La relación entre la hepatitis aguda infantil y los perros no es más que una hipótesis y, por ahora, una poco sólida

La relación entre la hepatitis aguda infantil y los perros no es más que una hipótesis y, por ahora, una poco sólida
16 comentarios

En la última semana ha llegado a los medios la noticia de que la autoridad sanitaria del Reino Unido (UKHSA) ha considerado la posibilidad de una vinculación entre los casos de hepatitis infantil y la presencia de perros en el entorno de los pacientes. Esto ha sucedido a raíz de un informe técnico publicado por la agencia la última semana. ¿Qué es lo que dice exactamente el informe sobre las mascotas?

La hipótesis canina. La hipótesis de que esta hepatitis esté relacionada con las mascotas está lejos de ser la principal via de investigación. El informe dedica tan solo un párrafo de sus 49 páginas a esta hipótesis. Explica que en las encuestas realizadas se observó un “relativamente alto” número de casos en los que existía contacto con perros, concretamente un 70%.

Una pista en una maraña. Los expertos están trabajando en explorar lo que este dato quiere decir, pero no aseguran que sea necesariamente relevante. Estas pesquisas están basadas en cuestionarios realizados a los familiares de los pacientes, y el propio informe explica que los datos de los que disponen son muy limitados.

Como ya se ha señalado el principal sospechoso de estos casos es un adenovirus, un tipo de virus muy frecuente en humanos, vinculado con enfermedades diversas de mayor o menor gravedad (muy a menudo leves), aunque se siguen buscando otras explicaciones. Esta hipótesis no es incompatible con la posibilidad de que las mascotas tengan algo que ver, pero sí es la principal hipótesis con la que trabajan los equipos.

Cuando las mascotas sí están relacionadas con enfermedades. Existen multitud de enfermedades que son transmitidas de animales a humanos, las conocidas como zoonosis. Probablemente la Covid se haya convertido en la zoonosis más infame, pero antes de la pandemia enfermedades como la malaria, el zika o la rabia estaban entre las más temidas.

Las zoonosis son más habituales en entornos donde las personas interactúan con mayor número de animales, como sería el contexto agrícola y zonas rurales, pero también pueden transmitirse a través de animales domésticos. Entre las zoonosis más comunes causadas por mascotas en el contexto español pueden contarse la rabia o la toxoplasmosis.

La prevención es clave. Algunas de estas enfermedades son graves, en el caso de la rabia incluso potencialmente mortales; pero también infrecuentes. Y es que precisamente los animales domésticos están menos expuestos a otros agentes externos como pueden ser los animales salvajes. No menos importante, las vacunas para animales y los medicamentos también juegan un papel importante en la prevención de estas enfermedades.

Imagen | Sabina Fratila

Temas
Inicio