Este porexpán es biodegradable por una sencilla razón: está hecho con palomitas de maíz

Este porexpán es biodegradable por una sencilla razón: está hecho con palomitas de maíz
23 comentarios

Si te pregunto lo que es la espuma de poliestireno expandido puede que no sepas de lo que te hablo, pero todo cambia si te digo porexpán. Nos hemos hartado de ver este material protegiendo productos en cajas, y formando parte de vehículos ultraligeros como drones. Es ligero, es barato de producir y puede moldearse para que adopte cualquier forma.

Pero el porexpan tiene el problema de no ser biodegradable, y reciclarlo resulta caro y difícil. Así que la universidad alemana de Georg han trabajado en una alternativa: hacerlo a base de palomitas. Sí, palomitas de maíz, de las que nos comemos mientras vemos series y películas.

Más aislante, más reusable y hasta convertible en biogas

Porexpan palomitas
Sí, esto que ves son palomitas comprimidas en un molde con la ayuda de un aglutinante.

El proceso para fabricar este porexpán de palomitas no tiene demasiada complicación. Partimos del maíz cortado por una máquina en tiras finas, y luego usamos vapor a alta temperatura para que explote como cuando lo colocamos en el microondas.

Una vez tenemos esos trozos de palomitas hechos, éstos se mezclan con una sustancia proveniente de plantas que los aglutina y finalmente se presurizan con un molde. Dejas que la mezcla se endurezca, retiras el molde y ya tienes un porexpán completamente biodegradable.

Y no sólo eso: este bio-porexpán absorbe mejor el calor, no se inflama y se puede reutilizar sin demasiados problemas. Y cuando su vida útil llega a su fin puede convertirse en biogas o en alimento para animales. De momento la compañía Bahl ya ha licenciado el producto y lo venderá como protector en cajas o hasta para aislante en edificios.

Quien sabe. Quizás en el futuro podremos hacer el unboxing de un televisor y al mismo tiempo tomarnos su embalaje protector como aperitivo.

Temas
Inicio