Compartir
Publicidad

Los jóvenes dedican un tercio de su tiempo libre a "usar dispositivos electrónicos" y, además, están cada vez más solos

Los jóvenes dedican un tercio de su tiempo libre a "usar dispositivos electrónicos" y, además, están cada vez más solos
Guardar
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si la llegada de la fotografía estuvo vinculada al miedo a que esos cacharros pudieran robarnos el alma, la llegada de los dispositivos electrónicos ha estado indudablemente conectada con el miedo a que nos aislaran de los demás. Nosotros mismos hemos dedicado muchos artículos al problema para concluir que aún teníamos conclusiones firmes.

Sin embargo, el paso de los años está empezando a darnos suficiente perspectiva para comenzar a evaluar en qué nos ha cambiado los dispositivos electrónicos. Y la sorpresa quizás sea que, con todos los matices que queramos poner, los datos señalan que, sobre todo, la tecnología nos está dejando más solos.

Más de un tercio del tiempo libre

Sin Ti Tulo 2 3 Fuente: UK Harmonised Time Use Survey (2015)

Los jóvenes menores de 25 años dedican un tercio de su tiempo libre a utilizar dispositivos electrónicos como teléfonos móviles, tabletas, ebooks o portátiles. Eso supuso unas 14 horas a la semana en 2015. Los datos son de la 'Harmonised Time Use Survey' del Reino Unido, pero a juzgar por otras encuestas de las que disponemos son bastante homologables al resto de países europeos.

Sobre todo, en la tendencia que marcan. Porque, en realidad, las tendencias afectan (con mayor o menor intensidad) a todas las edades y casi todas las conclusiones son extrapolables al resto de generaciones. Según los datos de la encuesta, la mayor parte del tiempo dedicado a los dispositivos se centra en pasatiempos, videojuegos y un algo inespecífico "informática". En segundo y tercer lugar están ‘descansar’ (que incluye buscar cosas en internet o chatear con el móvil) y consumir información en medios de masas.

Sin Ti Tulo 2 2 Fuente: UK Harmonised Time Use Survey (2015)

Si analizamos los datos con mayor detenimiento, quizás la diferencia más significativa sea que las personas más jóvenes tienen más probabilidad de se usuarias intensivas de redes sociales. Y eso genera un mayor uso medio de dispositivos electrónicos independientemente de la edad: el efecto agregado es claro.

Somos cada vez más sedentarios, también, en nuestro tiempo libre

Comparado con el año 2000, la gente dedica menos tiempo de ocio al deporte y a las actividades culturales. Esto se debe, en parte, a la inclusión de la categoría “uso de dispositivos” entre las opciones de respuesta de la encuesta. En el caso de las actividades culturales, la reducción parece deberse a un desplazamiento de esos contenidos a una modalidad de consumo basada en dispositivos tecnológicos.

En el caso de las actividades deportivas, la cosa no está tan clara. Aun teniendo en cuenta la pujanza de actividades sedentarias como los videojuegos entre los jóvenes, la tendencia al sedentario está generalizada en todas las edades desde, al menos, los años 60 del siglo pasado.

Sin Ti Tulo 2 1 Fuente: UK Harmonised Time Use Survey (2000 y 2015)

Como podemos ver, solo la franja de edad de 26-36 años ha aumentado la cantidad de tiempo que dedican al ocio activo desde el año 2000. Y una buena parte de ello, según los expertos, se debe al retraso de la edad de emancipación y la baja de la natalidad hasta después de que comience el "declive físico".

¿Nos estamos volviendo menos sociables?

Rawpixel Com 369788

Seguramente el dato que preocupa más a los expertos no es que, en 2015, la gente pasara una media de 6 horas a la semana socializándose. Sí, supone una caída del 12’7% desde el año 2000. Pero la verdad es que, si lo comparamos con el tiempo libre total del que disponen mujeres y hombres (43 y 38 horas respectivamente), tendremos que concluir que socializamos poco.

Lo que sí preocupa a los expertos es los datos señalan que la llegada de los dispositivos hace que tengamos una mayor tendencia a pasar tiempo solos. El 46% del tiempo que dedicamos a usar dispositivos lo hacemos solos frente al 29% del tiempo del resto del tiempo libre en general. Este tipo de estudios no nos permite saber qué fue antes (la soledad o el uso), pero es una señal de alarma.

Poco a poco, la idea de que la soledad tiene efectos perniciosos en la salud va haciéndose más popular entre los expertos. Por eso, las cifras de la 'HTUS' son inquietantes. Sean síntomas o causas, no hacen más que confirmar que estamos ante una de las grandes epidemias del siglo XXI.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos