Publicidad

El superordenador de Cerebras no es el más potente del mundo, pero sí tiene el chip más grande: 60 veces mayor que la típica CPU

El superordenador de Cerebras no es el más potente del mundo, pero sí tiene el chip más grande: 60 veces mayor que la típica CPU
12 comentarios

Los superordenadores son todo un logro de la tecnología, donde se demuestra las capacidades informáticas y a dónde se puede llegar en cuanto a potencia se refiere. Generalmente la optimización y la estructura en serie son los aspectos clave para conseguir más velocidad y potencia. Cerebras con su último superordenador tiene una idea diferente: enfocarse en el chip y hacerlo lo más grande posible.

El Laboratorio Nacional de Tecnología Energética (NETL) de Estados Unidos junto con la empresa Cerebras ha presentado su último superordenador. El Cerebras CS-1 es una máquina que dicen que es capaz de superar en 200 veces la velocidad de los superordenadores más rápidos de Estados Unidos.

Será utilizado especialmente para la investigación científica y proyectos relacionados con la ciencia. La máquina puede resolver grandes ecuaciones relacionadas con la dinámica de fluidos. Esto por ejemplo se utiliza para temas tan variados como pronosticar el tiempo o predecir niveles de radiación de una planta nuclear.

F

Un chip de 72 pulgadas cuadradas

Para conseguir semejantes resultados Cerebras dice que hay tres factores que le permiten al superordenador conseguir grandes velocidades. Todos ellos relacionadas al final con el chip que incluye. Este chip tiene un tamaño de 72 pulgadas cuadradas, que es el mayor que se puede obtener de una oblea de 300 milímetros. Gracias a que es un único chip se consigue un mayor ancho de banda, una baja latencia y un gran rendimiento de la memoria.

Cerebras 8 Jpg

A cambio, claro, tienes un chip unas 60 veces mayor que el típico chip GPU o CPU. El WSE (nombre que recibe el chip de Cerebras) es único. Normalmente los fabricantes de chips cogen una oblea y la separan en cientos de piezas más pequeñas que se convierten en chips. Sin embargo Cerebras hace un sólo y gigantesco chip a partir de la oblea. El resto no es tanto hacer el chip sino hacer que esté interconectado de tal forma que todos los núcleos que lo conforman funciones a altas velocidades y sincronizados.

El resultado es un gigantesco chip con 400.000 núcleos y 1,2 billones de transistores. Para ponerlo en perspectiva, uno de los chips más potentes del mundo anunciado recientemente, el NVIDIA A100 de 80 GB, tienen "sólo" 54.000 millones de transistores.

Todo hay que decirlo, el Cerebras CS-1 no es el superordenador más potente del mundo. Semejante título va para Fugaku, un superordenador japonés que se coronó como el más potente del mundo en junio de este año.

Vía | VentureBeat

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios