Compartir
Publicidad

Televisores y reproductores Blu-Ray, los grandes frente a los receptores de medios digitales

Televisores y reproductores Blu-Ray, los grandes frente a los receptores de medios digitales
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las búsquedas eternas que existen hoy en día en el mundo de la electrónica de consumo es la de un centro multimedia. Con él buscamos el equipo perfecto con el que gestionar nuestra cada día más extensa biblioteca digital desde y hacia cualquier dispositivo conectado, acceder a los recursos multimedia que nos ofrece en la actualidad Internet y reproducir formatos nuevos de alta definición aunque sea en soporte físico. Hablo de Blu-Ray por ejemplo.

En esa búsqueda de los usuarios tienen un papel clave los fabricantes. Van colocando migas de pan por nuestro camino y cuando vemos una que nos satisface de momento, la cogemos. Tenemos ahí clásicos como el PopCorn Hour en sus diferentes versiones o los más sencillos Asus OPlay! o WD TV, entre decenas de opciones para todos los gustos.

dlna-sony.jpg

Las promesas tienen que darse prisa

También en la breve historia de los centros multimedia o receptores de medios digitales nos encontramos con promesas que nos cansamos de esperar. BluBrain de Blusens o H2Box. Son equipos que crean muchas expectativas pero nada sencillos de sacar adelante.

bg_fp_led7000_07.jpg

Para cuando salgan se encontrarán con el enemigo en casa: los televisores y reproductores de sobremesa de las grandes marcas empiezan a tomar cartas en el asunto y a ofrecer soluciones cada día más completas y eficaces para que no tengamos que buscar fuera lo que no nos ofrecen en nuestro hogar.

Los televisores y reproductores Blu-Ray, entre otros, incorporan ya de forma natural conectividad Ethernet o incluso WiFi. Disponen de puerto USB al que conectar un disco duro multimedia y poder visualizar contenido con grandes interfaces y bastante efectividad. Y son poco a poco más asequibles.

Hay todavía problemas con la compatibilidad de formatos, códecs o pequeños obstáculos que uno nunca quiere encontrarse cuando se sienta en su sofá frente al televisor y se dispone a ver el último capítulo de su serie favorita: que falle el sonido en un archivo MKV, que no sincronice correctamente los subtítulos o directamente se ponga a buscarlos por nosotros.

Intel no se queda parado

Cuando decimos que la industria se está moviendo en el campo multimedia dentro de los televisores y reproductores de salón no hablamos en vano. Intel ha apostado fuerte por convertir el televisor y demás equipos tradicionales en centros multimedia y conectados.

Tiene procesadores y trabaja mano a mano con los grandes de la industria para que sea una realidad cuanto antes.

bravia-eng-3-applicast-rm-eng1.jpg

Lo que tenemos de momento

Ejemplos de avances de las marcas tradicionales en el campo multimedia dentro de sus gamas de televisores y reproductores de salón encontramos ya bastantes. Algunas de ellas son:

  • Los reproductores Blu-Ray fueron de los primeros en apuntarse a la reproducción de algo más que los nuevos discos y buscar tanto los archivos que llevábamos en nuestro disco duro como los contenidos de Internet, con Youtube y las plataformas de vídeo bajo demanda como elementos principales. El LG BD370 es un modelo excelente en ese campo.

blu-ray_bd370_perfecto.jpg

Algunos fabricantes como LG directamente se atreven con un disco duro multimedia además de estar trabajando en sus equipos tradicionales. El LG MS450H es el ejemplo más claro de que las grandes marcas van a por un espacio que hasta ahora solo tapaban con harapos.

Para el futuro todo serán mejoras

Con paso firme y el respaldo de ser grandes marcas con un porcentaje de inmersión en las casas clave, el televisor o reproductor multimedia mejorará la actualización de su software y funcionalidades, reaccionará antes a los giros del mercado sin necesidad de un nuevo equipos completo, incluirá sistemas y programas para que el acceso a Internet sea una realidad no obstaculizada por intermediarios y al final nos encontraremos todo lo que necesitamos en la propia pantalla.

Si para entonces no hay alternativa más eficaz en el mercado de los receptores de medios digitales, el consumidor tradicional optará por la comodidad y sencillez del mando a distancia de su querido televisor.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos