Publicidad

La fatiga por suscripción: de ahorrar en compras y alquileres a una oferta abrumadora (Despeja la X, 1x47)

La fatiga por suscripción: de ahorrar en compras y alquileres a una oferta abrumadora (Despeja la X, 1x47)
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace unos diez años muchos descorchábamos el champán y soltábamos las palomas cuando pudimos empezar a usar Spotify. Por fin teníamos una herramienta para escuchar música de forma legal, con una gran experiencia de usuario, un catálogo inmenso y un precio más que justo.

Una década más tarde, el sentimiento frente a las suscripciones ha cambiado, al menos en buena parte. De propuestas que mejoraban la oferta anterior hemos pasado a un abrumador catálogo de suscripciones para prácticamente todo: música, cine, series, deportes, software, servicios físicos -no digitales-, y hasta coches que ya se anuncian con esta palabra mágica. Muchos pequeños pagos que acaban engrosando cifras que pueden acabar siendo insostenibles cada mes si no aplicamos algo de control.

Este es el tema que tratamos esta semana en Despeja la X, tanto Santi Araujo, como siempre a los mandos de cada episodio, como un servidor, Javier Lacort. Ambos te pedimos que, si te gusta el contenido, te "suscribas" a nuestro podcast... aunque sin tener que pagar nada a cambio.

Escucha y suscríbete a 'Despeja la X'

DLX

A continuación puedes escuchar el episodio de esta semana. Si lo prefieres, puedes suscribirte directamente en cualquiera de las plataformas en las que estamos, así no tendrás que preocuparte cada vez que salga una nueva entrega.

Nuevo paradigma

Netflix

¿Quieres escuchar música? 10 euros al mes por Spotify. ¿Películas y series? Netflix, otros 11 euros. ¿Y ver los partidos de la Liga? BeIn, 10 euros más. ¿Jugar al enorme catálogo de Xbox Game Pass? 10 euros más, por favor. ¿Y online? Otros 6 euros. ¿Trabajas con Office 365? Sumemos 7 euros más entonces. ¿Y Dropbox para tener todo sincronizado y en la nube? 10 euros adicionales.

En un momento, 64 euros mensuales, el equivalente a casi 800 al año por servicios que ofrecen un excelente ídem mientras pasemos por caja... pero de los que no quedará nada en cuanto dejemos de pagar. Y la lista se va engrosando.

Por supuesto, hay planes familiares, opciones gratuitas que pueden ser suficientes para algunos casos, e incluso cuentas compartidas sin problemas que ayudan a abaratar los costes. Eso es tan cierto como que a la ecuación podemos seguir sumando servicios como DAZN, YouTube Premium, FlixOlé o añadan ustedes las plataformas que quieran. Tantas combinaciones como humanos somos en el planeta.

En este nuevo escenario en el que fabricantes y desarrolladores de cada vez más tipos de bienes y servicios apuestan por migrar a entornos de suscripción, el control es clave si no queremos acabar asumiendo sumas de gastos cada vez menos asumibles. De fondo, el traslado paulatino hacia un nuevo paradigma en el que tiene cabida el alquiler, pero cada vez menos la compra. La propiedad se va difuminando.

Cada semana, un nuevo capítulo

Y recuerda: cada jueves tienes un nuevo capítulo de nuestro podcast Despeja la X, en el que analizamos a fondo el gran tema tecnológico de cada semana.

Si te quedas con ganas de más dosis tecnológica en audio, puedes escucharnos en el resto de podcasts de Xataka, con distinta temática y formato:

  • Captcha (iVoox, iTunes, Pocket Casts, YouTube o Spotify): el gran viaje a través del presente y futuro de la Inteligencia Artificial que busca explicar a fondo cómo funciona la llamada "nueva electricidad", la disciplina científico tecnológica más apasionante de los siglos XX y XXI.
  • Insert Coin (iVoox, Spotify o iTunes): cada programa, un invitado super especialista y técnico en algunos de los temas que nos fascinan.
  • Xataka Now (iVoox, Spotify o iTunes): la actualidad tecnológica diaria, resumida en forma de informativo de unos minutos.

¡Gracias por acompañarnos!

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir