Cabinas telefónicas reconvertidas en puntos de información turística: la última oportunidad para lo que fue un servicio esencial

Cabinas telefónicas reconvertidas en puntos de información turística: la última oportunidad para lo que fue un servicio esencial
11 comentarios

En España quedan cerca de 16.000 cabinas telefónicas. La mitad no se utiliza nunca. Casi dos terceras partes dejaron de ser rentables hace años. Y pronto dejarán de ser un servicio universal obligatorio. Sin embargo, algunos de estos tótems están recibiendo una segunda oportunidad, reconvertidos en puntos de información turístico, de recarga y de acceso Wifi.

La startup malagueña iUrban ha transformado 7 cabinas en Andalucía (repartidas por Málaga, Granda, Sevilla y Almería) y otras 3 en Canarias en puntos de información turística. Según nos explica el CEO y fundador, Andrés Martínez, se suelen utilizar los modelos en los que, en una única torre, había dos teléfonos. Uno de ellos se quita y se coloca una de sus pantallas, con el software desarrollado. “Se suelen promocionar como puntos de recarga de móvil o acceso Wifi. Pero, ya que el usuario está allí, puede navegar a través de nuestras pantallas y conocer sitios de interés”, relata.

Además, asegura que estas cabinas reconvertidas sirven también para promocionar el pequeño comercio que, en muchas ocasiones, ni siquiera tiene presencia en Internet. “Con estos puntos se pueden descubrir sitios que no te recomiendan las guías”, asegura.

Economía circular

Andrés Martínez cree que esta solución permite aplicar la economía circular, ya que se aprovecha la cabina telefónica para darle un nuevo uso. Además, defiende que es una solución más barata que la obra civil que conlleva quitar estos tótems de la vía pública. “Las cabinas ya tienen la obra hecha. No hay que canalizar ninguna toma, puesto que ya tienen acceso a los datos y a la red de telefonía. Es muy sencillo aprovecharlas para darles un nuevo uso”.

Granada 1

Según sus datos, en apenas 10 minutos se consigue quitar uno de los teléfonos y colocar su pantalla para que esté disponible para su uso.

El CEO de esta startup asegura que deben ser los ayuntamientos los que contraten esta segunda vida para las cabinas telefónicas. “Intentamos siempre que se a través de un contrato menor, por lo que por 14.900 euros puedes tener esta solución en hasta 3 cabinas telefónicas”, nos cuenta.

Pantallas en farolas

La idea de reconvertir las cabinas en puntos de información turística partió de la propia Telefónica. iUrban nació al calor de un programa de aceleración de Málaga (conocido como La Farola Open Future). Su vocación como empresa era digitalizar el turismo, especialmente de los municipios más pequeños, a los que propone diversas soluciones mediante pantallas y códigos QR.

Andrés Martínez asegura que tienen 250 de sus pantallas repartidas por un centenar de municipios España, ya que se pueden colocar en las farolas. Están, por tanto, preparadas para soportar diferentes incidencias climatológicas y posibles actos vandálicos.

Telefónica vio estas propuestas y pidió a iUrban que las aplicara en las cabinas telefónicas. Además, la operadora decidió invertir, a través de Wayra, en esta startup. En el piloto que hicieron, en la misma Málaga, Telefónica corrió con los gastos para poner nuevos vinilos en las cabinas telefónicas transformadas.

Sin embargo, Martínez no sabe si este plan se extenderá a todas esas 16.000 cabinas que quedan por España. “Sé que estuvo sobre la mesa”, asegura, pero no sabe si todas acabarán con una nueva vida o si solo algunas icónicas lograrán permanecer.

En Logroño, mientras tanto, el consistorio ha decidido que 20 cabinas telefónicas de la ciudad se convertirán en soportes digitales de publicidad.

Temas
Inicio