores de la comunidad Pebble no están motivados por el dinero -que probablemente también-, sino más bien por la curiosidad intelectual. Migicovsky indicaba que este dispositivo le permite a los desarrolladores experimentar con soluciones que les resuelven un problema primero a ellos, y luego a la comunidad de usuarios.

Una baza que hay que cuidar y apoyar con nuevo hardware

Incluso en los casos en los que las empresas deciden apostar por Android Wear, hay formas de trasladar parte de ese esfuerzo a Pebble. Steven Quach, responsable de marketing online de Hotels.com, explicaba que según ellos "Android Wear es dominante en Estados Unidos, así que es un buen sitio en el que comenzar".

Pebble Steel 1

En Pebble actualizaron el firmware hace unos días para añadir notificaciones sobre las que actuar de forma similar a la que se había integrado en Android Wear. Eso hace que aun sin tener aplicación nativa de Hotels.com -por ejemplo- podremos recibir notificaciones con la dirección del hotel en la que vamos a quedarnos tal y como llegaría a un reloj con Android Wear.

Queda por ver si ese interés de la comunidad de desarrolladores será suficiente para garantizar el futuro de Pebble, pero desde luego es una baza importante -crucial, diría yo-. Si Pebble logra sacar provecho de ella y si no descuida el hardware -lanzar nuevos modelos parece necesario ante la hornada de dispositivos Android Wear que están llegando- podría mantener su posición de referencia durante mucho tiempo.

En Xataka | Pebble presenta su actualización más deportiva: salud y cuantificación

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio