Publicidad

Sexismo tecnológico en 2016: ¿cuestión de geografía o residuo social?

Sexismo tecnológico en 2016: ¿cuestión de geografía o residuo social?
23 comentarios

Publicidad

Publicidad

En ocasiones la actualidad nos recuerda que en algunos aspectos aún queda mucho por avanzar en la tecnología. Llegamos a Júpiter e imprimimos comida, pero puede que aún nos quede mucho camino por recorrer en cuanto a la igualdad de género, quizás por el componente sociocultural que en ocasiones es todo un bache. Está claro que el dimorfismo sexual y la fisiología dan lugar a productos distintos, pero hay lanzamientos que más que contribuir a la igualdad de géneros logran todo lo contrario.

Hace un tiempo hablábamos de la búsqueda del orgasmo femenino mediante la tecnología, un ejemplo perfecto de que cuando se trata de diferencias anatómicas o funcionales propias de este dimorfismo que comentábamos hay una obvia necesidad de adaptación y por tanto de diferenciación técnica. Pero, ¿qué ocurre con dispositivos cuyo manejo y uso es completamente ajeno a las diferencias anatómicas entre géneros?

Un smartphone y un ordenador "para nosotras"

Justo ayer un fabricante chino presentaba su último producto, del cual hablaron en Xataka Móvil. Quizás la motivación original fuese destacar en ese hacinado campo de fabricantes que es China, porque desde luego Keecoo Mobile no ha pasado desapercibido con su smartphone "diseñado para mujeres".

Al parecer el tamaño (5 pulgadas), la lámina antibacterias del cristal y una cámara frontal aparentemente potente** son las características que hacen de este móvil el que supuestamente necesitábamos las mujeres

Nos hubiese gustado que se tratase de una broma, una de ésas que tenemos en el April Fool's Day o en el Día de los Inocentes, pero como podéis comprobar se trata de un lanzamiento completamente real. Con una mirada aséptica y ajena a cualquier descripción, el smartphone ya llama la atención por su forma hexagonal, pero esto no parece haber sido suficiente como reclamo y lo que se enfatiza es que el tamaño (5 pulgadas), la lámina antibacterias del cristal y una cámara frontal aparentemente potente son las características que hacen de este móvil el que supuestamente necesitábamos las mujeres.

Keecoo

Ver esto en 2016 aún sorprende, pero quizás sorprenda más ver los precedentes que hay en otros dispositivos electrónicos. ¿Diríais que un portátil se ha de adaptar de una u otra manera según el género? La respuesta parece obvia, pero Fujitsu pensó que quizás hasta la fecha no había un ordenador que nos contentase, de ahí que lanzase el Floral Kiss, un portátil diseñado por las empleadas de la marca de modo que fuese hecho por y para las mujeres. El vídeo no tiene desperdicio.

¿En qué se diferencia un ordenador masculino de uno femenino? Atendiendo al Floral Kiss, en el diseño, dado que el procesador Intel i5 y el disco duro de 500 GB que llevaba parecían ser unisex al ser componentes que veíamos en cualquier ordenador. Los el nombre de los acabados lo acababan de decir todo: Luxury Brown, Elegant White y Femenine Pink. Porque al parecer tenía que ser rosa "femenino" y no podía haber otro calificativo como spacial u otros que solemos ver acompañando los nombres de los colores de los modelos.

Floral Kiss

Un producto, eso sí, perteneciente a la división japonesa de la marca y que quedaría para este mercado, como matizaron en su momento en The Telegraph. Un artículo en tono crítico como la mayoría de los que vimos con el tema, tal y como pasó ayer con el móvil de Keecoo.

Pero si hay móvil y ordenador, ¿cómo no va a haber tablet? En Eurostar Group pensaron que las mujeres no teníamos un tablet ideal y lanzaron el ePad Femme, un dispositivo de 8 pulgadas que venía con una serie de apps preinstaladas enfocadas a que no nos faltase de nada; según su criterio, apps de yoga, para hacer la compra, cocinar, etc. En Ars Technica recogieron las palabras de Mani Nair, vicepresidente de marketing, que aunque mantenía que no era un producto sexista da una una explicación que cuesta creer que se realizase en 2013.

[El ePad Femme] es el gadget perfecto para una mujer que tiene dificultades para descargar estas aplicaciones.

ePad Femme

La importancia de lo que no debería ser noticia

Esto da que pensar que puede ser debido a factores sociales tradicionales asociados a las culturas asiáticas, y de hecho hace unos meses en Magnet veíamos cómo una cámara era un completo boom en China al satisfacer el particular y exigente canon de belleza femenino del país en los autorretratos. Sean causa o consecuencia, está claro que el lanzamiento de estos gadgets no contribuye a que haya una igualdad de género en el sector, aunque afortunadamente en contraposición a ello la proporción de géneros está cada vez más repartida a nivel global.

En tecnología suele ocurrir que lo que más destaca o se tiene en cuenta a la hora de evaluar la igualdad es la ocupación de altos cargos en empresas. Y respecto a esto la proporción en occidente no es para tirar cohetes. En 2014 veíamos en un informe de la firma Fenwick & West estimaba que un 11% de los ejecutivos en Silicon Valley y un 25% de los puestos en asistencia técnica estaban ocupados por mujeres. Y hablando del boom de las startups, sólo un 5% pertenecían a mujeres (en Estados Unidos).

No obstante, en los últimos años, y sobre todo en Asia, el número de mujeres ocupando cargos importantes en empresas está aumentando. Es algo que a estas alturas no debería destacar ni ser noticia, pero como decíamos de momento contribuye a que se extingan conceptos e ideas antiguas, y que con un poco de suerte dejemos de ver lanzamientos como los que hemos citado.

Maxine

Algunas de estas mujeres probablemente ya os sonarán, como es el caso de Gheng Wang, co-fundadora y CEO de HTC o Lucy Peng, co-fundadora de Alibaba y CEO del grupo Ant Financial Service. Otros ejemplos son Weili Dai, co-fundadora y presidenta de Marvell, Maxine Fassberg, directora general de Intel en Israel o citando otros ejemplos fuera de Asia y Oriente Medio, las también muy conocidas Angela Ahredts, vicepresidenta senior de Apple, o Marissa Mayer, CEO de Yahoo.

Al menos lanzamientos como el que veíamos ayer de Keecoo son más bien anecdóticos y lo lógico y de esperar es que, aún teniendo en cuenta los factores sociales y culturales, vayan a menos. Esperamos que sea así y que las ideas del tipo "por fin un [gadget genérico] para mujeres" se desvanezcan, así como las desigualdades que en ocasiones aún vemos en algunos eventos tecnológicos.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir