Compartir
Publicidad
Publicidad

Mushkin Callisto SSD y Patriot Inferno buscan hacerse un hueco en un mercado cada vez más apretado

Mushkin Callisto SSD y Patriot Inferno buscan hacerse un hueco en un mercado cada vez más apretado
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El mercado de los SSD es cada vez más amplio y está empezando a sobresaturarse. Sus números de ventas aún están lejos de desbancar a los de los discos duros tradicionales, pero con el tiempo todo llegará. Si algo es seguro es que los SSD han demostrado ser mucho más rápidos que otros dispositivos, y aunque aún son caros, la evolución hará que en los próximos años vean sus precios reducidos.

A lo largo de esta semana se han presentado dos nuevas unidades de estado sólido provenientes de dos de los grandes del sector. Mushkin Callisto y Patriot Inferno son los nombres con los que estos fabricantes, conocidos principalmente por sus memorias RAM, quieren entrar en el mercado de los SSD.

Mushkin Callisto, su primer SSD

Mushkin Callisto

Callisto es la primera unidad de estado sólido de Mushkin, y se venderá en tres modelos de 60, 120 y 240 GB, todos con velocidades de 285 y 275 MB/s en lectura y escritura, respectivamente. Hablamos, pues, de dispositivos de gama muy alta, de lo más potente del mercado y por supuesto de 2.5 pulgadas de tamaño, todos con tecnología TRIM.

Por su parte, los precios se mantienen en el rango del resto de SSD de otros fabricantes. Mushkin Callisto costarán 220, 370 y 666 dólares dependiendo de su capacidad.

Patriot Inferno, una gama muy alta y potente

Patriot Inferno

El otro nuevo SSD de esta semana es el Patriot Inferno. Este fabricante ya tenía en el mercado unos cuantos modelos, con lo que no es su primer producto y por lo tanto ya manejan cierta experiencia en el sector.

El Inferno se venderá en dos modelos de 100 y 200 GB y también con las mismas tasas de velocidad en lectura y escritura que los Callisto de Mushkin: 285 y 275 MB/s. La única diferencia será la capacidad, claro, pues a la vista de las especificaciones técnicas parecen muy similares.

Quizá lo que más llame la atención de los Patriot Inferno es su carcasa, con esos colores rojos que son muy poco habituales en este tipo de productos. Por su parte los precios son sensiblemente superiores a los de Mushkin, pues hablamos de 369 y 679 dólares los modelos de 100 y 200 GB, respectivamente en la web Newegg.

En definitiva, dos nuevos modelos de dos fabricantes prestigiosos y muy conocidos en el mundo del hardware que vienen para aportar aún más competencia al mercado. Ahora sólo falta que uno de ellos reviente el mercado con un producto a muy bajo precio. A ver si alguno se adelanta y podemos empezar a calificar los SSD como producto asequible para todos los públicos.

Vía | Electronista, CHW.
Más información | Mushkin, Patriot

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos