Compartir
Publicidad
Publicidad
Mitos y realidades sobre el consumo energético de la minería de bitcoins
Criptomonedas

Mitos y realidades sobre el consumo energético de la minería de bitcoins

Publicidad
Publicidad

La minería de bitcoin imponen un coste energético cada vez mayor: el crecimiento de la dificultad y de los nodos que verifican las transacciones en la cadena de bloques (el proceso de minado) ha hecho ese coste difícil de calcular, pero hay quien se ha aventurado a estimar una equivalencia singular.

Es el caso del banco ING, que ha publicado un estudio según el cual el minado de un bitcoin en la cadena de bloques impone un coste energético que ronda los 200 kWh, energía con la cual se podría mantener un hogar medio durante todo un mes, aseguran los responsables de esa investigación.

Una comparación difícil

Teunis Brosens, el responsable del estudio, afirmaba en él que precisamente ese alto coste de la minería de bitcoins permite garantizar la integridad de la red, ya que ese alto coste hace que quienes tratan de "hacer trampas" tengan que asumir un altísimo coste energético para poder intentar vulnerar el sistema en el que se basa la plataforma bitcoin.

Consumo1

Los grandes nodos —"benevolentes", los califica el autor— que se encargan de la minería bitcoin dominan el proceso de minado, y según sus estimaciones una de estas verificaciones, o lo que es lo mismo, la minería de un bitcoin equivale a un consumo de 200 kWh.

Brosens indicaba que "eso es suficiente para dar suministro a mi casa durante cuatro semanas, porque se consumen unos 45 kWh por semana con un coste de 39 euros en la factura eléctrica (con los actuales precios finales para el usuario en Holanda)".

Ese coste es grande en comparación con otras criptodivisas, pero es aún más grande si lo comparamos con el coste de las transacciones económicas tradicionales: así, una transacción con Visa tiene un consumo estimado de 0,01 kWh, lo que supone 20.000 veces menos consumo de energía".

¿Cuánta electricidad usa realmente bitcoin?

El consumo estimado de la plataforma bicoin es materia de estudio en distintas comunidades de expertos, y hay quien como en Digiconomist indica que actualmente ese consumo anual ronda los 21,59 TWh.

Bitcoin0

Como señalan en este último estudio, aunque es fácil calcular la tasa de cálculo total de la red (el llamado hashrate), es imposible saber cuál es el consumo real de energía ya que no hay un registro central que indique qué máquinas están activas "minando" y qué consumo tiene cada una. Para lograr una estimación razonable, en estudios como este se tienen en cuenta los ingresos y costes de los mineros. No es una medida perfecta, pero sí más razonable que tratar de estimar el número de vatios consumido por Gigahash/s, por ejemplo.

Bitcoin1

Según esa estimación, el consumo por transacción coincide con el indicado por el estudio de ING, 211 kWh, pero es que si ponemos en perspectiva esa cifra nos damos cuenta cómo según esas estimaciones lo que consumen todas esas transacciones anuales en bitcoin es comparable al consumo anual de un país como Ecuador.

Ese consumo podría suministrar energía a casi 2 millones de hogares en Estados Unidos durante un año, y de hecho en ese segundo estudio se indica que con la energía necesaria para una sola transacción se podría suministrar energía a 7,14 hogares durante un día: aquí la cifra baja respecto a la indicada por ING, aunque es de suponer que tanto el consumo como el coste de la energía son sensiblemente mayores en la estimación de Digiconomist.

Las teles, lavadoras y los iPad también consumen un montón de energía

Todos estos estudios son difíciles de validar dada esa naturaleza "anárquica" del bitcoin, pero es evidente que el consumo energético de la minería es muy elevado.

Mineros Los centros de minería de bitcoin hacen uso de grandes instalaciones con miles de ASICs que consumen una cantidad de energía realmente alta para lograr su propósito. Esa cantidad, no obstante, debe ser puesta en perspectiva.

Sin embargo todo se puede poner en perspectiva, algo que por ejemplo hacían en The Kernel hace algún tiempo. Según un estudio de Electric Power Research Institute de 2012 —el PDF no está ya disponible—, un iPad usaba de media 9 kWh al año. Por entonces Apple había vendido 170 millones de iPads, que en conjunto usarían 1,53 TWh al año. Los 21,53 TWh que se estima que consume actualmente la plataforma bitcoin no parecen tan alejados después de todo.

De hecho, hay otros ejemplos igualmente destacables: en el primer trimestre de 2012 se vendieron algo más de 43 millones de televisores LCD, cuyo consumo anual combinado (hay calculadoras como esta que ayudan en esas estimaciones) era de 8,8 TWh, y estamos hablando de un solo trimestre de ventas.

Más datos: se estima que solo en Estados Unidos hay más de 65 millones de lavadoras, que de media consumen 300 kWh al año. Si hacemos la cuenta, el consumo combinado de todas ellas sería de 19,5 TWh al año. Prácticamente el consumo de la plataforma bitcoin, y solo hablamos de las lavadoras en Estados Unidos. La perspectiva, como suele ocurrir, puede cambiarlo todo.

En Xataka | Hemos calculado la rentabilidad de minar bitcoins y ethereums en 2017 para romper tus sueños de hacerte rico

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos