Compartir
Publicidad

Mobile World Congress 2008: conclusiones

Mobile World Congress 2008: conclusiones
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Terminado ya el Mobile World Congress 2008 es el momento de empezar a pensar ya en la edición del próximo año, no sin antes hacer unas últimas reflexiones sobre lo que han dado de si estos últimos cuatro días.

La presente edición ha resultado algo descafeinada en comparación con otras, ya que no ha habido ninguna "noticia bomba" ni presentaciones espectaculares. Se rumoreaba desde la posibilidad de que el iPhone 3G fuera desvelado (aunque yo creo que Steve Jobs nunca permitiría algo así en un evento que no sea suyo) a múltiples demostraciones de terminales con Android.

Al final nos hemos quedado con que el iPhone solo estaba presente en un ministand de O2 dentro del de Telefónica y que Android todavía está bastante verde y que hasta finales de año es poco probable que podamos ver terminales reales funcionando correctamente.

Así pues, esta ha sido una feria más de evolución que de revolución. Si el año pasado lo que más remarcaban los fabricantes era la televisión en el móvil, este año la apuesta ha sido por las pantallas táctiles. Pocos fabricantes, como Nokia, han sido los que no disponían de algún modelo con, al menos, parte de la pantalla o de los controles táctiles.

Hablando de Nokia, el disponer de solo un prototipo con pantalla táctil, cuyo funcionamiento era, además, bastante irregular, ha sido una de las decepciones del MWC 2008. Muchos esperábamos ver algún modelo ya funcional, pero parece que la cosa se alargará más de lo previsto. El fabricante finlandés debería ponerse las pilas, porque sus competidores se le están adelantando bastante en este terreno.

Eso sí, el Mobile World Congress es cada vez más grande y con más gente. Resulta ya imposible cubrirlo por completo y poder dedicarse a visitar todo aquello que nos interesa en tan solo cuatro días, resultando agotador simplemente visitar a los grandes, por la cantidad de personas que se acumulan allí.

No me extrañaría nada que en pocos años la feria tenga que trasladarse a un recinto aun mayor del que está en la actualidad, que empieza a verse desbordado por la cantidad de expositores que asisten a él. Esperamos ya el del año que viene con renovadas ganas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos