La Comisión Europea quiere gravar las ganancias extra de las eléctricas por el gas para invertir en renovables

La Comisión Europea quiere gravar las ganancias extra de las eléctricas por el gas para invertir en renovables
38 comentarios

La crisis energética que vive Europa, agravada por la guerra de Ucrania, ha hecho que la UE se plantee cambios que había rechazado con anterioridad, como la desvinculación del precio de la luz del gas. Ahora, la Comisión Europea va a plantear otra medida que no había considerado abordar: gravar las ganancias extraordinaria que las empresas energéticas han obtenido como consecuencia del aumento de los precios del gas en los últimos meses, según informa Reuters.

La intención de la Comisión es que el dinero obtenido con ese impuesto se invierta en energías renovables y medidas de ahorro energético, como ayudas para reformar inmuebles y hacerlos más eficientes, y así reducir la dependencia energética de la Unión Europea de combustibles fósiles.

Hace tan solo unos meses, el Gobierno de España ya intentó gravar los beneficios que habían obtenido las empresas energéticas a consecuencia de las subidas del precio del gas, pero finalmente redujo la medida porque se enfrentó a una fuerte oposición de las compañías del sector. Lo que plantea ahora Europa es similar, aunque el Ejecutivo de Pedro Sánchez lo pensó como una medida para reducir el precio de la factura de la luz y la UE lo ve, principalmente, como una forma de avanzar hacia su independencia energética a través de las renovables.

Un impuesto nacional

Las fuentes consultadas por Reuters señalan que el plan de la Comisión Europea no es introducir un impuesto en toda la UE, sino habilitar mecanismos legales para que los 27 países miembro puedan introducir este gravamen a nivel nacional sin infligir las normas comunitarias.

Los gobiernos de casi todos los estados miembro de la UE, incluida España, ya han puesto en marcha medidas extraordinarias para tratar de reducir el impacto de la subida del precio del gas en la factura de la luz de los hogares, principalmente a través de exenciones fiscales y subsidios. La Comisión plantea que parte de lo recaudado con este impuesto también podría destinarse, en parte, a apoyar a los consumidores y las industrias afectados por los altos precios de la luz.

Esta propuesta está incluida en las políticas de cambio climático que la Unión Europea se encuentra negociando en estos momentos con los países miembro y su Parlamento, y se presentará públicamente la semana que viene. Hasta ese momento, el borrador al que ha tenido acceso Reuters esta semana podría cambiar.

Imagen | Anton Romanko

Temas
Inicio