El petróleo está en su precio máximo desde 2014: a casi 100 dólares el barril y creciendo por la crisis de Ucrania

El petróleo está en su precio máximo desde 2014: a casi 100 dólares el barril y creciendo por la crisis de Ucrania
42 comentarios

El precio del barril de petróleo Brent ya ha superado los 95 dólares. Desde septiembre de 2014 no se veía un nivel tan alto de precios y la situación actual contrasta radicalmente con la que veníamos teniendo desde hace un par de años, donde el precio ha venido rondando los 40 dólares.

En unos pocos días el precio del petróleo ha dado otro salto, empujado por los miedos a la posible invasión de Ucrania por parte de Rusia y la dificultad de acceder a los suministros. De manera equivalente a la crisis del gas que ha puesto en jaque los precios de la energía, la crisis con Ucrania se ha traducido en un incremento en el precio del combustible, donde en el caso de España se ha batido por segunda semana consecutiva el precio de la gasolina.

Los analistas prevén precios de locura. JP Morgan ha informado que predice un nuevo "superciclo", donde el precio del barril brent supere los 125 dólares en 2022 y alcance hasta los 150 dólares en 2023. Otros analistas como UBS son algo más optimistas, pero también aseguran que se superarán pronto los 100 dólares el barril de Brent, además de por la incertidumbre con Ucrania porque las reservas están en mínimos.

Solo en lo que llevamos de año el petróleo ha subido un 21%. La Agencia Internacional de la Energía (IEA) ha estimado que el equilibrio entre oferta y demanda para el petróleo va a estar tensionado. En su informe anual apuntaba que entre octubre y diciembre del año pasado se utilizaron hasta 345.000 barriles extra de lo que habían calculado.

Una demanda adicional que ha facilitado que el precio del petróleo siga escalando. Y este 2022 va por un camino todavía más precipitado, con una subida en el precio del Brent de un 21%. En el caso del petróleo WTI, también se han visto subidas del 26% en lo que llevamos de año.

Con el gas ya se ha visto que Rusia ha bajado drásticamente sus envíos a Europa. Durante estos meses hemos visto con el gas la capacidad de influencia que tiene Rusia en el acceso a la energía. IEA cree que Rusia tiene la capacidad de aumentar sus envíos de gas en al menos un tercio, pero no lo ha hecho. En el último mes, el envío de gas a través de Ucrania ha caído significativamente. Ahora, con los rumores de invasión tan intensos, el miedo a que una situación similar ocurra con el petróleo se ha intensificado, lo que se refleja en el precio.

Números rojos: las bolsas caen, la gasolina en máximos. La crisis con Ucrania ya se está notando en la economía. La primera de riesgo de los bonos españoles a diez años ha superado los 100 puntos, las principales bolsas europeas han experimentado caídas por encima del 2% y el precio de la gasolina está batiendo récords y ya está por encima de los 1,56 euros el litro.

Un cóctel perfecto. El precio del petróleo lleva meses subiendo. La crisis con Ucrania y el temor a que Rusia recorte los suministros no son sino el último factor que ha hecho subir el listón. De fondo tenemos la problemática de que las reservas de petróleo son limitadas y que, con la recuperación de la economía a medida que se controla la pandemia, el consumo está volviendo y la demanda se está incrementando. Todo parece indicar que nos espera un 2022 donde el petróleo y el precio del combustible va a ser uno de los temas que marcará el debate económico mundial.

Imagen | Chris Haws

Temas
Inicio