Compartir
Publicidad
Publicidad

Sansa SlotMusic, el discman de las tarjetas de memoria

Sansa SlotMusic, el discman de las tarjetas de memoria
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando la industria parece que tira más por el camino sensato de las descargas de música directamente en los reproductores portátiles o teléfonos móviles, a los que se dota de interesante conectividad, Sansa se aferra un poco al pasado y aísla su nuevo reproductor del mundo.

El Sansa SlotMusic es un reproductor muy económico, sobre los 20 dólares, pero que necesita de las nuevas tarjetas slotMusic o una microSD cualquiera para disponer de contenido musical que reproducir. Sería algo así como el reproductor de CDs de la era de las tarjetas de memoria.

La idea es la misma: compramos un disco en formato SlotMusic, lo que nos dará una tarjetas microSD con la música del álbum, y solamente tenemos que meterla en su ranura para empezar a escuchar ese disco. Sin descargas de Internet ni tener que depender de un ordenador. Quizás hasta tenga su cuota de mercado, pero me parece que no será así.

sansaslotmusicplayers.jpg

Los puntos positivos de un reproductor como el Sansa SlotMusic son claros: economía en su adquisición, no dependencia de un ordenador para tener la música (a no ser que quieras grabarte tus propias tarjetas para usarlas en el reproductor) y que podemos personalizar el exterior con carcasas que vienen en algunos packs dedicados a artistas en concreto, y que nos sale por 35 dólares con una tarjeta microSD incluida.

Los negativos, entre muchos otros, son principalmente la dependencia de las tarjetas, pues no hay memoria interna que valga con el Sansa SlotMusic o la ausencia de pantalla. Por no hablar del uso que hace de las pilas, que debemos cambiar cuando se agoten o al menos recargarlas si usamos una de tipo AAA que se pueda reutilizar. La autonomía con una de esas pilas es de 15 horas.

rihanna.jpg

El Sansa SlotMusic se pone a la venta este mes en EEUU y a Europa es probable que nos llegue para el año que viene, pero no le auguro nada de éxito la verdad, pues en el mercado hay reproductores tan pequeños, sencillos de usar y casi tan económicos, pero que llevan una pequeña pantalla o memoria interna, por muy reducida que sea ésta.

Respecto a los discos en formato SlotMusic, el precio de los mismos es de 15 dólares con una tarjeta de 1 GB. Eso sí, las canciones, en formato MP3, no tienen DRM y vienen a calidad de 320 kbps. El punto negativo es que de momento solo podemos encontrar en EEUU unas pocas decenas de discos de los artistas más importantes.

ThickeBundle.JPG

Más información | SlotMusic.
Imágenes de Cnet.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos